GRUPO PLAZA

La operadora no consigue recuperar la cota de los cuatro euros por acción

BlackRock toma el relevo bajista de Marshall Wace en una Telefónica que se desinfla en bolsa

9/12/2021 - 

VALÈNCIA. 'Nueva intentona de Telefónica (TEF) para recuperar la cota de los cuatro euros en bolsa'. Así abría la sección de bolsa este diario el pasado 12 de noviembre, cuando la operadora volvía a tener en su capital a uno de los bajistas más clásicos en la renta variable española como es Marshall Wace. Dicho hedge fund declaraba un 0,54% ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), con lo que al igualar o superar el mínimo legal del 0,50% tenía que desvelar el nombre ante el mercado. Era la vuelta de este fondo de alto riesgo desde que en julio de 2020 comunicara al supervisor una posición corta del 0,48%.

Sin embargo, tal y como lo ha constatado Valencia Plaza de la base de datos pública de la institución presidida por Rodrigo Buenaventura, los británicos han recogido velas. O cuanto menos tienen una participación inferior al 0,50%, que sí iguala -o mejor dicho supera- BlackRock Investment Management (UK) Limited, con unos 'cortos' del 0,56% a fecha dos de diciembre del año en curso. Se trata de la primera posición bajista de esta firma integrada dentro de la mayor gestora del planeta como es la estadounidense BlackRock. Para que el lector se haga una idea, la 'roca negra' fundada por Larry Fink en 1988 gestionaba al cierre del primer trimestre de 2021 unos 8 billones de euros. O lo que es lo mismo: casi siete veces más del Producto Interior Bruto (PIB) de España.

BlackRock aterriza -como bajista- en el capital de una TEF que se desinfla en bolsa y, de momento, es incapaz de recuperar en el parqué bursátil la cota psicológica de los cuatro euros por acción. La última vez que lo hizo fue el pasado 22 de noviembre, cuando las 'matildes' cerraron en los 4,065 euros tras dispararse un 6,39%. Pero, ¿a que se debió tamaña subida? Al anuncio de la OPA de KKR sobre Telecom Italia poniendo sobre la mesa casi 11.000 millones de euros, que sacudió a las principales operadoras europeas.

Fue la mayor subida de la cotizada española desde el pasado 13 de enero, cuando se catapultó un 9,67% tras anunciar la venta de las torres de su filial Telxius Telecom a American Tower por unos 7.700 millones de euros. La operación fue un paso más en el activo proceso de desinversiones en activos no estratégicos, que está llevando a cabo la compañía española presidida por José María Álvarez-Pallete

Pinchar aquí para ver el gráfico más grande (Fuente: YahooFinance)

"Telefónica está reduciendo su mayor problema que no es otro que la abultada deuda que tiene a base de desprenderse de activos. Más pronto que tarde el mercado tiene que ponerla en valor aunque no hay que olvidar que se revaloriza este año más del 16% y ofrece una más que atractiva rentabilidad por dividendo", apuntan desde una mesa de intermediación bursátil consultada por este diario.

Y no les falta razón porque TEF ha recuperado ya más de un tercio del casi 43% que se dejó el pasado ejercicio en bolsa; mientras que hablando del dividendo, los accionistas tienen hasta este jueves para optar por el pago en efectivo del 'scrip dividend' de una cotizada que capitaliza por unos 19.538 millones de euros. Dicho valor en bolsa la sitúa en el puesto número doce del Ibex 35, a caballo entre CaixaBank (19.063 millones) y Ferrovial (19.612 millones) tomando el cierre de antes de ayer.

Del dividendo al ERE

Conviene recordar que el pasado 30 de noviembre expiró el plazo para comprar 'telefónicas' con derecho al 'dividendo flexible' de 0,1498 euros por título en efecto, que la operadora abonará el 16 de febrero de 2022. Los accionistas recibirán un derecho por acción y tendrán que sumar 26 para conseguir una acción nueva en la ampliación derivada del 'scrip dividend', que será de hasta un 3,85% del capital.

Mientras tanto TEF sigue con su Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en curso, que hace una semana ampliaba hasta casi 2.500 el número máximo de adhesiones contempladas en el plan de salidas voluntarias. Lo hacía para los trabajadores de nacidos antes de 1967. La operadora decidía revisar su política de vetos a ciertas direcciones, permitiendo salir a un máximo del 20% de los trabajadores adscritos a ellas. De este modo, el número de empleados elegibles para acogerse al plan asciende hasta 4.532 trabajadores.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email