Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de febrero y se habla de vacuna covid-19 hostelería coronavirus DESCONFINAMIENTO retail
GRUPO PLAZA

En un plazo máximo de tres meses

El Hospital de la Ribera anuncia la ampliación del servicio de Urgencias mientras los sindicatos denuncian su colapso

28/10/2020 - 

VALÈNCIA. Los días más duros de esta segunda ola de la pandemia ya se están dejando sentir en los hospitales. Tras una semana en la que se han alcanzado nuevas cifras de récord de contagios en la Comunitat Valenciana -con 1.690 positivos el pasado sábado-, ahora preocupan especialmente los centros hospitalarios. Muestra de ello es el incremento de más de un 150% de los ingresos en este mes de octubre, cuando se ha pasado de 397 hospitalizados a los 1.018 de este mismo martes. Estos ingresos también han afectado a la ocupación de UCI, donde el número de entradas ha aumentado más de un 100% en octubre al pasar de 67 a 147 pacientes en esta unidad.

Este aumento de los contagios a nivel autonómico tiene su réplica en el departamento sanitario de La Ribera, al que pertenecen algunos de los municipios con una mayor presencia del virus. Es el caso de Guadassuar, Carlet, Benifaió o Alginet, localidades que están en el punto de mira por su elevada incidencia acumulada. Todo ello ha agravado la situación del servicio de Urgencias del Hospital de la Ribera, cuyos trabajadores llevan desde el mes de julio protestando cada lunes a las puertas del centro.

De hecho, algunos sindicatos como CSIF han pedido refuerzos inmediatos de personal en el hospital “ante el colapso del servicio de Urgencias”. Según relatan desde la central sindical, en la mañana del martes había hasta 30 personas pendientes de ingreso, una situación que califican como “caótica”. Los representantes sindicales también aseguran que hay “boxes cuadruplicados y pasillos habilitados como zona de tratamiento” y alertan de una “presión asistencial creciente, con pacientes hacinados en el servicio de Urgencias y pendientes de una cama en hospitalización”.

El sindicato CCOO ya advirtió a mediados del mes de octubre de que el servicio de Urgencias estaba “al borde de la saturación”. Una situación a la que se ha llegado tras el aumento de la presión asistencial provocada por el incremento de afecciones como los catarros y gripes. “Este hospital tiene un problema: es muy pequeño para las 250.000 personas que, aproximadamente, tiene que atender”, argumenta Àngels López, delegada de personal de CCOO. “A pesar de que últimamente se han ampliado algunas plantas, se continúa quedando pequeño. Y ahora más todavía debido al incremento de las urgencias por constipados o gripes. La infraestructura es la que es, ahí ya no cabemos más personas”, critica.

Por su parte, la dirección del Hospital de la Ribera admite que en las últimas horas se ha registrado “un incremento puntual del número de pacientes que debían ser ingresados”. Y responden a la petición de más personal asegurando que la plantilla de facultativos de Urgencias se ha reforzado con cinco contratos de acúmulos por Covid-19, así como con dos contratos de guardias médicas. También recuerdan que la plantilla estructural de Urgencias se ha incrementado en 39 puestos de Enfermería en los dos últimos años, así como con 12 contratos más de acúmulos por coronavirus en los últimos meses y aseguran que siguen trabajando “para ampliar el número de contrataciones de médicos”.

Ampliación de Urgencias

Ahora, tras meses de protestas por parte de los sindicatos, el Hospital de La Ribera ha anunciado que reformará y ampliará el servicio de Urgencias. Estas obras comenzarán esta misma semana y, según explican desde el centro, se prevé que estén finalizadas como máximo en tres meses, es decir, en enero. Las mejoras, tal como explica la dirección, persiguen paliar la deficiencia estructural de espacios, y reforzar la diferenciación de circuitos entre pacientes positivos y sospechosos de coronavirus y los que no lo son “estableciendo una separación física arquitectónica entre ambos tipos de pacientes”.

