GRUPO PLAZA

fuertes pérdidas hasta junio

Victoria, dueña de Saloni y Keraben, se despeña en bolsa entre idas y venidas de grandes inversores

20/11/2018 - 

VALÈNCIA. A Victoria PLC, fabricante de alfombras y propietario de las azulejeras castellonenses Keraben y Cerámica Saloni, le siguen sacudiendo duro en la bolsa londinense donde cotiza desde diciembre de 2013. Y el castigo se acentuó tras la presentación de sus últimas cuentas proforma el pasado 29 de octubre, que arrojaron una pérdida de 39,7 millones de libras esterlinas -al cambio unos 44,5 millones de euros- como se aprecia en la tabla adjunta.

Dichas resultados consolidados proforma no están auditados y abarcan el estado de pérdidas y ganancias del grupo a 30 de junio de 2018, y lo hacen reflejando lo que habría sido la inclusión de Keraben y Cerámica Saloni desde junio de 2017, ésta última pese a realizarse la compra en agosto pasado. Cierto es que los ingresos del grupo alcanzaron los 609,3 millones de libras -unos 684 millones de euros-, según la información recabada por este diario de la base de datos del parqué londinense.

Unos días después de reportar las cuentas semestrales, y mientras el mercado le seguía 'zurrando' de lo lindo, optó por anular una emisión de bonos senior a cinco años por valor de 450 millones de euros para pagar su deuda bancaria. La operación estaba en marcha e incluso la agencia internacional de calificación S&P ya le había adjudicado a dicha emisión la nota de 'BB', es decir, grado de especulación o más conocido como 'bono basura'.


Ayer las acciones de Victoria PLC cerraron en Londres a 465 peniques, por lo que desde el día del anuncio de sus últimos resultados consolidados proforma -que serán actualizados el próximo 27 de noviembre- se ha dejado en el parqué prácticamente una cuarta parte de su valor. Claro que echando la vista atrás, la compañía ha cedido prácticamente un 44% en lo que va de ejercicio incluyendo el 'factor Brexit'.

De este modo, la capitalización del proveedor de Buckingham Palace se ha reducido por debajo de los 591 millones de libras, es decir, unos 663 millones de euros. O lo que es lo mismo: a caballo entre Talgo (647 millones de euros) y Lar España (788 millones) en lo que a las cotizadas españolas sería.

Movimientos accionariales

Mientras tanto la fuerte caída de Victoria PLC en bolsa ha venido acompañada de un importante aumento de la contratación -siempre a tener en cuenta, tanto en subidas como en bajadas- por aquello de los movimientos realizados por los grandes inversores que tiene en su capital. Solo en lo que va de mes, y siempre según la información constatada por Valencia Plaza del London Stock Exchange (LSE), los norteamericanos de Invesco -primeros accionistas de la empresa- han movido dos veces ficha declarando el pasado 15 de noviembre tener en cartera el 23,50% del capital.

Por su parte, sus colegas de JP Morgan hicieron lo propio anunciando cinco días antes que tenían una posición del 4,41%; mientras que el 7 de noviembre fueron los británicos de Merian Global Investors -la nueva Old Mutual Global- los que pasaron de tener el 9,78% a contar con menos del 5%; y, por el contrario, los neoyorquinos The Spruce House Partnership elevaron su participación desde el 12,28% hasta el 13,56%. Todas estas idas y venidas han tenido lugar durante el presente mes de noviembre.


El grupo empresarial radicado en el condado británico de Worcestershire aterrizó en el clúster castellonense hace apenas un año y desde entonces ha venido cerrando operaciones por un valor de casi 400 millones de euros que han valido a esta compañía, tradicionalmente productora de moquetas y que tiene en la realeza británica a uno de sus significados clientes, a posicionarse entre los grandes productores de baldosas cerámicas de origen español. 

Hace ahora justamente un año se hizo pública la adquisición del grupo Keraben, una marca de gran tradición en el sector, por un valor estimado en casi 275 millones de euros. Tendría que pasar apenas nueve meses para que engendrara una nueva operación de calado y, así, a lo largo del pasado verano, en agosto, dio otro salto más en el sector azulejero al cerrar la compra de Cerámica Saloni, que hasta entonces estaba en manos de Mosaiq -la antigua Obinesa nacida fruto de la transformación de la castellonense Lubasa-. El valor de la operación estuvo muy cercano a los cien millones de euros.

Las dos empresas adquiridas por Victoria PLC emplean en sus diferentes plantas -repartidas entre los municipios castellonenses de Nules y Sant Joan de Moró- a cerca de 1.100 trabajadores y el volumen de facturación anual supera los 225 millones de euros anuales en su conjunto. Estos números convierten al grupo empresarial británico en la séptima compañía más potente del mercado azulejero español, el primer exportador europeo y el segundo en el mundo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email