GRUPO PLAZA

valencia plaza denunció la situación que se estaba viviendo en los entierros en valència 

Ribó pide a Illa que permita a todos los familiares de primer grado asistir a los entierros

27/04/2020 - 

VALÈNCIA. El alcalde la València, Joan Ribó, ha enviado una carta al ministro de Sanidad, Salvador Illa, solicitando que modifique la orden ministerial que solo permite la asistencia de tres personas a los entierros e incineraciones para que puedan ir los familiares de primer grado. Valencia Plaza denunció en un reportaje, el pasado 7 de abril, el impacto emocional que esta norma estaba causando en la ciudadanía. Así, este periódico pudo comprobar como un hijo se quedaba en la puerta del cementerio sin poder entrar al entierro de su padre porque, además de él, habían acudido su madre y sus dos hermanas. Lo mismo ocurrió en el entierro siguiente, al que acudieron la viuda y las tres hijas del finado. Una de ella se tuvo que quedar fuera.

La normativa estatal que entró en vigor el 30 de marzo, válida para todos los entierros sea cual sea la causa de la muerte, solo permite que acudan al sepelio tres familiares o allegados más una cuarta persona siempre que sea un sacerdote o persona asimilada de otra confesión para la práctica de los ritos funerarios de despedida. Esta restricción está provocando que las familias de fallecidos con cónyuge y más de dos hijos o con tres o más hijos tengan que decidir cuál o cuáles de ellos se quedan en la calle.

En la carta enviada por el primer edil, Ribó explica a Illa que dicho impacto emocional se ha reflejado en varias quejas presentadas ante el consistorio por familias que se vieron en la misma situación que Raúl Gil Polo, el hijo que no pudo enterrar a su padre el día que este periódico realizó el reportaje. Raúl Gil expuso el problema a Ribó y le solicitó que instara al Ministerio de Sanidad a rectificar la orden. Gil Polo destacaba el "sinsentido" de que se permitiera entrar a decenas de personas a un supermercado, que es un espacio cerrado, y no se admitiera a más de tres en un cementerio, que es un espacio abierto.

Según Ribó, la situación por la que se quejan los ciudadanos ha sido ratificada por "diferentes miembros de comunidades religiosas (católica, judia, islámica) y del ámbito civil" que así lo han trasladado al Consistorio, así como de medios de comunicación. 

El PP lo propuso la semana pasada

Aunque no lo menciona en la carta, cabe destacar que el PP propuso el pasado 21 de abril la misma medida, a través de una moción de la concejala Mª José Ferrer San Segundo, quien señalaba que la limitación a tres personas para asistir a los entierros está provocando "mucha conmoción, y efectos traumáticos, en las desgraciadamente numerosas familias que se están viendo afectadas en estos momentos por la muerte de una persona cercana, lo que puede afectar a su salud, entendida en el sentido amplio de bienestar definido por la OMS que comprende también la psicológica".

La propuesta del alcalde coincide con la de Raúl Gil Polo y la del PP, y también con la que la consellera de Sanidad Universal, Ana Barceló, había dictado mediante una resolución el 25 de marzo, resolución que quedó sin efecto con la Orden ministerial que entró en vigor el 30 de marzo. Se trata de que se permita, "por razones estrictamente humanitarias, la asistencia al acto de despedida, bien en el acto de inhumación, bien en el acto de cremación, a todos los familiares de primer grado de consanguinidad de la persona fallecida".

Sobre el homenaje a los fallecidos, Ribó ha señalado que el Ayuntamiento posibilitará que las diferentes confesiones religiosas puedan realizar sus actos, con objeto de despedir adecuadamente y con el criterio que consideren conveniente a las personas que han fallecido.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email