GRUPO PLAZA

Sáez (UGT PV): "Subí en bici los lagos de Covadonga; ahora a pie 12 pisos"

8/08/2021 - 

VALÈNCIA (EFE/Inmaculada Martínez). El secretario general de UGT PV, Ismael Sáez (València, 1962), asegura en una entrevista con EFE que sus amigos de toda la vida son los compañeros de bici y de la escuela de aprendices, que ha subido en bicicleta a los lagos de Covadonga, que admira a Serrat, que vive "absolutamente ajeno" a los fogones y que lee sin descanso.

- Más de 40 años afiliado a la UGT, ¿le viene de familia?
- Sí. Mi padre fue delegado de CCOO en el sector del transporte, y yo me afilié a UGT a los 18 años. Empecé a trabajar con 14 años en la escuela de aprendices de Macosa (ahora Stadler Rail) y cuando paseé al taller, me afilié a UGT, lo más cercano que tenía. Me afilié el 1 de marzo de 1982, por el golpe de estado, pero lo tenía claro y me habría afiliado igual.

- ¿Con qué ideal progresista se identifica más?
- Con la socialdemocracia en su sentido más amplio, tener un estado de bienestar que proteja a la gente que lo necesita y que preste servicios básicos y públicos de calidad.

- Metalúrgico, electricista, licenciado en Derecho. ¿Es el manitas de la familia o el defensor de las causas perdidas?
- Ni lo uno ni lo otro, manitas no soy mucho, no practico el bricolaje. Y las causas perdidas las defiende más mi mujer que yo.

- ¿Como trabajador en excedencia de Stadler, se desplaza en tren?
- Casi siempre voy andando por la ciudad, o en metro. La ciudad de València permite ser andada. Si me muevo fuera, en coche, salvo cuando es Madrid, que voy en AVE.

- ¿Qué lugar escoge para desconectar?
- Para ir de vacaciones, sobre todo viajo por España. Me gusta toda España, no tengo especial predilección por ningún sitio, todos tienen su encanto, y no tengo segunda residencia.

- ¿Es de playa o de montaña? ¿Y aventurero?
- Me gustan las dos cosas. Aventurero, del 1 al 10, un 6,5: para los que somos de EGB, un bien.

 Ismael Sáez, secretario ngeneral de UGT-PV. Foto: EVA MÁÑEZ

- ¿Con qué canción se queda de su admirado Serrat?
- Es imposible decir una, son muchísimas las magníficas canciones que tiene. La última vez que estuve escuchándolo en un concierto fue hace más de diez, años en Viveros cuando presentó su LP de Miguel Hernández.

- Hace ejercicio de mantenimiento, pero antes hacía deporte. ¿Lo retomará?
- No creo. Tuve una temporada que salía a correr, luego le pegué a la bici y he subido los Lagos de Covadonga con la bici con amigos de la fábrica, con quienes salía un par de veces por semana.

Durante diez años fui a nadar a Piscina Valencia, pero cuando cerraron por rehabilitación lo dejé y ya no he vuelto. Hago unas flexiones por las mañanas, y desde la pandemia subo las escaleras a mi despacho a pie: 12 pisos entre subir y bajar, el equivalente en peldaños al Miguelete.

- En su perfil en redes sociales tiene un pajarillo, y en casa dos perros. ¿Es amante de los animales?
- Curiosamente, los dos perros son heredados: uno capricho de mi hija, que ya no vive con nosotros pero nos lo hemos quedado, y el otro era de mi cuñado y también nos lo quedamos. El gorrión apareció en nuestra casa, en el casco antiguo de Benimaclet: alguno suele caer al corral y a este lo pudimos salvar.

- ¿Qué le ha dado más amigos, la vida o el sindicato?
- Numéricamente el sindicato, pero en relación a lo estrecho de los lazos, la vida probablemente. El sindicato te permite conocer a mucha gente, pero los amigos de toda la vida son mis compañeros de bici y de la escuela de aprendices, con ellos conservo una relación estrecha.

- ¿Prefiere una novela o un ensayo antes que una serie?
- Las series tienen el problema de que te obligan a estar siguiéndolas, prefiero ver una película que empieza y acaba. Alguna serie muy recomendada sí he visto, algunas que tienen su atractivo, como "Breaking Bad" y "Mad Men".

 Ismael Sáez, secretario ngeneral de UGT-PV. Foto: EVA MÁÑEZ

- ¿Qué libros tiene en espera?
- Leo bastante. Recientemente he leído "Noruega", de Rafa Lahuerta, y tengo pendiente "La balada del Bar Torino". También, hace poco, "Castellano", el último de Lorenzo Silva, y antes acabé "Independencia", de Javier Cercas. Ahora estoy leyendo poesía, a Machado.

- No le gusta cocinar, pero si tuviera que hacerlo, ¿qué plato elegiría?
- Soy tan limitado … puedo hacer ensaladas, un revuelto y poco más, no he hecho un cocido ni un plato de cocina tradicional en mi vida. Sin embargo, reconozco que de manera ocasional puede ser divertido. Compré unos pimientos de padrón y mientras los freía estaba relajado. Soy absolutamente ajeno a los fogones, pero me gusta comer.

- ¿Cuál es su mayor virtud? ¿Y un defecto confesable?
- Virtud, no lo sé, me considero más sociable de lo que yo pensaba y tengo la sensación de que conecto con la gente bastante bien y con cierta afabilidad. Defectos, probablemente todos, estoy sujeto a todas las tentaciones.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email