GRUPO PLAZA

hasta finales de octubre

Bollywood vuelve a València con el rodaje de ‘Sarkaru Vaari Paata’

Está previsto que la película de habla telugu se estrene en India en enero del 2022

25/10/2021 - 

VALÈNCIA. Durante el mes de octubre pasear por València ha sido como formar parte de un enorme plató. Ya sea por el caso de la serie 'Citadel', de los hermanos Russo (para Amazon Prime) o por el de ‘Sarkaru Vaari Paata’ una producción de Gopi Narravula (de Foreign Productions India) que lleva gestándose en la ciudad desde hace un par de semanas. Sin embargo ambas grabaciones no han tenido nada que ver, mientras que la serie estadounidense se ha hecho notar desde finales del mes de agosto cortando calles enteras y espacios céntricos como las Torres de Serranos o la Plaça del Tossal la película india ha pasado casi desapercibida. 

Localizaciones únicas

José Trullenque, director de localizaciones, justifica parte de este fenómeno en los escenarios “exóticos” que ofrece la ciudad: “En este tipo de proyectos se busca una escenografía muy potente. Para esta película en concreto se pusieron sobre la mesa localizaciones como Sevilla, Zaragoza y Teruel aunque al final solo serán Barcelona y València las ciudades que acogerán el rodaje de esta súper producción. Los equipos indios muestran un enorme interés por el rodaje en España, dado que el clima es muy bueno y se pueden encontrar parajes muy diversos en zonas próximas a las capitales, Trullenque considera que no somos conscientes de la suerte que tenemos con la climatología española: “Ellos vienen aquí a propósito por eso. En estos rodajes que se mueven por todo el mundo eligen destinos españoles solo por el sol”.

En el caso de esta producción el equipo de casi 90 personas (sin contar extras de la escuela de danza de Barcelona) se ha desplazado durante el mes de octubre por localizaciones como el barrio judío de Sagunto, la Plaza de la Virgen, Umbracle e incluso el Casino Cirsa. Una de las claves de la grabación en València es que los espacios suelen confirmar su disponibilidad con poca antelación: “En este tipo de producciones las localizaciones cambian constantemente”, aclara Trullenque, “muchas veces los actores son los que mandan, para el equipo son como dioses. Es por ello que el rodaje en gran parte va acorde a ellos”. Para Trullenque es muy importante también que se pueda lucir la ciudad en condiciones en la película: “Solemos intentar grabar en escenarios reconocibles como por ejemplo la Plaza del Ayuntamiento, al final estas superproducciones suelen generar un elevado volumen de turismo que puede repercutir favorablemente a la ciudad donde se realizan. Sin embargo muchas veces vemos que se empeñan en grabar en zonas comunes como pueden ser las playas o en espacios que no tienen un gran interés como grandes explanadas… intentamos reconducir el rodaje a localizaciones en las que se pueda lucir lo mejor de la ciudad”.

Para el equipo de localizaciones València ofrece una elevada disponibilidad de espacios que se adapta además a las exigencias cambiantes de los actores u otros miembros del equipo. Trullenque explica que muchas veces el rodaje se acorta sencillamente porque a un actor no le interesa permanecer en una localización más tiempo: “Alguna vez se ha dado el caso de que una grabación que estaba planteada para un día se haya acortado sencillamente porque al actor le apeteciera hacer turismo por la zona. El equipo sucumbe a estas exigencias, muchas veces se pagan y se cierran localizaciones que no se llegan a usar en ningún momento, los protagonistas son mucho más importantes que el dinero”. Sin embargo en ciudades como Barcelona (donde se rodará la película durante el mes de noviembre) estos cambios son impensables: “Los cambios de hoy para mañana no funcionan del todo bien en ciudades como Barcelona, al ser una ciudad tan concurrida hay que pedir los permisos hasta con 15 días de antelación. En estos rodajes es impensable ya que se cambian los planes constantemente. A veces es un poco desquiciante trabajar a la orden constante de los actores”.

La exigencia de las estrellas

Trullenque no solo se encarga de buscar las localizaciones perfectas para los films, a veces las peticiones del equipo actoral van más allá: “Son personas muy exigentes y manejan una elevada cantidad de dinero, los actores se gastan verdaderas millonadas en efectos personales: 12000€ en vinos de bodegas, 18000€ en artículos de lujo de marcas como Hermes... Ahora mismo algunos de los actores se han empeñado en adquirir unos vasos de cristal fino para llevarlos como souvenirs de vuelta a la India, los del equipo nos estamos volviendo locos intentando encontrarlos”. También cabe tener en cuenta que para este tipo de grabaciones se mueven equipos multitudinarios que requieren cuidados específicos, en cuestiones como la alimentación el cátering no es una opción. Suelen traer cocineros propios y siguen la misma dieta que en sus ciudades de origen, Trullenque aclara que esto se debe a que la comida les suele resultar muy insípida fuera de su país.

Sin embargo, y a pesar de todas las exigencias de cara a desplazamientos y cuidados del equipo de cara a la grabación no se limitan tanto los espacios: “Esto no es como las producciones de Hollywood en las que se cortan las calles y se ambientan los espacios de cero, en las películas de Bollywood se graba con lo que hay, a veces ni les importa que aparezcan coches ajenos o personas paseando por detrás con la bolsa de la compra. En estos aspectos son muy poco exquisitos, lo que haya es lo que sale, en sus películas suelen integrar escenas de la vida cotidiana”. Trullenque aclara que evidentemente los espacios se suelen delimitar de alguna forma, pero que al grabar planos con espectáculos de baile y componentes visuales tan potentes estos aspectos suelen pasar más bien desapercibidos, lo que les importa es que se perciba el “exotismo” de las localizaciones españolas. No sucedía lo mismo en el caso de 'Citadel', por ejemplo, ya que en su rodaje las calles se transformaron por completo en escenarios cerrados. En el caso concreto de la grabación realizada en las Torres de Serranos se podía ver como se recreaba una escena típica de Fallas con un monumento falso al que se le prendía fuego, cerca de este una selección de extras festejaba cerca de stands falsos como una churrería o una horchatería. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email