Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Ciudadanos imita el catastrofismo discursivo del PPCV y también pide a Puig un adelanto electoral 

12/09/2018 - 

VALÈNCIA (VP/AGENCIAS). La portavoz de Ciudadanos en Les Corts, Mari Carmen Sánchez, adoptó una postura durante su intervención en el Debate de Política General muy próxima a la que suele mantener la líder del PPCV, Isabel Bonig. Si bien la dirigente popular fue crítica en la sesión matinal, es cierto que su discurso tuvo en esta ocasión tintes principalmente propositivos, con 31 medidas equivalentes a un futuro programa de Gobierno.

La síndica de la formación naranja, en cambio, heredó este martes de los populares el sentido catastrofista respecto al Gobierno del Botànic sostenido por PSPV y Compromís y atacó por diversos flancos ante unas réplicas del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, enclavadas en la prudencia. 

Así, Sánchez suspendió sin paliativos la gestión del Consell y la calificó de "fracaso absoluto" en la mayoría de las áreas fundamentales de un estado de bienestar como son sanidad, educación, bienestar social y justicia. "El Consell ha fracasado: incumplimientos, imposiciones, luchas de poder, y ahora también, corrupción. Han pasado de ser el Pacto del Botánico a ser El Chasco del Botànic", resaltó.

En esta línea, la portavoz reprobó la labor del ejecutivo valenciano que calificó de "ineficiente y escasa en materia de políticas públicas reales", al tiempo que recriminó a los grupos que conforman el gobierno autonómico que la corrupción en la Comunitat "siga siendo presente" y se esté actuando como lo hiciera el PP "echando balones fuera y con excusas".

"No hay corrupción buena ni mala. Hay corrupción y punto. Ustedes dicen que no tienen nada que ocultar, nosotros pensamos que ya es hora de hacer un ejercicio de transparencia parlamentaria y de depurar responsabilidades políticas", indicó, recordando la detención y puesta en libertad del expresidente de la Diputación de Valencia Jorge Rodríguez, o el caso de la presunta financiación irregular de 2007 de PSPV y Bloc.

Un relato duro en la que continuó incidiendo Sánchez, al achacar al Ejecutivo otros "vicios del pasado" como "la opacidad, los dedazos, enchufismos y puertas giratorias, las rivalidades internas, la falta de gestión, las promesas incumplidas y, sobre todo, los decretazos". "No me extraña que aun haya valencianos que creen que en la Comunitat sigue gobernando el PP", ironizó.

A su juicio, "otro chasco" del Botànic consiste en la eliminación de los barracones ya que este curso "más de 11.000 niños volverán a comenzar" en aulas prefabricadas, además de denunciar el "acoso y derribo" a la educación concertada por parte del conseller de Educación, Vicent Marzà, así como su "decretazo del chantaje". "Un nuevo intento de sectarismo donde el TSJ tuvo de nuevo que garantizar los derechos de los valencianos", aseguró.

De igual modo, reprobó el aumento de las listas de espera en sanidad con un aumento en el número de pacientes hasta los casi 62.000, así como criticó el modelo 'low cost' en dependencia, las malas condiciones de las carreteras valencianas, los "pocos avances" en inversión fitosanitaria o la "falta de resultados" respecto al nuevo modelo productivo con ausencia de un plan estratégico para la industria valenciana, entre otras cuestiones.

De nuevo el "independentismo", un clásico en el discurso de Cs

En otra parte de su discurso, Sánchez mostró su "preocupación" -también lo había deslizado Bonig por la mañana- por los "guiños al independentismo catalán". "Desde aquí hago un llamamiento a todos para que la Comunidad Valenciana sea un referente de convivencia pacífica. No quiero para mi tierra lo que desgraciadamente estoy viendo en la comunidad vecina. No pueden darle alas al nacionalismo más reaccionario porque es un tema tan grave que ha roto por completo la sociedad catalana y el Estado de Derecho. No importemos problemas, importemos talento", recalcó.

Finalmente, hizo hincapié en que Cs son "una alternativa seria, limpia y sensata de gobierno" para la Comunitat Valenciana, por lo que se dirigió a Puig para indicarle que si no puede afrontar los problemas, "sean responsables, háganse a un lado y convoque elecciones".

Puig admite el problema de los barracones

En el turno de réplica, Puig puso en valor la labor realizada estos años y recriminó a la portavoz de Cs "la catástrofe que ha querido plantear" porque "no es tal" ya que "la Comunitat está mejor y se está avanzando", reivindicó para interpelar a Sánchez sobre si realmente piensa que se está peor que hace tres años. "¿En serio lo piensa?", le preguntó.

Respecto a la educación, Puig insistió en no hacer de la lenguas una "confrontación" y subrayó que "no se puede decir persigue el castellano porque no es verdad". "La realidad de este país es que tiene dos lenguas propias que tenemos que utilizar y para que las nuevas generaciones tengan más oportunidades deben saber inglés", defendió.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, durante el debate. Foto: KIKE TABERNER

No obstante, el presidente de la Generalitat admitió que los barracones siguen, aunque afirmó que hay "la mitad que a principios de legislatura", y remarcó que lucharán para acabar con ellos "lo más pronto posible", además de destacar otras medidas puestas en marcha como la universalización de la sanidad o la eliminación del copago que impedían personas continuaran procesos de curación.

Sobre Cataluña, pidió a la síndica de Cs ser "más prudente" y "no hacer de la situación un conflicto permanente" porque "entorpece algunos elementos de convivencia". Además, exigió dejar de hacer creer que es un problema en la Comunitat porque en la región no existe y es un tema "recurrente para rascar votos", lamentó.

"Esta crisis no querida que queremos que se supere ha tenido unas consecuencias y cuando las empresas han tenido que decidir han venido aquí porque hay seguridad jurídica y un gobierno que ha generado estabilidad, dialogo social permanente y honradez y eso ha sido decisivo de las empresas que se han ido Cataluña y han venido aquí", reivindicó.

Asimismo, instó a hacer un ejercicio de responsabilidad. "Si quieren ustedes que haya una convivencia efectiva tienen que adoptar posiciones responsables. Nosotros estamos de acuerdo en defender las posiciones constitucionalistas y de cualquier tipo en Cataluña y aquí, pero no se puede estar echando gasolina todos los días porque se incendia más el incendio. Queremos que el estado de derecho sea lo que funcione, pero se acepten las singularidades y las nacionalidades y cómo es España", zanjó.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email