GRUPO PLAZA

visión financiera

Christine Lagarde (BCE) debe marcar clara su nueva hoja de ruta

7/06/2022 - 

MADRID. En la reunión de 9 de junio del Banco Central Europeo (BCE) se actualizarán las estimaciones de crecimiento e inflación para los siguientes ejercicios, donde se espera una importante reducción en las estimaciones de PIB e incremento en el IPC, debido al fuerte deterioro visto desde marzo desde el punto de vista geopolítico, macro y de dinámicas de mercado.

Para esta reunión no esperamos que se toquen los tipos de intervención, ya que los miembros del Consejo de Gobierno han repetido en numerosas ocasiones que no se subirían tipos hasta que finalicen las compras netas de bonos del programa APP, que se producirá a finales de junio. 

Es por ello que las subidas de tipos que han adelantado tanto Lagarde como otros miembros, se esperan para las reuniones a partir de julio. En este caso, el escenario central sería subir un cuarto de punto en julio y otro en septiembre, para de esta manera abandonar los tipos negativos en el tercer trimestre del año como adelantó Lagarde hace pocos días. Después de verano, se actualizarán las estimaciones macroeconómicas, además de conocerse nuevas publicaciones macro, por lo que el Consejo de Gobierno tendrá más información para adoptar los siguientes pasos a dar en materia de tipos.

Esperando pistas de Lagarde

Será relevantes ver si Lagarde ofrece alguna pista sobre el nivel del tipo terminal del BCE para el próximo año, aunque lo más probable es que la presidenta vuelva a evitar concretar niveles al respecto, como ya ha hecho en ocasiones anteriores.

Por el lado del balance, de momento sólo sabemos que dejará de incrementarse a partir del mes de julio, pero no conocemos la hoja de ruta de la autoridad monetaria sobre cómo piensa ir reduciendo al tamaño de éste. En cualquier caso, esperamos que sea muy gradual y probablemente utilizando la no reinversión de las emisiones que vayan venciendo en cartera, evitando con ello las ventas de bonos en secundario. 

Será importante también ver si se hacen posibles guiños a mecanismos de política monetaria para evitar la fragmentación de los países de la Eurozona; aunque es pronto para ponerse en marcha, cada vez más son las voces en el seno del BCE que abogan por empezar a proponer instrumentos de este tipo dados los niveles que han alcanzado las primas de riesgo de países periféricos respecto a los centrales.

Germán García Mellado es gestor de renta fija de A&G

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme