GRUPO PLAZA

opinión

Estados Unidos y su parecido con la Europa de la última década

El experto desgrana las claves de ambas economías donde los estímulos monetarios de los bancos centrales está siendo determinante

6/10/2020 - 

MADRID.  En septiembre se puso fin a la política de contención de la inflación de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), vigente desde los años setenta. Las medidas coordinadas de política fiscal y monetaria adoptadas en los años cuarenta proporcionan una posible hoja de ruta para comprender lo que les espera a los inversores, con tipos de interés negativos ajustados a la inflación y déficits futuros sustanciales y en aumento.

Hasta que dicha sincronización se produzca formalmente, probablemente después de las elecciones presidenciales, Estados Unidos puede parecerse a la Europa de la última década con una economía que depende de los estímulos monetarios, beneficiando a los inversores de crédito a corto plazo.

Una vez que se despliegue la coordinación de políticas, un telón de fondo reflacionario debería servir de catalizador para la siguiente etapa del mercado bajista del dólar estadounidense que ha comenzado en 2020. Esto debería impulsar una mayor fortaleza del euro frente al dólar, mientras que los fundamentales del dólar australiano lo dejan bien posicionado.

Inflación negativa

El régimen de tipos de interés ajustadas a la inflación negativa que probablemente se fijará como objetivo también debería impulsar la siguiente etapa del mercado alcista del oro que comenzó en 2018 cuando la Reserva Federal terminó su breve ciclo de aumento de los tipos.

Con el estímulo dirigido a los casos de transformación de las economías de Europa, China y potencialmente Estados Unidos, esto debería brindar una oportunidad para que los inversores sigan alineando las carteras con los legisladores en el marco de este nuevo régimen.

Dado el apalancamiento de la economía mundial y los primeros indicios de reticencia política tanto en EE UU como en Europa a mantener la generosidad fiscal necesaria para generar crecimiento e inflación, la gestión del riesgo será fundamental en la transición de la economía mundial al mundo posterior a la pandemia.

Norman Villamin es CIO de banca privada de UBP

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email