Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

medidas para protegerse de posibles rebrotes de la covid-19

Los países de la UE compartirán datos de rastreo de móviles para garantizar la temporada turística

16/06/2020 - 

BRUSELAS. La Comisión Europea ha aprobado unas especificaciones técnicas que compartirán todos los Estados miembros de la Unión, para compartir la información sanitaria de sus sistemas de salud a través de las aplicaciones móviles para el rastreo de contactos y de contagiados con Covid-19 en todo el territorio.

Los Estados han acordado que esta información esté descentralizada para garantizar la interoperatibilidad de estas apps que ya están funcionando o a punto de hacerlo en distintos países europeos, de cara a las vacaciones de verano  y a la inminente apertura de fronteras.

Los Estados miembros de la Unión Europea (UE) garantizarán un intercambio de información seguro entre las aplicaciones nacionales de rastreo de contactos con una arquitectura descentralizada. Esto afecta a la inmensa mayoría de las aplicaciones de rastreo que ya se han puesto en marcha en la UE o que están a punto de ponerse. Una vez que se despliegue la solución técnica, estas aplicaciones nacionales funcionarán sin interrupción cuando los usuarios viajen a otro país de la UE que también siga el enfoque descentralizado. 

Se trata de un nuevo gran paso hacia la interoperabilidad de las aplicaciones móviles para rastrear las infecciones por coronavirus, en un momento en que los Estados miembros empiezan a suprimir las restricciones a los viajes transfronterizos a tiempo para las vacaciones de verano. El comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, ha declarado: «Según se acerca la temporada turística, es importante garantizar que los europeos puedan utilizar la aplicación de su propio país cuando viajen por la UE. Las aplicaciones de rastreo de contactos pueden ser útiles para limitar la propagación del coronavirus, especialmente en el marco de las estrategias nacionales de supresión de las medidas de confinamiento».

La comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, ha declarado: «Las tecnologías digitales son cruciales para alertar a nuestros ciudadanos sobre los riesgos de infección y para romper las cadenas de transmisión cuando estamos reabriendo nuestras sociedades y economías. Insto a nuestros ciudadanos a que las utilicen, ya que estas tecnologías solo pueden ser eficaces si tenemos una masa crítica de usuarios y existe interoperabilidad de las aplicaciones a través de las fronteras de la UE. La seguridad de los datos, los derechos fundamentales y la protección de la intimidad en estos instrumentos digitales no serán negociables».

La mayoría de los Estados miembros ha decidido poner en marcha aplicaciones para dispositivos móviles para complementar el rastreo manual de contactos en relación con la propagación del coronavirus. La inmensa mayoría de las aplicaciones nacionales aprobadas se basa en una arquitectura descentralizada, lo que significa que los identificadores arbitrarios de los usuarios detectados en la inmediaciones durante un período determinado quedan en el teléfono mismo y se cotejan con los identificadores de los usuarios con infección declarada. La especificación técnica de interoperabilidad permitirá que estos controles se realicen también en el caso de los usuarios que viajen desde otros Estados miembros, sin necesidad de descargar varias aplicaciones nacionales.

Próximas medidas

La información de proximidad compartida entre las aplicaciones se intercambiará de manera cifrada para impedir la identificación de cualquier individuo, en consonancia con las estrictas directrices de la UE sobre protección de datos. Por ejemplo, no se utilizarán datos de geolocalización. 

Para seguir apoyando la racionalización del sistema, la Comisión está dispuesta a crear un “servicio de pasarela”, una interfaz para recibir y transmitir de manera eficiente la información pertinente de los servidores y las aplicaciones nacionales de rastreo de contactos. Esto minimizará el volumen de datos intercambiados y, por lo tanto, reducirá el consumo de datos por los usuarios. Los Estados miembros podrán actualizar las aplicaciones para permitir el intercambio de información entre aplicaciones nacionales y descentralizadas tan pronto como estén listas técnicamente.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email