Las obras cuentan con una inversión inicial de 374.000 euros, de los que 272.000 euros se van a destinar a la obra de reforma y ampliación, mientras que el resto se destinarán al equipamiento. La zona que está previsto ampliar se ubicará en una área adyacente a la planta de hospitalización Covid y estará conectada directamente con el servicio de Urgencias. De este modo, contará con una entrada independiente desde la calle para pacientes positivos o sospechosos y dispondrá de dos boxes de exploración, otro para tratamientos y cuatro camas de observación para atender a estos pacientes. En total, las mejoras afectarán a una superficie de 214 metros cuadrados.

 

“Han tenido en cuenta la propuesta de CCOO y del personal del servicio de poner una carpa anexa al Servicio de Urgencias para dar una solución inminente a la congestión actual y facilitar la separación de pacientes y acompañantes con patología respiratoria y el resto de pacientes con otras patologías”, apuntan desde el sindicato. Sin embargo, consideran que son medidas provisionales “mientras se da una solución definitiva a la masificación de Urgencias, esta medida facilitará que se crean provisionalmente los dos circuitos separados”, añaden.

Desde el CSIF también valoran positivamente la instalación de este espacio pero avisa de que “la habilitación de nuevos espacios en el hospital de la Ribera resulta imprescindible, pero no será efectiva si no va acompañada de un incremento de personal”. Pero desde el Sindicato de Facultativos y Profesionales de la Sanidad Pública (SIMAP) advierten de que esta medida llega tarde, tras muchos meses de pandemia, y que “no va a dar los frutos que ellos esperan”.

Precisamente, los conocidos como circuitos Covid, encargados de separar a los pacientes que posiblemente están infectados de los que no, ha sido uno de los mayores reclamos de los sanitarios de Urgencias. Desde el inicio de la pandemia, los sindicatos y trabajadores de esta unidad han denunciado la inexistencia de estos circuitos y han reclamado su aplicación. El servicio de Urgencias continúa, después de siete meses, sin tener un circuito diferenciado y específico para los pacientes que llegan al hospital con patología respiratoria. Esto hace que coincidan con pacientes con otras patologías en los boxes y con los familiares en la sala de espera”, criticaba hace un par de semanas CCOO. “Es una imprudencia que a estas alturas de la pandemia, se continúe en estas condiciones, poniendo en riesgo, tantos a los pacientes, como a los profesionales y a los familiares”, añadían.

Polémica  por la unidad de preingresos

Otra de las reivindicaciones de sindicatos y trabajadores del servicio de Urgencias de La Ribera gira alrededor de la unidad de preingresos. Se trata de un espacio que se puso en marcha en diciembre de 2018 con una inversión de 170.000 euros en obra y equipamiento y que cuenta con 26 camas. Está ubicada en la primera planta, próxima a su servicio de Urgencias porque precisamente fue creada con el objetivo de aumentar la capacidad hospitalaria del centro, así como mejorar la atención de los pacientes de Urgencias que están a la espera de ser ingresados en una habitación.

En las últimas semanas, diversos sindicatos han denunciado que permanece cerrada los fines de semana “por no dotarla de una carga de trabajo, al contrario de lo que sucede en el resto de hospitales públicos”, señalan desde el CSIF. En este sentido también se manifiestan desde CCOO: “la primera planta central se cierra en muchas ocasiones y debería de servir para mantener a los pacientes en unas condiciones dignas, mientras esperan una cama para ingresar. No entendemos por qué se cierra en tantas ocasiones una planta que está dotada de personal las 24 horas y se envía a este personal a otros servicios”.

“Esa planta de preingresos la mayoría de veces está cerrada o completa. Este mismo domingo yo estaba de guardia y no estaba abierta”, señala Pedro García, delegado sindical del Simap y médico del servicio de Urgencias. No obstante, desde la Dirección del Hospital de la Ribera han desmentido que este espacio cierre los fines de semana. “Al contrario, esta unidad permanece abierta de forma ininterrumpida de lunes a domingo, destinando 12 de sus camas al servicio de Urgencias con el fin de aliviar el flujo de pacientes que deben ingresar”, insisten. Por el momento, los ingresos siguen aumentando en este departamento sanitario mientras su personal sanitario clama por una mejor asistencia.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email