Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

la planta cerrará las tres primeras semanas de agosto

Ford Almussafes suspende el turno de noche hasta después de vacaciones ante la baja demanda

15/07/2020 - 

VALÈNCIA. Después de permanecer cerrada durante más de mes y medio por la crisis sanitaria, la factoría de Ford en Almussafes retomaba el pasado 4 de mayo la actividad, aunque con un ritmo menos frenético. Y es que la pandemia ha sacudido con dureza al sector del automóvil, que ve cómo la demanda no termina de remontar. Un desplome que en el caso de la planta valenciana se sitúa en el 30% y que ha llevado a recortar la producción diaria en 100 vehículos.

Las previsiones de la compañía en su retorno a la actividad en mayo no se están cumpliendo y la demanda del mercado no se recupera a la velocidad esperada para alcanzar los niveles previos de producción al estallido de la crisis. Un nuevo escenario que obliga a la firma a suspender parcialmente la actividad productiva con el fin de ajustar la capacidad a la nueva demanda, un 30% inferior a la situación previa a la covid-19.

En este contexto, dirección y Comité de Empresa acordaban hace unos días suspender la producción en el turno de noche la última semana de julio en operaciones de vehículos. Esto es, pintura, carrocería o montaje. De este modo, dicho turno quedará paralizado a partir del lunes 27 de julio, y se retomará después del parón de tres semanas que hará la fábrica en agosto con motivo de las vacaciones de verano. Esta medida afectará a unos 600 trabajadores.

Pero no es la única decisión que la factoría ha tomado en su planta valenciana en las últimas semanas. Precisamente, este pasado martes y este miércoles 15 de julio parará al completo la planta de motores, coincidiendo con la semana de fiestas locales de Almussafes, para de esta forma adecuarse a la evolución del mercado estadounidense, explicaron en un comunicado.

No está siendo un buen 2020 para la factoría. No solo la producción se ha reducido en más de un centenar de vehículos al día, pasando de producir 1.740 unidades antes de la pandemia a las 1.600 actuales, sino que se encuentra inmersa en un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que finalmente afectará a 350 trabajadores. Una cifra inferior a la planteada inicialmente por la dirección, 410, al asumir ese excedente la futura planta de baterías.

Y es que en los últimos tres ejercicios, la situación en Almussafes ha sido complicada encadenando años de caídas. Al cierre de 2019, fabricaba 345.700 unidades, un 9,2% menos que las 381.000 del pasado 2018. Un descenso que desequilibraba los planes iniciales de la multinacional, que preveía cerrar el pasado año con 380.000 coches. En 2017 producía 417.002 vehículos; 394.111 en 2016 y 388.434 en 2015. Este año se prevé más difícil, tras los meses de parón y la contracción del mercado.

Ford, centro de producción de híbridos

La esperanza de la factoría pasa por el nuevo modelo Kuga y futuros modelos híbridos. Precisamente, la semana pasada, UGT, sindicato mayoritario en la planta, reclamaba a la dirección en Europa que Almussafes sea considerada centro de fabricación no solo de motores, sino de vehículos híbridos de acuerdo con el plan de electrificación que está acometiendo Ford. "La nueva dirección europea no debe tener dudas en apostar por Valencia, y no entenderemos otra decisión que no vaya encaminada en ese sentido", subrayaban. 

Precisamente, a principios de año, la compañía anunciaba una inversión de 42 millones en la planta valenciana, destinada a la fabricación de nuevos modelos híbridos como el S-Max y del Galaxy y la nueva planta de montaje de baterías para vehículos electrificados  que la compañía espera poner en marcha en septiembre. De este modo, Almussafes se convertirá en la punta de lanza de la estrategia de electrificación de la firma del óvalo en Europa, convirtiéndose en el centro de producción de automóviles de Ford que más modelos híbridos fabrique en toda Europa. Pero desde UGT quieren que la factoría sea estratégica para la firma del óvalo y se convierta en el epicentro de esta producción.

De hecho, este pasado martes, el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, mostraba el compromiso del Gobierno valenciano por conseguir que la Comunitat pueda acoger finalmente una "megafactoría" de baterías para coches eléctricos. Una fábrica que se instalaría junto a la planta de Ford Almussafes y que la administración valenciana estaría dispuesta a incentivar. Un proyecto que, según afirmó Puig, es factible en el actual contexto por la situación del clúster automovilístico y el impulso del diálogo social. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email