GRUPO PLAZA

LA CARTERA RECOMENDADA... 

Cuatro valores para aprovechar la rotación cíclica

1/03/2021 - 

MADRID. En los primeros meses de la pandemia, los inversores se refugiaron en los valores que mejor podían afrontar los efectos de la crisis sanitaria en la economía. Compañías tecnológicas, del sector salud o defensivas como las eléctricas, pronto se recuperaron de las caídas iniciales. En el otro extremo, las compañías con negocios más sensibles al ciclo económico se vieron muy penalizadas ante el deterioro de sus cuentas por la crisis económica. 

A medida que las expectativas de un control de la pandemia generan una mayor confianza en la recuperación de la economía, los sectores cíclicos están atrayendo un mayor interés por parte de los inversores. En las últimas semanas se ha acentuado este movimiento de los inversores hacia compañías que, aunque todavía presentan importantes incertidumbres, tienen unas valoraciones muy bajas en comparación con las de los sectores que han liderado las subidas en meses anteriores.

A continuación, explicamos las características principales de cuatro compañías de perfil cíclico pertenecientes a sectores diversos, que pueden ofrecer una vía para invertir en la rotación hacia valores cíclicos. Se trata de compañías que operan en sectores diversos de la economía: viajes, financiero, energía e industria básica.

AMADEUS

Es una compañía de software que ofrece soluciones tecnológicas para el sector de viajes. Tiene dos líneas de negocio principales: servicios de gestión de reservas y pasajeros para las líneas aéreas y aeropuertos, y servicios de distribución para agencias de viajes y otros agentes del sector. La crisis le ha supuesto en 2020 una caída de sus ingresos del 70%, pero sus pérdidas han sido moderadas y su situación financiera sigue siendo sólida.

La recuperación de su nivel de actividad anterior a la pandemia será gradual y está todavía rodeado de incertidumbres, pero el mercado está empezando a anticipar que lo peor ha pasado para la compañía y que en los próximos 2-3 años la situación del sector de viajes tenderá a normalizarse. El atractivo de la compañía va más allá de una simple recuperación cíclica, pues se trata de una compañía tecnológica con capacidad de expandir sus servicios a otros sectores de la economía.


CAIXABANK

El sector bancario fue el segundo sector con peor comportamiento en 2020 tras el energético. La gran sensibilidad del negocio bancario a las crisis explica que los inversores se mostraran reticentes a invertir en él en los primeros meses de la crisis. Además, el recuerdo de la gran crisis bancaria de 2009-2012 todavía está presente en el ánimo de los inversores. En los últimos meses, sin embargo, el sector está teniendo una recuperación significativa ante un mayor optimismo sobre el impacto final de las crisis en sus cuentas.

CaixaBank va a afrontar en 2021 su proceso de fusión con Bankia que le va a generar unos ahorros de costes muy importantes que creemos no están plenamente reconocidos por el mercado. La diversificación de ingresos es mayor que en otros bancos por la aportación de su negocio asegurador y las comisiones de gestión de activos. Finalmente, el repunte de la rentabilidad de los bonos que se está observando en las últimas semanas es un factor positivo para el sector bancario en general.

ARCELORMITTAL

Las compañías dedicadas a la exploración y producción de materias primas registraron un impacto moderado en sus operaciones al principio de la pandemia, una vez tuvieron que paralizar su actividad para frenar el repunte de contagios. No obstante, en los últimos meses, con la revitalización del sector industrial y el optimismo ante una normalización de la situación epidemiológica a lo largo del segundo semestre del 2021, el precio de las materias primas y metales preciosos han registrado una sólida evolución desde mínimos de 2020.

ArcelorMittal es una compañía especializada en la producción de acero, que opera en diferentes mercados, tanto en mercados emergentes como desarrollados. A su vez, tras finalizar con éxito su programa de reducción de deuda, ha pasado a poner el foco en la retribución al accionista, con la puesta en marcha de un programa de compra de acciones  propias y la reanudación del pago de dividendo en junio de 2021. Tras la venta de su negocio en EE UU a Cleveland Cliffs, afronta los próximos ejercicios con una sólida base de caja, con un foco en el crecimiento orgánico y la mejora de la base de costes de la compañía.   


REPSOL

El precio del barril de petróleo Brent, tras su declive en abril del año pasado como consecuencia de la crisis del covid-19 y la saturación de los almacenes, ha alcanzado el nivel de 65 dólares por barril, tras un tirón de más de un 20% en lo que llevamos de año. De esta manera, con la perspectiva de que la OPEP+ seguirá apoyando al mercado manteniendo la producción en niveles reducidos, el sector de energía se sitúa como uno de los principales ganadores en bolsa en el ejercicio de 2021.

De esta manera, la cotización de Repsol supera el umbral de 10€ por acción como consecuencia de la rotación de los inversores hacia aquellos sectores más desfavorecidos por la implementación de medidas de restricción de la movilidad. No obstante, a pesar de ser una compañía integrada verticalmente en el sector petrolero, Repsol también está poniendo especial énfasis en su transformación hacia una compañía de cero emisiones netas para 2050. Lidera proyectos pioneros en la Península Ibérica respecto a la producción de biocombustible e hidrógeno verde o renovable al mismo tiempo que se ha marcado el objetivo de multiplicar casi por 5x su capacidad de producción de generación de energía de bajas emisiones.

Nicolás López es director de Análisis de Renta Variable y Andrés Aragoneses es analista

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email