X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de enero y se habla de à punt CVMC bloc Compromís
GRUPO PLAZA

'Los objetos hablan'

El Centro del Carmen expone 60 obras del Prado en su última exposición clásica

La sede del Consorcio de Museos, en proceso de transformación a centro de arte contemporáneo, se compromete a seguir vinculada al museo de Madrid en otros espacios con los que comparta “líneas de trabajo”

24/06/2016 - 

VALENCIA. Los personajes secundarios a veces son tan o más interesantes que los protagonistas. Estos pueden ser personas u objetos, piezas con historia que son capaces hasta de desvelar la identidad secreta del retratado en un cuadro de 1865. El Centro del Carmen inauguró ayer Los objetos hablan, una exposición organizada conjuntamente con la obra social La Caixa y el Museo Nacional del Prado que, además, supone la última muestra clásica que acoja el espacio, inmerso en un proceso de transformación a centro de arte contemporáneo. En ella el ‘atrezzo’ se pone en el primer plano, piezas que sirven para contextualizar los cuadros y dar valiosa información de carácter histórico.

La exposición, que ha itinerado por otras ciudades españolas, cerró su círculo en Cádiz. Tras ser identificado de forma errónea durante años y sin pista alguna del protagonista, fue una investigadora andaluza quien dio con la clave del 'Retrato de caballero' (1865-1870), de Alejandro Ferrant, gracias, precisamente, a los objetos que aparecen en el cuadro. La partitura musical que se halla sobre la mesa, fechada en 1844 y parcialmente legible, fue la información indispensable para, tras años de dudas, identificar al compositor Urbano Aspa, que también aparece con una escribanía de plata, a la que se acompaña con un juego real adquirido por José de Madrazo, director del Real Museo de Pinturas y Esculturas, en 1847. 

La muestra fue presentada ayer por el secretario autonómico de Cultura y Deporte, Albert Girona; el director del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, José Luis Pérez Pont; el director adjunto de Conservación e Investigación del Museo Nacional del Prado, Miguel Falomir; el jefe de Contenidos Didácticos del Área de Educación del Museo Nacional del Prado y comisario de la exposición, Fernando Pérez Suescun, así como por el director Territorial de CaixaBank en la Comunitat Valenciana, Bibiano Martínez. Los objetos hablan reúne una selección de 60 pinturas y objetos de las principales escuelas (española, flamenca, italiana y francesa) de entre los siglos XVI y XX de autores como Goya, Rubens o Murillo y entre los que se encuentran importantes pintores valencianos como Ribera, Espinosa, Hiepes, Sorolla o Pinazo.

La exposición recae en el Centro del Carmen en pleno proceso de conversión en centro de arte contemporánea, en la que supondrá la última exposición clásica que acoge el espacio aunque no así la última de este tipo gestionada por el Consorcio. “Al margen del nuevo rumbo que se le va a dar al Centre del Carme dedicado a la cultura contemporánea, el Consorci de Museus, como entidad responsable de la coordinación de la política expositiva a nivel autonómico, seguiremos colaborando y mediaremos para que exposiciones como ésta no dejen de visitar la Comunitat”, afirmó José Luis Pérez Pont. 

El geógrafo y el naturalista

Aunque la exposición ha estado girando por toda España, sí guarda una novedad para su cita en Valencia. Por primera vez el público podrá ver la taba 'El geógrafo y el naturalista', una obra de Adriaen van Stalbet que ha sido restaurada con motivo de esta exposición. Cada una de las piezas revela la importancia de los objetos para entender qué quiere transmitir el artista o bien su valor identificativo respecto del personaje representado.

Compuesta exclusivamente por obras del Museo del Prado, “Los objetos hablan” ofrece a sus visitantes la posibilidad de disfrutar de una cuidada selección de pinturas y también de objetos de artes decorativas, piezas de primer orden que tradicionalmente han quedado relegadas o ensombrecidas por las creaciones y los nombres de los principales pintores y escultores europeos de los siglos XV al XX.

Las obras seleccionadas, que van desde un San Jerónimo realizado en el taller de Jan Massys hacia 1530­40 hasta la figura de una mujer en la playa pintada por Cecilio Pla en la segunda década del siglo XX, plantean una visión sobre los objetos que acompañan a hombres y mujeres en su vida cotidiana o en momentos de especial significación, aquellos con los que quisieron o pidieron ser retratados. Desentrañar qué información nos dan los objetos sobre esos personajes, su época o su contexto geográfico, o qué significado oculto puede tener alguno de ellos es el principal cometido de esta muestra.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email