GRUPO PLAZA

heroes comic con

Rubén Pellejero: "Richard Corben podría dibujar una historia de Corto Maltés, pero no hacer la serie"

Rubén Pellejero, dibujante de Corto Maltés, habla con CulturPlaza sobre la segunda entrega de la serie y lo que le depara el futuro. El autor acudió como invitado al Heroes Comic Con València

25/02/2018 - 

VALÈNCIA.- Con Bajo el sol de medianoche el guionista Juan Díaz Canales y el dibujante Rubén Pellejero lograron el aplauso del respetable en su intento de recuperar a Corto Maltés, el carismático marinero creado por/ y alter ego del italiano Hugo Pratt. Con Equatoria, las críticas han sido incluso mejores hasta el punto que la Federación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (Cegal) le ha concedido el Premio Zona Cómic que reconoce a la mejor publicación de 2017. Pellejero ha sido uno de los invitados a la primer edición de Heroes Comic Con València.

— ¿Más relajados?

— Sí. Siempre la primera vez es más difícil. Por lógica tomarle el pulso a un personaje, y más cuando es uno como Corto Maltés, no es fácil. Pero cuando pasó la publicación de Bajo el sol de medianoche nos reunimos Canales y yo para hablar de lo que habíamos hecho bien y lo que habíamos hecho mal. Es verdad que quedamos bastante satisfechos, pero también sabíamos que había cosas que mejorar como el tempo, los personajes, cómo enfocar los personajes femeninos…

— ¿Qué destacarías de Equatoria?

— La evolución natural. En el primero estamos muy condicionados por el peso de lo que supone Corto Maltés, pero en el segundo ya estábamos más tranquilos y hemos empezado a introducir más elementos nuestros pero sin alejarnos de lo que es la obra de Pratt. Ya no se trata de prolongarla sino de continuarle, de ir aportando algo nuestro en cada entrega e ir un poco más allá.

— ¿Y habrá tercera entrega?

— Sí, Canals está en plena vorágine creativa. Está todo muy avanzado.

— ¿Cuántas entregas más habrá o sois cholistas y vais partido a partido?

— Sí. El contrato es para un álbum y si va bien, como ha pasado, se renueva. Si las ventas van mal supongo que el proyecto se acabará pero de momento la editorial está contenta, así que somos optimistas.

— ¿Y cómo es vuestra relación creativa? 

— Todo empieza con una conversación entre los dos, para ver qué temas nos gustaría tocar, en qué periodo de la vida de Corto queremos situarla… de ahí sacamos el primer esbozo de la idea. Para esa primera parte, nos viene muy bien la promoción del libro anterior porque pasamos mucho tiempo juntos. Luego Canales se pone a escribir y se pone a resolver el rompecabezas que hemos ideado. Primero me da una sinopsis y, si estamos de acuerdo, se pone a escribir y hace el guión de un tirón. Luego, si tengo algo que decir se lo comento, y luego ya viene el dibujo.

— En este caso partís de la historia del Preste Juan y la famosa carta falsificada sobre el reino de Equatoria. El fake es del siglo XII pero seguro que el que lo hizo pensó que si no servía para reconquistar Jerusalem acabaría en un guión de Corto Maltés.

— La verdad es que es una historia que tiene el punto exacto de verdad y fantasía para convertirse en el telón de fondo de una de las aventuras de Corto. Incluso el nombre de Equatoria, que parece que se lo haya inventado Canales, es cierto.


— ¿De quién parte la idea de hacer una versión en color y otra en blanco y negro?

— De la editorial, es una cuestión comercial, pero en el caso de Corto tiene mucho sentido. Cuando colaboraba con Manara (El verano indio, o El gaucho) utilizaron el color, y La juventud de Corto Maltés también se publicó originalmente en color. Es cierto que las primeras obras son en blanco y negro y que es como le han leído miles de fans, pero las últimas sí se publican en color y luego decide reeditar toda su obra en color. Por otra parte, en estos tiempos, hay una parte del público que quiere color y parte de esta gente descubrió al personaje con Bajo el sol de medianoche y luego se ha puesto a leer a Pratt. Pero nosotros propusimos la doble versión y se aceptó en el primer momento. Esto es una cosa que solo puedes hacer con un personaje como Corto, en cualquier otro caso te van a decir que ni lo sueñes. Además, desde el punto de vista narrativo, está justificado: la luz, el ambiente, la atmósfera… Y el blanco y negro también, tiene una fuerza propia.

— Las mujeres en Equatoria tienen un papel muy importante.

— Si, igual que en toda la obra de Pratt. Además son mujeres muy fuertes que tienen un papel fundamental en las historias. Para empezar es el hijo de la Gitana de Malta, pero luego podemos empezar por Pandora Grovesnore y seguir con todas las demás: Banshee O’Danan, Mélodie Gael, Morgana, Luoise Brookszowyc, Venexiana Stevenson, Sanghai Lill… En Bajo el sol… las mujeres están presentes, pero son un personaje colectivo, por separado ninguna tiene mucho peso. En ese sentido, Equatoira se aproxima más al espíritu de Pratt. Además, cada una de ellas representa algo distinto. Algunas, como Afra, tienen además un valor simbólico muy importante.

— Con Bajo el sol… los listos, que son muchos y muy listos, decían que era casi una herejía que otros autores tocaran a Corto, pero la realidad les ha quitado la razón, aunque no creo que rectifiquen.

— En EEUU, donde los personajes son de la editorial, se lo van pasando de un autor a otro, pero en Francia donde el concepto de autor se respeta pasa lo mismo. Asterix, Lucky Luke… incluso Spirou. El mejor Spirou es probablemente el de Franquin y el personaje ni siquiera era suyo. Luego he perdido la cuenta de cuántos autores los han dibujado, algunos mejor que otros. Pero lo importante, cuando se recupera un personaje, es cómo y para qué.

— ¿Richard Corben podría dibujar a Corto Maltés?

— No veo porqué no, pero él podría hacer un one shot o un ‘Corto Maltés visto por…’ pero no podría hacer la serie. Una cosa es coger al personaje y que den permiso para hacer lo que quieras, pero otra muy distinta es que te pidan seguir la serie, lo que te obliga a mantener el espíritu original. Hay que tener en cuenta al personaje, por supuesto, pero también al autor y lo que quiso hacer con él. Además, tienes que respetar al público, el personaje también es suyo. Si nos hubiéramos quedado con el personaje pero roto con el autor ¿qué habría pasado? ¿Hasta qué punto puede resultar interesante? Creo que en este caso es fundamental ser respetuoso con la obra original.

— ¿Y, en vuestro caso, dónde está el límite?

— Por un lado, es evidente: Pratt dejó muchos periodos de Corto en blanco y ahí es donde podemos situar nuestra historias. Por otro lado, está el espíritu del cómic. Corto tiene que seguir siendo el que se las da de no dárselas, un personaje con cierta ambigüedad que no es un héroe ni un antihéroe… Nosotros tenemos que hacer un Corto que sea Corto, que sea de Hugo Pratt y, por supuesto, que sea cada vez más nuestro.

— ¿Y el final de Corto?

— Ese es un tema interesante. Se supone que Corto desaparece en la Guerra Civil española ¿Podemos escribir nosotros esa historia? Canales y yo pensamos que no, salvo que se quisiera cerrar la serie. Ese episodio, de momento, tiene que seguir como está porque es parte de la leyenda del personaje.

— Y si te dan a elegir continuar el personaje que quieras ¿cuál escogerías?

— No lo sé… creo que ninguno. Ya he hecho a Corto ¿Qué más quiero? [risas] El caso es que jamás me imaginé que acabaría haciendo a Corto. Creo que ni yo ni nadie. A lo mejor si te dicen que te van a encargar Flash Gordon, pues lo ves más normal, pero Corto parecía intocable.

— De hecho, cuando te lo propuso Canales tardaste unos días en dar el ‘sí quiero’

— A él se lo propuso Patricia Zanotti, que había coloreado los comics de Corto y era su editora en Italia, y además trabaja en Kong, que es la editorial que tiene los derechos de Pratt. Él aceptó enseguida y me lo propuso. Nosotros nos conocíamos hace tiempo, y habíamos hablado incluso de colaborar, así que cuando me llamó, al principio, pensé que quería hacer algo ‘tipo’ Corto Maltés, no recuperar el personajes. Luego le pedí unos días para pensármelo, valorar los pros y los contras porque un proyecto así puede acabar ocultando toda tu obra y al final accedí.

— ¿A ver si ahora te van a llamar para que resucites a Tintín?

— [Risas] No creo. Hergé dijo que Tintín moriría con él, en cambio Pratt no se opuso a que alguien retomara su personaje.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email