GRUPO PLAZA

opinión

El estado de ánimo en los mercados bursátiles se ensombrece más

Después de un par de semanas de 'media tregua' en las bolsas, se sabía que la del 11 de julio podría decantar los ánimos a favor de los optimistas… o de los realistas

20/07/2022 - 

MADRID. Después de un par de semanas de 'media tregua' en las bolsas, se sabía que la semana del 11 de julio podría ser muy importante y decantar los ánimos a favor de los optimistas… o de los realistas. El foco estaba puesto inicialmente en el miércoles 13, fecha en la que se publicaba el IPC de los Estados Unidos, así como el Libro Beige de la Reserva Federal (FED):

  • Los datos del IPC americano mostraron lo que nos temíamos: la inflación aumentó un 9,1% interanual en junio, muy por encima de las previsiones, mostrando que los precios, lejos de enfriarse en el corto plazo, se aceleraron.
  1. También el Libro Beige de la FED confirmó lo que ya casi todos los ciudadanos americanos observan: suben los alimentos, las materias primas y la energía -especialmente el combustible- y los precios están aumentando porque las empresas están transfiriendo sus costos más altos a los consumidores. La sensación es que, si en algún momento hubiera una disminución en los precios, seguramente sería demasiado lenta.

Y eso es un problema, porque lo más probable es que la Reserva Federal tenga que actuar con más contundencia y durante un período de tiempo más prolongado. Todo ello con el riesgo de que el deseable 'aterrizaje suave' pretendido para la economía se convierta en un 'aterrizaje forzoso', con lo que esto conllevaría. CME dispone de una utilidad en su web Fedwatch, que mide la probabilidad de subidas de tipos y su tamaño en la siguiente reunión. Pues bien, del 10% de probabilidad de una subida de 100 puntos básicos (1%) en la reunión del día 27, se ha pasado a dar una probabilidad del 82%. Si echamos la vista atrás, hace unos meses la percepción era que el banco central moviera ficha, de cuarto de punto en cuarto de punto. Ahora hablamos como si tal cosa de cuatro veces más.

Pero la lectura de la inflación no era el único punto fuerte de la semana. A partir del día 12 se daba por inaugurada oficialmente la campaña de publicación de resultados correspondientes al segundo trimestre del año. Los lectores no tienen más que mirar algunos artículos atrás para saber lo que pensábamos de esta campaña.

Pepsico da el pistoletazo de nueva temporada

El pistoletazo de salida lo daba Pepsico. Buenos resultados y buenas previsiones, gracias a una demanda sostenida de sus productos y a pesar del aumento de los precios. Los fabricantes de alimentos envasados de momento no notan el impacto de la inflación en la demanda de los consumidores, ya que estos priorizan el gasto en comer en casa en lugar de en los restaurantes. Pero poco éxito para convencer a los inversores. Después de marcar un máximo de 172,32 dólares, terminó la semana en 171,12 dólares.

Los siguientes eran los bancos y aquí el mercado se tomó bastante peor las cifras. JPMorgan y Morgan Stanley anunciaron resultados decepcionantes. Las ganancias de JPMorgan cayeron en el segundo trimestre, afectadas por mayores provisiones para cubrir posibles pérdidas futuras… sus responsables prevén que la recesión se hará efectiva en Estados Unidos más pronto que tarde, mientras que Morgan Stanley también registró una caída en las ganancias trimestrales.


Wells Fargo y Citigroup rindieron cuentas al mercado el viernes 15. El primero de ellos también defraudaba, publicando un beneficio por acción (BPA) de 0,74 dólares frente a los 0,80 dólares esperados por el consenso del mercado. Gracias a las subidas de tipos mejoraba el margen de intereses, alcanzando los 10.920 millones frente a los 10.150 millones esperados. Sin embargo, la cuenta de resultados acusaba un aumento en la cantidad destinada a provisiones -580 millones frente a los 414 millones previstos- al estimar sus gestores un mayor riesgo en el futuro próximo, así como la pérdida de tracción del negocio hipotecario. Su guía para los próximos trimestres anticipa un aumento en provisiones y morosidad.

Citigroup sí superaba las expectativas de los analistas, obteniendo un beneficio por acción de 2,02 dólares respecto a los 1,68 estimados aunque un 44% por debajo respecto al BPA del mismo periodo de 2021. La facturación bajó un 2% en el segundo trimestre en comparación con un año atrás -hasta los 19.186 millones-, siendo la cifra superior a la prevista por los analistas de 18.220 millones.

Pobres resultados bancarios

Este pasado lunes fue el turno de Bank of America y de Goldman Sachs: el primero de ellos con cifras inferiores a las facilitadas por el consenso, tanto en resultados como en ingresos; mientras el segundo superó las previsiones.

Los pobres resultados bancarios en su conjunto junto con la determinación de la Reserva Federal de frenar la alta inflación a toda costa con un aumento agresivo de los tipos de interés, algo a lo que se apuntan el resto de bancos centrales, hacen que aumenten los temores de recesión globalmente.

Antonio Castelo es analista de iBroker

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme