GRUPO PLAZA

CRÓNICAS POR LOS OTROS / OPINIÓN

Desperdicio o despilfarro de alimentos

Foto: APROFITA VALÈNCIA

Esta semana se ha celebrado el Día Internacional de Conciencia de la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos. Naciones Unidas puso en marcha esta efeméride en 2019 para hacerse eco de esta gran problemática a escala mundial que denuncia que se desperdicia o pierden alrededor de un tercio de los alimentos que se producen en el mundo. Desde la Comunitat Valenciana diferentes entidades trabajan en esta línea. 

1/10/2022 - 

Una realidad y un desperdicio que choca de frente tanto con las personas que pasan hambre en el mundo como con el cambio climáticoSin entrar en cifras concretas y en informes con nombres y apellidos vamos a partir de la premisa que aseguran estos estudiosos de alcance mundial. Un despilfarro que va desde el campo hasta la mesa y que demanda más conciencia y más sensibilidad por parte de todas las personas para atajar este problema. Un despilfarro que ataca de manera directa tanto al consumo humano como al medio ambiente.

Diferentes entidades y plataformas han querido poner su granito de arena esta semana  y sensibilizar desde los entornos más cercanos sobre esta realidad como el proyecto impulsado por el Consell Alimentari de València.

Aprofita Valencia

Se trata de Aprofita VLC, un proyecto que trabaja para el aprovechamiento de alimentos en València y l’Horta. Diversas entidades participan en el grupo de trabajo que, tras realizar un diagnóstico a lo largo de 2021 facilitado por la fundación Espigoladors define sus prioridades para 2022 así como el modelo de espigueo que recomienda implantar en l’Horta.

En este marco de definición se establecieron cuatro ejes de trabajo principales que se desarrollarán en diferentes fases.

  • Espigolament en l’Horta y Recuperación de alimentos en Mercavalencia
  • Transformación de alimentos
  • Sensibilización, formación
  • Incidencia política respondiendo a un contexto de desarrollo legislativo (futura ley contra el desperdicio alimentario)

El enfoque de Derecho a la Alimentación así como la puesta en valor de una economía alimentaria de proximidad son los ejes que guían las diferentes acciones de este proyecto tan necesario e imprescindible hoy día  para trabajar la sostenibilidad en todos sus sentidos.

Como herramienta de sensibilización apoyan la campaña PREUS JUSTOS ya que trabajan en escenarios a largo plazo a través del acercamiento de las personas en el campo, la visibilización de la tarea del sector primario, la promoción del valor de los alimentos, y la generación de un movimiento de personas comprometidas con modelos alimentos sostenibles.

CERAI

Desde CERAI también lo tienen claro y trabajan desde hace años con el enfoque que el desperdicio alimentario contribuye al cambio climático. Toda esa cantidad de alimentos que no llegan a ser consumidos producen gases de efecto invernadero, utilizan tierra, agua, energía y otros insumos y contribuye a la contaminación de los suelos por el uso de pesticidas, así como a la pérdida de biodiversidad.

«Atajar el desperdicio alimentario no es solo una cuestión de solidaridad con el resto del mundo, también con el planeta, que cada vez tiene menos recursos y sufre más con las prácticas de la gran industria agroalimentaria», apunta Edurne Caballero la presidenta del Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional (CERAI).

Desde CERAI explican que la solución más efectiva pasa por «modificar los patrones de producción y consumo para abordar el problema de manera estructural». Según la entidad, esto se conseguirá principalmente a través de la reducción sistemática de la producción de excedentes, que es la principal fuente de pérdidas y desperdicio de alimentos en todas las etapas de las cadenas de suministro», aseguran desde la entidad especializada en soberanía alimentaria.

La solución al desperdicio de alimentos pasa por  acortar la cadena de suministro asegura alargar la duración de lo producido. 

De hecho, con cadenas de suministro cortas, locales y de pequeña escala, los alimentos duran más para el consumidor, ya que hay menos pasos y menos posibilidades de desperdicio. Algunos estudios han puesto de relieve cómo las cadenas de suministro cortas, agroecológicas y locales (como las ventas directas, los mercados de agricultores, la organización de consumidores y productores, las entregas a domicilio y otras formas) reducen los niveles de desperdicio.

Imagen de archivo de alimentos. Foto: EDUARDO PARRA/EP

Se desperdicia comida en todas las fases de los alimentos , desde su cultivo hasta su consumo, y desde CERAI proponen soluciones y recomendaciones para entre todas las partes contribuir a paliar los efectos de este drama. 

En hostelería, CERAI propone a distribuidores y hostelería mejorar su planificación para ajustar la oferta a la demanda real, territorializar su aprovisionamiento, revisar los criterios de calidad alimentaria para evitar el desecho estético, pagar siempre precios justos a las personas productoras para que no desechen por falta de viabilidad económica o la recuperación y reciclaje de alimentos de diversas formas.

En los hogares, la dietista-nutricionista de CERAI Virginia Caballero aconseja la elaboración de un menú semanal y una lista de la compra para optimizar las adquisiciones. También afirma que debemos priorizar alimentos de temporada, frescos y de producción local. Otro truco es mantener ordenada la nevera y la despensa para consumir siempre primero los alimentos más antiguos. Además, si es posible, es mejor comprar a granel para adquirir solo las cantidades necesarias y, por último, la cocina de aprovechamiento siempre es una buena idea para salvar sobras o productos a punto de vencer.

Pero además de la responsabilidad personal y particular de cada persona, existe una responsabilidad política sobre este asunto que pasa por el proyecto de Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario. Un proyecto muy cuestionado especialmente por los sectores y colectivos como #LeySinDesperdicio, formado por organizaciones y activistas que llevan años denunciando el desperdicio de alimentos y sus graves consecuencias.  Piden que la ley vaya más allá que una declaración de intenciones .

La semana que viene… más! 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme