GRUPO PLAZA

EL INVERSOR ESTÁ DESNUDO / OPINIÓN

El impacto de las elecciones americanas en los mercados financieros

7/10/2020 - 

ALICANTE. Al ganar las elecciones de 2016, Donald Trump -a pesar de no ser el candidato más votado- muchos inversores vaticinaron grandes movimientos y volatilidad en los mercados. Ahora, en vísperas de nuevas elecciones en las que Trump va a disputar su reelección, nos encontramos con un contexto muy delicado y sensible debido a la desaceleración económica producida por la pandemia. Ante esta situación, los inversores que creen que el resultado de las elecciones va a impactar directamente en los mercados, se posicionan para intentar aprovechar y sacar rentabilidad o bien proteger su patrimonio.

Hay un sinfín de predicciones por parte de analistas que buscan incorporar el resultado de las elecciones dentro de los precios de los activos y en supuestos movimientos futuros de mercados. Los inversores que piensan que Trump va a ser el vencedor de los comicios tienden a querer exposición a ciertos valores o sectores, que supuestamente estarían favorecidos por las políticas del actual Potus (Trump). Lo mismo les pasa a los defensores de una victoria de Joe Biden, que también tienen sus preferencias a la hora de decidir en qué invertir si gana las elecciones.

Sin embargo, no hay evidencias de que la elección de un partido frente a otro impacte de manera diferente en los mercados. Si calculamos la rentabilidad media histórica del Dow Jones desde 1.900, vemos que cuando gobierna el Partido Republicano el promedio industrial sube un 6% y cuando son los demócratas, sube alrededor de un 8,5%. Pero si ajustamos estas rentabilidades a la volatilidad estadísticamente se igualan.

Pero eso es política y queremos hablar de inversión, que aunque parecen estar estrechamente relacionado al final en el largo plazo vemos que la política impacta muy poco; mientras que la sobreexposición a inversiones generadas por 'ideas de alta convicción' pueden quedarse en ser solamente apuestas sin fundamentos contrastables. No suelen dar el resultado deseado y lo triste es que puede alterar la rentabilidad a largo plazo del inversor de manera negativa.

Volatilidad en los mercados

Sabemos que va a haber volatilidad en los mercados pero no va a estar condicionada por salir elegido uno u otro candidato. Como se expone en el estudio publicado por The Journal of Applied Business Research: Stock Market Volatility And Presidential Election Uncertainty: Evidence From Political Futures Markets, de David R. Bowes, la volatilidad en los mercados financieros será más alta cuanto mayor sea la incertidumbre en la obtención del resultado de las elecciones.

Este momento de volatilidad suele tener poco recorrido, a no ser que se produzcan tensiones anormales durante el proceso electoral, en el recuento de los votos o en la aceptación de los resultados por parte de alguno de los candidatos. Viendo como está reaccionando el actual presidente ante los resultados de las encuestas, es de esperar encontrarnos con un VIX que puede dispararse momentáneamente y esa situación desaparecerá cuando la situación se normalice. Con la noticia del contagio por coronavirus del presidente Trump. la incertidumbre ha aumentado drásticamente con un impacto inmediato en los futuros acentuando la volatilidad que ya existía. La evolución del cuadro médico del Potus será momentáneamente fuente de riesgo y desaparecerá en cuanto mejore.


A los mercados no les gusta esta incertidumbre, buscan una continuidad en el terreno político sin importar cuál de los dos candidatos gane porque la reacción se traduce en mercados más volátiles. La política puede influir pero no decide el ciclo económico; si los mercados han tenido mejor rendimiento bajo una presidencia que durante otra se debe,  principalmente, a factores económicos y no políticos. 

Si analizamos los mercados durante los diferentes mandatos, podemos concluir que da igual quien esté presidiendo porque en el fondo no manda la política. La Reserva Federal, que se supone independiente de la vida política (muy a pesar de lo que quisiera Trump), es realmente quien tiene el poder de influir en los mercados, a través de la toma de decisiones en la políticas monetaria del país, es decir con OMOs ( Operaciones de Mercado Abierto), la regulación de las Reservas y las tasas de descuento. Estas decisiones impactan directamente en la economía, ya que repercuten en la estabilidad de los precios, los tipos de interés y en el desempleo.

Muchas calma

Los asesores financieros recomendamos mucha calma ante estos eventos que se repiten históricamente y donde aparecen ideas de inversión no fundamentadas en la realidad sino más bien en un deseo de que ocurran.

Es primordial que el inversor elimine los sentimientos políticos de sus decisiones de inversión, ya que las decisiones políticas no influyen en el comportamiento de los mercados en el largo plazo. Para ello es fundamental que los inversores hagan "oídos sordos" a estos eventos por muy significativos que puedan parecer y sigan la estrategia de inversión recomendada, para evitar alejarse del objetivo financiero fijado a largo plazo.

René Bauch es asesor financiero de la EAF alicantina gCapital Wealth Management, EAF que asesora el fondo Gestión Boutique Gcapital Total Market. Puede contactar con el autor para solventar cualquier duda en bauch.rene@gcapital.es

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email