GRUPO PLAZA

El Colegio de Enfermería de Valencia denuncia deficiencias en el transporte de enfermos renales

Foto: MARGA FERRER
21/09/2022 - 

VALÈNCIA (EFE). El Colegio de Enfermería de Valencia (COEN) ha informado de que enfermos renales en tratamiento de diálisis han denunciando el "deficiente funcionamiento" del servicio de transporte que debe recogerles y llevarles a los centros concertados y luego devolverles a sus casas.

En concreto, apuntan a retrasos generalizados tanto a la llegada a los centros como a la salida, de modo que los pacientes, después de estar 4 ó 5 horas de tratamiento, se ven obligados que esperar una, o incluso dos horas, sentados en sillas.

Además, señalan que en muchos casos, la empresa que se dedica a este transporte solo envía una ambulancia para hacer dos rutas distintas, una con cuatro pacientes a la zona sur de Valencia y otra, con tres pacientes, al área noroeste, lo que demora la llegada al domicilio y provoca "trayectos interminable para los enfermos crónicos con salud delicada".

En un comunicado, el COENV recuerda que cuando un paciente requiere de este servicio "es porque lo necesita, ya no solo por la tranquilidad que se siente, sino también por la seguridad, ya que desplazarse al domicilio después de un tratamiento resulta peligroso".

"Estas personas salen agotadas después de horas enganchados a la máquina, con tensiones bajas, y tener que desplazarse sus propios medios supone un riesgo para el tráfico, ya que conducir después de un tratamiento de diálisis no es aconsejable", indican.

Además, "sufren tanto la escasez de vehículos que se destinan a este servicio de transporte, como su poca frecuencia", indican las fuentes, que añaden que esta situación "genera a los pacientes tiempos de espera innecesarios de más de una hora, que sumada a las cuatro horas que permanecen conectados al dializador, convierten las jornadas en eternas".

“Sólo viene una ambulancia, lo que provoca que los cuatro pacientes de una zona vayamos a recorrer, junto con los dos de la otra zona, toda la parte de València que se encuentra en dirección opuesta a nuestro domicilio, retrasando la hora de llegada y estando más tiempo del necesario viajando en la ambulancia”, según critica uno de los afectados.

Los pacientes han expresado al Colegio Oficial de Enfermería de Valencia su indignación y exponen que la empresa responsable del reparto de personas “no está cumpliendo en ningún momento con el contrato de recogida y entrega. Por eso, estamos dispuestos a denunciar a quien corresponda por esta dejación de responsabilidades”.

Según las mismas fuentes, el problema radica en la falta de recursos para las ambulancias, porque se trata de un servicio público que está subcontratado por la empresa adjudicataria.

"Los pacientes de edad avanzada no son autónomos y necesitan de la ayuda para su movilidad, pasan horas sentados en sillas de ruedas en medio de pasillos después de un tratamiento", afirman.

También se dan casos de recogidas en domicilio con demasiada antelación, lo que supone que después han de esperar en sillas para entrar a recibir el tratamiento, por lo que algunos pacientes ya llegan agotados.

Los afectados han denunciado que, en ocasiones, son transportados en una de las ambulancias que realiza el transporte de presos desde la cárcel de Picassent, es decir, vehículos que carecen de sistema para abrir la puerta desde dentro, por lo que si se produce un accidente los ocupantes del interior no podrían salir y quedarían atrapados.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme