Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

jornada en la consultora auren

Nazca Capital da fe de que la Comunitat es una codiciada pieza para el capital riesgo

20/03/2018 - 

VALÈNCIA. Nazca Capital, sociedad gestora de fondos de capital riesgo líder en España, dio fe este pasado jueves de que la Comunitat Valenciana se ha convertido en una codiciada pieza para el capital riesgo. Así lo constataron Celia Pérez-Beato y Emilio Manchón, socia y director de Inversiones respectivamente de Nazca Capital, en una jornada organizada por la consultora Auren en sus instalaciones valenciana. Allí estuvieron presentes media docena de empresarios que no perdieron detalle para conocer las ventajas que ofrece esta alternativa de financiación.

Javier Plana, Inmaculada Baixauli e Inmaculada Vidal ejercieron de anfitriones en un acto donde que comenzó con una radiografía del capital riesgo en España. "El 'private equity' aportó más de 27.000 empleos en 2017 en un año récord", apuntó Vidal, que recordó a los asistentes que esta fórmula no es otra cosa que "recursos financieros a cambio de participaciones en empresas no cotizadas". Y no le faltó razón a la analista de Auren Valencia porque Ascri, la Asociación Española de Capital Riesgo, señaló hace un par de meses que las inversiones crecieron en España un 27% a lo largo del pasado año hasta alcanzar un récord de 4.900 millones de euros, según sus primeras estimaciones.

"La Comunitat Valenciana es un buen nicho de mercado para el capital riesgo y hay ganas de invertir", apuntó Baixauli, directora de Auren Valencia, que fue más allá manifestando que "las empresas valencianas están abriendo el capital en lo que es una etapa más en la compañía". Planas asentía mientras recordaba algo a tener en cuenta: "Se están pagando multiplicadores altísimos".


Celia Pérez-Boato, socia de Nazca Capital, llevó a cabo una visión de lo que es esta firma de capital riesgo, que en los últimos años ha entrado -y salido- del capital de empresas valencianas. Ahí están los recientes casos de la charcutera de Sollana Juan Luna, compañía especializada en el loncheado, corte y envasado de productos de charcutería y quesos (principalmente de importación) donde entró hace justo dos años; la valenciana Caiba, compañía pionera en España en el sector de envases de plástico especializada en el diseño y fabricación de preformas y envases de PET, donde aterrizó a finales del verano de 2016; o Moldcom Composites SL (McBath), uno de los líderes europeos en los platos de ducha de resina con sede en Ribarroja, que le compró al Grupo Zriser en febrero de 2017.

Pero, sin duda, una de las operaciones más rápidas en las que entró y salió Nazca Capital fue en la firma castellonense de esmaltes cerámicos Fritta, dado que a finales de 2013 se hizo con la mayoría -a través del fondo Nazca III- y quince meses después se la vendió a los árabes de Investcorp, compañía gestora de productos de inversión alternativa. "Les ayudamos a desarrollar tintas digitales y a crecer más. Fue una transacción perfecta para todos y mientras tanto Fritta continúa, tiene su marca y un proyecto de crecimiento muy interesante. Es verdad que estuvimos 15 meses pero nuestra media es de 4,2 años y ha habido proyectos en los que hemos permanecido hasta 8 años", incidía Celia Pérez-Buato.

La socia de Nazca Capital recordó que la compañía lleva 17 años invirtiendo a través de los fondos Nazca I, Nazca II y Nazca III con tamaños de 100, 150 y 230 millones de euros  respectivamente; mientras que ya han desinvertido totalmente de los dos primeros y el cuarto tiene un 'músculo' 275 millones.


"En más del 70% de los casos nos asociamos con las familias de la empresa en cuestión y siempre buscamos compañías con un modelo de negocio que tenga ventas competitivas, que sea sólido y que busque diferenciarse. Entramos como socios a medio plazo para crear valor y en consejos que sean ágiles, reducidos y se tomen decisiones rápidas", advertía Pérez-Buato.

Asimismo, la socia de Nazca Capital recordó de la importancia de tener un buen equipo, estar en sintonía con la empresa donde llegan y la importancia de emprender más allá de los territorios naturales "donde la Comunitat Valenciana sabe mucho de ello y el sector cerámico es un ejemplo clarísimo de ello".

Por su parte, Emilio Manchón, director de Inversiones de Nazca Capital, habló de la firma catalana Agromillora donde entraron en mayo de 2013 en la que es líder mundial en multiplicación de frutales de hueso, olivos y vides. "Los accionistas buscaban profesionalizar la gestión de la compañía de la mano de un socio que les apoyara en la toma de decisiones estratégicas. Para ello diseñamos una estructura organizativa que les permitiese coordinar las tareas transversales". A finales de octubre de 2016, Nazca vendió su participación en Agromillora a Investcorp, los árabes que se habían quedado con Fritta. "En ese tiempo multiplicamos por tres el beneficio", reconocía Manchón.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email