GRUPO PLAZA

perfil - EX SENADORA Y EX VICERRECTORA DE LA UA 

Josefina Bueno, un perfil político para amarrar la financiación de las universidades

15/05/2022 - 

ALICANTE¿Qué hace una catedrática de Filología Francesa al frente de la Conselleria de Innovación? Josefina Bueno Alonso (Vanves, Francia, 1966) llega a la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital con un cometido: dar salida al plan de financiación de las universidades públicas de la Comunitat Valenciana. Y para ello contará con un aliado, el nuevo conseller de Hacienda, Arcadi España. Finalmente, Ximo Puig se ha decantado por un perfil más político para una conselleria, la de Innovación, que nació como ejemplo de descentralización, pero con un perfil técnico, con Carolina Pascual, para convertir a Alicante en un polo de atracción innovadora e ir expandiéndose en el resto del territorio. Tres años después, el perfil técnico de la Conselleria de Innovación es conocido -otra cosa es que haya conseguido su objetivo en otras partes de la Comunitat Valenciana-, pero han considerado en el Palau que el gran obstáculo a resolver en los 13 meses que quedan de mandato es logar un acuerdo sobre el Plan Plurianual de Financiación (PPF).

De padres inmigrantes, nacida en Francia, Bueno Alonso era hasta ahora senadora del PSPV -estrenó la militancia en julio de 2019- y con anterioridad había estado en el primer gobierno del Botànic. Hasta esa primera experiencia política, Bueno ha sido una persona de intensidad actividad universitaria, como docente y gestora de espacios culturales.

Ahora, además del trabajo técnico de cuadrar las cuentas -que ha salido a licitación- , está el trabajo político que debe desarrollar. Y para eso se ha elegido a Bueno, que además era senadora por designación territorial, y que, con su nombramiento, permitía, además, una salida honrosa a Vicent Soler. Bueno Alonso cuenta con experiencia en el campo universitario, pues ya fue directora general de Universidades en el primer Botànic (2015-19) y, además, ha sido vicerrectora de la Universidad de Alicante en la etapa del rector Jiménez Raneda. Y dentro del plan de financiación, Bueno también tiene otro cometido, también político: buscar el encaje entre la Facultad de Medicina de la UMH y la que nacerá de nuevo en Alicante, y que requerirá de más recursos económicos para su puesta en funcionamiento.

Existe una propuesta de una mesa de expertos sobre cómo debería ser esa financiación universitaria para los próximos 10 años, que se diseñó bajo el mandato de Carolina Pascual. Pero la otra cuadratura del círculo es buscarle acomodo en los presupuestos de la Generalitat, de ahí la importancia de que su nuevo interlocutor sea Arcadi España. De su entendimiento depende el éxito de encajar las necesidades de las cinco universidades públicas.

Es posible que se encuentre con algún elemento inesperado, aunque conocido: los intentos de alguna universidad privada por instalarse en Alicante, como ya dejó entrever Carolina Pascual a la hora de justificar la aprobación de Medicina en la UA. Pero de momento no existe solicitud formal.

En el resto de campos de la Conselleria de Innovación, se espera una política continuista. Tampoco queda mucho tiempo para florituras. El Distrito Digital debe completar los plazos de su nuevo edificio en el Puerto de Alicante y seguir su expansión en el resto de la Comunitat. La política de ayudas recae en la Agencia Valenciana de la Innovación, por lo que Bueno tendrá en esa parcela el trabajo despejado: la AVI reparte subvenciones en concurrencia pública. En Ciencia, Pascual sí que ha sido capaz de llevar a cabo el exitoso plan GenT, de retorno del talento de investigadores a la Comunitat. En otras parcelas del departamento, como Sociedad Digital, el reto ha sido y sigue siendo mejorar la conectividad de las zonas en riesgo de despoblación de la Comunitat y seguir con la política de lucha contra la brecha digital, también en una parte de la sociedad y en las zonas despobladas, así como ayudar a las pymes a su proceso de digitalización. 

En el campo estrictamente político, también es importante saber qué papel jugará la nueva consellera frente a los cargos del PP en Alicante, que han cuestionado en reiteradas ocasiones la política de ayudas de la Agencia Valenciana de la Innovación, o el apoyo de la Generalitat a la Fundación Ellis, liderado por Nuria Oliver. El PSPV siempre buscó que Carolina Pascual entrara en el cuerpo a cuerpo ante las denuncias públicas del PP, pero o no lo hizo, o no lo hizo con la contundencia debía. Veremos cómo se desenvuelve Josefina Bueno en este campo, sobe todo, si sube la intensidad ante la cita electoral de 2023. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme