GRUPO PLAZA

análisis de la temporada estival

Hoteles o apartamentos turísticos: ¿qué tipo de alojamiento sale mejor de la crisis de la covid?

Foto: RAFA MOLINA
16/10/2022 - 

VALÈNCIA. Después del duro golpe de la pandemia al turismo, poco a poco los desplazamientos se reactivan y la ocupación en la oferta alojativa recupera los niveles anteriores a la crisis sanitaria. De hecho, este verano la fotografía en los principales destinos turísticos valencianos era la del trajín de ríos de visitantes paseando por sus calles, tomando el sol en las playas o fotografiándose en monumentos. Una estampa que llevaba años sin repetirse como tal, pero el final de las restricciones y la vuelta a una cierta normalidad han animado a muchos viajeros a volver a llenar su maleta este verano.

Eso sí, la recuperación de hoteles y apartamentos turísticos en las principales plazas valencianas ha sido irregular, y varía no solo en función del tipo de alojamiento sino también de la zona. De este modo, y aunque en líneas generales ambas formas de hospedaje rondan ya los niveles previos a la pandemia, en algunos casos aún falta un último empujón. De hecho, desde las principales asociaciones del sector consideran muy positiva esta última temporada estival y recuerdan que 2019 fue un año récord y sus registros difíciles de igualar en cada una de las ciudades turísticas de la Comunitat Valenciana.

 

Los datos hablan por sí solos. En los meses de julio y agosto, los dos más relevantes de la temporada estival y por tanto del año, las noches en apartamentos turísticos valencianos superaron ya los niveles previos a la pandemia con 4,4 millones de pernoctaciones, un 2,4 % más que en el mismo periodo de 2019. Además, y pese a que en los hoteles todavía no se ha alcanzado el mismo volumen de llegadas, la cifra es solo un 0,8 % inferior a la del conjunto de julio y agosto de hace tres años, con 7,6 millones de noches registradas.

Es por este motivo que, de facto, ambos tipos de estancia ya han recobrado en la Comunitat un flujo de viajeros similar al de los tiempos de récord para el turismo. Incluso en el caso de los establecimientos hoteleros, la reducción respecto al verano de 2019 se debe a una falta de tirón solo en julio, ya que en agosto sí se sumaron más noches que antes de la covid-19. En concreto, y según los datos publicados recientemente por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el octavo mes del año se contaron 4 millones de pernoctaciones, un 0,2% más. 

Aun así, es innegable que los apartamentos turísticos iniciaron y ahora prosiguen su recuperación con algo de ventaja. Es cierto que representan un porcentaje menor del mercado alojativo en términos de oferta y demanda, pero sus cifras cayeron también menos en lo peor de la pandemia (un 50 % por el 63 % del sector hotelero) y ahora ya firman números que mejoran a los de 2019, aunque en su caso ese no fue un año de récord. Al respecto, Nuria Montes, secretaria general de la patronal Hosbec, señala que uno de los factores que ha sido determinante este verano en la elección de un alojamiento u otro ha sido el precio. De hecho, según datos de la patronal, de media en agosto el precio en los hoteles de la Comunitat Valenciana ha subido un 14,2% respecto a 2019, hasta los 120,76 euros

Foto: EUROPA PRESS

En concreto, en la provincia de Alicante es donde éstos más se han elevado (un 21,3% hasta los 132,28 euros); mientras que en la de Valencia lo han hecho un 9,9% hasta los 101,86 euros y en la de Castellón han bajado un 4,8% hasta los 118,88 euros. Por destinos, la mayor subida la ha registrado Benidorm, un 52,1% hasta los 90,1 euros, aunque también es llamativa la de Castellón, 29,6% hasta los 80,79 euros ; y la de Alicante ciudad, un 19,2% y hasta los 109,12 euros, según los datos de Hosbec sobre precios este mes de agosto.

Según argumenta Montes, este aumento se explica por el incremento de costes que han tenido los hoteles como consecuencia del alza de la luz. "Al final los hoteles no podemos repercutir ese sobrecoste en el precio final, mientras que los apartamentos o campings pueden facturar de manera adicional ese coste. Por ejemplo, si te pasas en el uso del aire acondicionado ese extra se cobra aparte, pero en un hotel no", expone.

No es de extrañar, por tanto, que en términos de ciudades coincida que es precisamente en la costa de Alicante donde más han crecido las noches en apartamentos turísticos este verano. También allí se concentra casi el 65% de la oferta alojativa valenciana. Así, en Dénia, Calpe y Alicante las pernoctaciones en este tipo de hospedaje han crecido por encima del 50 % respecto a 2019, mientras que en esta última ciudad los hoteles todavía sumaron un 8,5 % de noches menos. En las ciudades del litoral valenciano, como Gandia o València, presentan en cambio mejores datos los hoteles, que ya están por encima de sus niveles prepandémicos, a la vez que los apartamentos todavía se encuentran entre un 10 % y un 20 % por debajo.

En cualquier caso, Montes considera que la pequeña diferencia en el número de pernoctaciones de este 2022 respecto de 2019 también es consecuencia de que el año previo a la pandemia fue récord. "Además, hay que tener en cuenta que a principios de este año con la variante ómicron hubo muchas dificultades de comercialización", comenta la secretaria general de Hosbec para quien, no obstante, este verano se registraron "valores dentro de la normalidad" con una temporada "positiva"

Los hoteles, mejor en cuanto a oferta de plazas

Cuestión bien diferente es la evolución del número de plazas disponibles para los turistas, ya que en la Comunitat Valenciana los apartamentos ofertaron en los meses de julio y agosto un 4,6% menos que en el mismo periodo de 2019, mientras que los hoteles ya ponen a disposición de los viajeros más plazas que antes de la pandemia. En concreto, este verano hubo disponibles más de 291.000 plazas en establecimientos hoteleros, un 1,8 % más que hace tres años.

En relación a ello, Miguel Ángel Sotillos, presidente de la Asociación de Apartamentos y Viviendas de uso turístico de la Comunitat Valenciana (Aptur CV), explica que con la pandemia muchos propietarios traspasaron sus inmuebles al mercado del alquiler de media y larga estancia como refugio para poder sacarles una rentabilidad ante la ausencia de turismo. De hecho, cifra en un 20-25% la bajada de número de activos durante la pandemia. "Una buena parte ha vuelto y todavía seguimos recibiendo altas", afirma. 

Además, asegura que la tendencia al alza en las pernoctaciones de apartamentos en estos últimos ejercicios se debe a que muchos usuarios los "descubrieron" durante la pandemia y "ahora repiten", principalmente familias o grupos de amigos. "Con motivo de la pandemia, mucha gente conoció otros segmentos del mercado de la vivienda vacacional que antes no se lo planteaban. El turista ahora tiene mayor rango de opciones para elegir. En muchos casos depende de la duración de la estancia, el destino y con quién vaya. No es verdad que se robe clientes a otras tipologías, sino que al final uno decide lo que mejor se ajusta a sus necesidades", remarca Sotillos.

A su juicio, la ocupación este verano "ha sido muy buena" y "la percepción de los clientes es de normalidad porque se sienten seguros". Así lo constatan también los datos, que, con un grado de ocupación en las plazas de apartamentos del 52% en agosto y del 45,3 % en julio, mejoran ya a los registros de 2019. Mientras, los hoteles, que tienen un porcentaje de ocupación mucho más elevado (del 79% en agosto y del 72,5% en julio), se quedaron este verano a un punto de sus datos anteriores a la covid-19.

"El sector está muy profesionalizado, con apartamentos de calidad y servicio y el público repite", subraya. Sotillos indica además que el 65 % de la vivienda vacacional se sitúa en la provincia de Alicante, donde se encuentran las únicas grandes ciudades turísticas que ofrecen ahora más plazas en este tipo de alojamientos que antes de la pandemia. Así pues, tanto en Calpe, como en Dénia y Torrevieja la oferta de plazas mejora ya en un 30 % al dato de 2019

Medias anuales

Debido a que todavía se desconocen los datos turísticos de cuatro meses de 2022, aún no es posible establecer comparaciones de cifras acumuladas de este año con el global de los años anteriores. No obstante, los datos elaborados por el INE y proporcionados a Valencia Plaza demuestran cómo, en 2021, había algunas ciudades que ya contaban de media con más oferta de plazas en apartamentos turísticos que antes de la pandemia. Entre ellas se encontraban Dénia y Peñíscola, donde la caída de la oferta en los peores momentos de la pandemia se resintió menos que en otros puntos. 

Del mismo modo, en 2021 las principales ciudades turísticas valencianas mejoraron el número de plazas hoteleras ofrecidas respecto al año anterior, el primero de la covid-19, pero todavía ninguna de ellas registraba datos mejores a los de 2019. En este sentido, las tres capitales de provincia se encontraban entre los municipios donde la oferta se encontraba ya más recuperada. En Alicante, por ejemplo, solo hubo de media un 8,8% de plazas menos que en el ejercicio previo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme