GRUPO PLAZA

opinión

Cambio de escenario para las sicavs

Tras muchos años de 'ruido', el pasado 1 de enero entraba en vigor la nueva regulación Ley 11/2021 de medidas para la prevención y lucha contra el fraude, erosionando el atractivo fiscal de las sicavs

9/03/2022 - 

VALÈNCIA. Las sicavs han sido durante muchos años el vehículo de inversión preferido por los clientes de rentas altas a la hora de gestionar su patrimonio financiero. Poder disfrutar de su ventaja fiscal (tributando únicamente al 1% en el Impuesto de Sociedades), además de permitir tener el control total sobre el rumbo de sus inversiones, era la combinación perfecta para que muchos se decantasen por esta solución.

Sin embargo, en los últimos años hemos asistido a diversas amenazas por parte de los partidos políticos que vaticinaban el endurecimiento de la fiscalidad del vehículo. Las dudas generadas por las incertidumbres ha provocado una disminución, tanto en el número de sicav dadas de alta en la industria como en el volumen bajo gestión.

Finalmente, tras muchos años de 'ruido', el pasado 1 de enero entraba en vigor la nueva regulación Ley 11/2021 de medidas para la prevención y lucha contra el fraude, erosionando el atractivo fiscal de las sicavs. 

A partir de ese momento, para poder seguir tributando al 1%, se debe contar con al menos 100 accionistas con una inversión mínima de 2.500 euros, durante al menos tres cuartas partes del año. En caso de no cumplir con los nuevos requisitos, la tributación pasará a ser del 25% en el Impuesto de Sociedades.


Ante este cambio de escenario, el regulador ofrece un "periodo transitorio" para que los dueños de las sicavs tomen la decisión y realicen los trámites necesarios para disolverse o mantenerse. Cabe señalar que, si se opta por la continuidad de la misma, deberá ser un vehículo abierto, comercializado activamente. Si la opción elegida es la disolución, se permitirá el diferimiento de la tributación por parte de los socios en su impuesto personal de las rentas generadas como consecuencia de la liquidación, siempre que se reinvierta el total liquidado en otras instituciones de inversión colectiva (IICs) españolas.

Desde Ibercaja, hemos trabajado con los clientes analizando todas las posibles soluciones y realizando trajes a medida para cada uno de ellos. Entender las necesidades personales de cada inversor, es clave para tomar las mejores decisiones financieras y fiscales.

Gama de soluciones

Teniendo en cuenta que un número elevado de sicavs van a optar por la disolución, en la entidad hemos diseñado una gama de soluciones que dan respuesta a las necesidades de nuestros inversores: Selección Banca Privada 30 y Selección Banca Privada 60. Adaptados a diferentes perfiles de riesgo, ambos apuestan por una cartera global y diversificada, gestionada activamente por nuestros profesionales, con un enfoque claro de preservación de capital y comisiones ajustadas, similares a las que venían soportando los clientes en las Sicav.

Desde Ibercaja quedamos a su disposición a través de nuestro equipo de banca privada para resolver cualquier duda sobre la que requiera más información.

Nerea Satrústegui Moreno, Área Técnica Ibercaja Gestión

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme