Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

estudio impulsado por la febf y el ayuntamiento

Así es la hoja de ruta para convertir a València en una potente (y verdadera) plaza financiera

25/09/2019 - 

VALÈNCIA. "Son 300 folios de estudio donde se trata de mostrar la importancia que supone impulsar las finanzas desde la Comunitat Valenciana y queremos aumentar el protagonismo de esta plaza financiera con el apoyo de todos. Las líneas fundamentales para el desarrollo estratégico de la plaza financiera son formación, información, talento, tecnología y competitividad". Así se expresaba ayer Isabel Giménez, directora general de la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros (FEBF), en la presentación del estudio 'Factores dinamizadores de la Comunitat Valenciana como plaza financiera', patrocinado por Caixa Popular y el Ayuntamiento de València.

Junto a la anfitriona estuvieron Manuel Illueca, director general del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF); Pilar Bernabé, concejala de Innovación en Sectores Económicos y Empleo del Ayuntamiento de València; y Rosendo Ortí, director general de Caixa Popular. Todos ellos protagonistas en este estudio -además de otro buen número de personajes- en lo que es la hoja de ruta para convertir a València en una potente (y verdadera) plaza financiera. 

Abrió el fuego Manuel Illueca haciendo una reflexión de los orígenes de esta plaza, que no son otros que "el sector agrario que en su momento se desarrolló y cuyos excedentes buscaban alternativas de inversión". El director del IVF recordó "el desastre de las cajas que vivimos hace una década donde fue la propia demanda la que afectó al sector, mostrando un camino totalmente diferente, porque ese sistema era muy difícil sobrevivir en una plaza regional como ésta. Es la demanda la que va a ir configurando el sistema financiero". Y no le falta razón.


Asimismo destacó que en "los últimos 15 años se ha generado un cambio de mentalidad, desde la globalización con la proliferación de nuevos agentes financieros"; mientras recordó el reto que supuso "poner en funcionamiento dos palancas públicas como el IVF y Afin SGR, el nuevo nombre de la SGR de la Comunitat Valenciana. En el IVF teníamos una herramienta que había desaparecido y hoy en día tiene una actividad de capital riesgo y hemos invertido 40 millones de euros. El Instituto Valenciano de Finanzas es una realidad que tiene la dimensión que puede tener con una gestión prudente".

Sobre Afin SGR anunció que "arrastraba 400 millones de pasivo y estaba en quiebra. Hablamos con el Banco de España y tratamos de reflotarla sin cargar a la Generalitat Valenciana. Este año terminaremos con 30 millones de avales, en 2020 con 40-45 millones y nuestro objetivo son los 60 millones". Illueca, que tiene claro que el reto desde las administraciones públicas no es otra que "optimizar las dos herramientas públicas como apoyo al sector privado como son el IVF -como banco promocional- y Afin SGR, anunció que ésta última está ultimando la venta de una cartera importante de activos. "Dicha venta nos va a dar liquidez suficiente para liquidar deuda senior y el préstamo participativo de la banca".

Una nueva Afin SGR

En este sentido manifestó que "antes de final de año el problema de Afin SGR habrá llegado a su fin y estará completamente recuperada". Conviene recordar que se debían 400 millones a la banca "y la deuda se quedaría en 17 millones de euros en un préstamo participativo, cuyo proceso lo cerraremos en 2021, y tendremos tesorería suficiente para deber lo que debamos. Era necesario recapitalizar la sociedad; hemos vaciado la cartera de una manera relevante y los activos que nos quedan por vender están muy provisionados, lo que nos queda es muy manejable. Nuestra SGR es ya una empresa normalizada igual que cualquier otra del ámbito español".

A continuación tomó la palabra Rosendo Ortí, director general de Caixa Popular, que contó la historia de éxito de la que es la primera cooperativa de crédito valenciana y cuyos orígenes se remontan a 1976, cuando lograron la ficha bancaria del Banco de España tras haber tomado buena nota de la cooperativa de Mondragón. "Lo era un sueño hace 42 años es un éxito mientras han desaparecido muchas entidades incluyendo grandes 'monstruos". Para ello citó las seis claves del modelo de éxito de la entidad: ser un modelo de propiedad, potenciar la cultura de empresa, ser diferentes, establecer políticas de alianzas, tener un modelo especial de gobierno corporativo y el fomento de valores cooperativos como la solidaridad".


Pilar Bernabé, concejala de Innovación en Sectores Económicos y Empleo del Ayuntamiento de València, valoró muy positivamente el estudio por la importancia de reflexionar sobre factores que puedan dinamizar la Comunitat Valenciana. "València participa en este estudio sobre todo en un aspecto fundamental, que consideramos que es el eje dinamizador del nuevo modelo económico de la ciudad: convertir València en la ciudad de la innovación y la tecnología". Y para ello presentó la plataforma València Tech City, "una iniciativa de colaboración público–privada donde queremos que todos los agentes económicos y sociales de la ciudad que desarrollan innovación y tecnología puedan asociarse y referenciarse nacional e internacionalmente desde una ciudad atractiva para este tipo de inversiones".

En su intervención, Bernabé destacó la voluntad del gobierno municipal de que "la ciudad cumpla su cometido  de facilitar la actividad económica" para lo que puso como modelo -y ejemplo- el turismo en aspectos como la desestacionalización  o la colaboración público-privada "que también sirven para un sector tan importante y estratégico como el del conocimiento, la innovación y la tecnología". En este sentido destacó el papel que debe desempeñar la plataforma VLC Tech City, dentro de la cual se contempla la creación de una oficina de inversión de la ciudad de València que trabaje en la promoción  de la ciudad en todo el mundo como lugar para invertir en el ámbito tecnológico. Asimismo recordó que "València cuenta ya con 25.000 metros cuadrados en la Marina, destinados al conocimiento y la innovación, con especial incidencia en áreas como la náutica, y que "se van a destinar otros 50.000 metros cuadrados más también en la Marina".

Igualmente se refirió a espacios como el Centro de Innovación Las Naves o La Harinera, como otros espacios que puedan atraer a pequeños y grandes inversores, por ejemplo en sectores como el de los videojuegos, así como a los más de 2.000 metros cuadrados en el barrio de Velluters, "que albergarán espacios para el desarrollo del diseño coincidiendo con la elección de València como Capital Mundial del Diseño en 2022. Tenemos ciudad, espacios adecuados, compromiso de las instituciones, capital humano y talento".

Plataforma VLC Tech City

Bernabé también informó que dentro de la actividad de la plataforma VLC Tech City como foro de encuentro "se va a desarrollar un plan estratégico que tiene entre sus líneas fundamentales la promoción (de forma que la ciudad esté presente en todos los grandes eventos tecnológicos del mundo), alianzas  de conocimiento y defensa de los intereses del tejido económico valenciano".

Finalmente Isabel Giménez, directora general de la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros, se encargó de realizar un resumen de las principales conclusiones obtenidas en este estudio elaborado a lo largo de los tres últimos años en la FEBF mediante encuestas y entrevistas en profundidad de los principales actores de la Comunitat Valenciana. A este respecto señaló que "los factores determinantes de inversión son el entorno macroeconómico, los mecanismos de asignación de fondos y las condiciones que rodean los proyectos de inversión”.

En relación a la inversión extranjera directa, Isabel Giménez apuntó que el estudio valora especialmente la seguridad jurídica y la estabilidad políticas y que, para poder atraer inversiones extranjeras directas, se exige: madurez democrática, seguridad jurídica, estabilidad política y propuesta fiscal diferencial. Además, incidió en destacar que el estudio establece tres posibles itinerarios estratégicos, que no son excluyentes y pueden simultanearse: el desarrollo de la plaza financiera a partir de la plaza económica, el impulso del ecosistema emprendedor, y el desarrollo de herramientas a medida de las pymes. Como dice el estudio "un territorio no es un stock de recursos estático, y la Comunitat Valenciana está en condiciones para afrontar un posicionamiento dinámico sustentado desde su plaza financiera, incluyendo en su hora de ruta fuerzas de atracción territorial intangibles para potenciar plenamente su atractivo para las inversiones internacionales".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email