GRUPO PLAZA

opinión

¿Cómo impactará el resultado de las elecciones alemanas en el mercado?

Llega el fin de la 'era Merkel' y ¿a partir de ahora qué? El estratega ofrece su visión desde los posibles resultados que pueden darse

23/09/2021 - 

MADRID. Las elecciones federales alemanas tendrán lugar a finales de esta semana (26 de septiembre) y marcarán el fin de la 'era Merkel'. A menos de una semana de los comicios, los últimos sondeos de opinión apuntan a que el Partido Socialdemócrata (SPD) obtendrá alrededor del 25-26% de los votos; la Unión Cristiano Demócrata (CDU) / Unión Social Cristiana (CSU) alrededor del 21-22%; los Verdes alrededor del 16%; el Partido Democrático Libre (FDP) y Alternativa para Alemania (AfD) aproximadamente el 11% cada uno y la Izquierda alrededor del 6-7%. En consecuencia, el próximo Gobierno será, casi con toda seguridad, una coalición de tres partidos, siendo el resultado más probable (suponiendo que la CDU/CSU no acepte formar parte de una coalición liderada por el SPD y sabiendo que el SPD tampoco sería favorable a una alianza):

  1. Coalición del SPD, los Verdes y el FDP (Semáforo), con Olaf Scholz como canciller.
  2. Coalición del SPD, los Verdes y la Izquierda (Rojo-Rojo-Verde), con Olaf Scholz como canciller.
  3. Coalición CDU/CSU, Verdes y FDP (Jamaica), con Armin Laschet como canciller.

Con más del 50% de los votos ya escrutados y todavía un número importante de indecisos, el resultado de las elecciones federales alemanas sigue siendo muy incierto, pero, viendo la situación actual, parece claro que los Verdes serán el segundo partido en el próximo Gobierno, sea cual sea el resultado.

Pero, ¿cuáles son las implicaciones de los distintos resultados en los mercados financieros? 

  1. En el caso de una 'coalición Jamaica', no esperamos casi ningún cambio. Sería decepcionante para la integración europea (y, por tanto, para los diferenciales de la deuda periférica) tener una coalición liderada por la CSU/CDU sin el "liderazgo de la crisis" de Angela Merkel.
  2. En el escenario de una 'coalición semáforo', sería de esperar que los rendimientos de la deuda alemana aumentaran ligeramente mientras que los spreads de la deuda periférica se reducirían, al menos a corto plazo. Esta coalición podría conducir a una mayor integración europea que antes, pero también a una postura fiscal más relajada (Verdes) y a algunas políticas proempresariales (FDP).
  3. La coalición rojo-rojo-verde no parece la más probable, pero los Verdes podrían negarse a formar una coalición con el FDP, por lo que no se puede descartar. Este es el escenario con el impacto potencial más importante en los mercados financieros.  Los rendimientos de la deuda alemana podrían subir y los diferenciales periféricos podrían reducirse de nuevo, y de forma más significativa. También podría ser positivo para el euro, de nuevo debido a la postura prointegración de dicha coalición (menos riesgo de ruptura).

Angela Merkel
Pero si nos olvidamos por un minuto de las consecuencias en los rendimientos europeos, el resultado más importante de las elecciones federales alemanas es que los Verdes están presentes en todas las coaliciones y, por lo tanto, tendrán un papel muy importante en el futuro Gobierno, lo que podría tener varias consecuencias:

  1. Los Verdes son partidarios de adoptar una postura contraria a Rusia y China. Por ejemplo, los Verdes están en contra del controvertido gasoducto Nord Stream 2 que irá desde Rusia a través del Mar Báltico y que el Gobierno de Merkel sigue defendiendo. Han mostrado abiertamente su apoyo a los grupos de la oposición en Rusia, China y Bielorrusia. En el contexto de la rápida subida de los precios de la energía en Europa y de la 'desglobalización', esta postura política podría provocar una nueva tensión en los precios del gas a medio plazo, con consecuencias positivas para la inflación. También podrían empujar a la UE a ser más asertiva con países como Hungría o Polonia en cuanto a la independencia de la justicia, la igualdad de género o cualquier "Estado de Derecho" europeo. Del mismo modo, podrían adoptar una actitud dura con China en materia de derechos humanos.
  • También podrían impulsar grandes inversiones en energías renovables, muy necesarias teniendo en cuenta que Alemania depende en gran medida de los combustibles fósiles. Han mencionado que quieren garantizar la transición a una economía de cero emisiones con un 100% de energía renovable para 2035. También pretenden que los coches eléctricos sustituyan a los de combustión para 2030.

Todas estas políticas son positivas para el crecimiento y la inflación, pero requerirán fuertes inversiones y una política fiscal más laxa.

El último punto por subrayar y quizás la pregunta más importante para los próximos meses es ¿cómo podrá el próximo Gobierno federal alemán adoptar políticas muy laxas (más gasto, más déficit presupuestario) dada la actual postura del SPD, el FDP y la CSU/CDU sobre los límites constitucionales al endeudamiento? Podrían evitar la modificación de la Constitución alemana con medidas técnicas como la modificación de la fórmula de cálculo del colchón anticíclico o el adelanto de los desembolsos de las reservas del fondo especial. Sin embargo, en algún momento tendrán que cuestionar seriamente el "freno de la deuda" alemana. Este debate podría resultar muy importante para el futuro de Europa.

François Rimeu es estratega senior de La Française AM

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email