Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

El empleo, dato clave en el castillo de naipes de la economía americana

Los números que ya se empiezan a barajar son de una tasa de paro del 22%, lo que sería la más alta desde la Gran Depresión de los años 30 como recuerda el analista

4/05/2020 - 

MADRID. La pérdida de empleos está lejos de haber terminado y es muy probable que tarde años en recuperarse. Aunque es cierto que las solicitudes de beneficios por desempleo se mantienen en niveles muy altos -es la cuarta semana que el ritmo se ha desacelerado- se podrían producir repuntes cuando los diferentes estados y municipios estadounidenses se topen con las contundentes restricciones financieras en las que se encuentran.

Los números que ya se empiezan a barajar son de una tasa de desempleo del 22%, lo que sería la más alta desde la Gran Depresión de los años 30 y bastante por encima de la crisis de 2008. Esta cifra indica un claro dato de recesión de difícil recuperación y lo peor es lo que puede estar por venir.

El problema de estos datos es no solamente la lectura sino que un menor empleo provoca un menor gasto dentro de los consumidores, lo que conllevaría un impacto brutal en la economía. Y no es por otro motivo porque es el dato de mayor importancia y el problema es que esa caída de la demanda se extienda en los próximos meses a otras industrias.

El papel de la FED

En la situación actual, la Reserva Federal norteamericana (FED) está animando al gobierno a apoyar a la economía todavía con más estímulos. Lo que más preocupa al ente económico estadounidense es la incertidumbre ante la posible duración de la crisis y ello impacta sobre el control y la trascendencia.

Esta propuesta viene por parte de la FED debido a las dificultades por las que están pasando los órganos encargados de hacer frente a los pagos por parte de los organismos estatales, que se han visto desbordados por la situación y han tenido que tomar medidas extraordinarias.

Analizando números mucho más profundos se ha podido ver que la demanda interna representa dos tercios de la economía y este dato superó una caída del 7%, lo que supuso la mayor desde 1959. Algo que nos avisa de que la crisis actual es aun desconocida, con unos datos muy negativos mientras plantea serias incertidumbres en el medio y largo plazo.

Jorge López es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email