X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

obliga a vender pájaros o cromos en lugar de ropa

La ordenanza 'chic' de Galiana para cambiar la venta ambulante de València enerva a vendedores

Foto: EVA MÁÑEZ
27/06/2019 - 

VALÈNCIA. Es la disposición transitoria segunda. Se refiere al régimen de autorizaciones municipales existente para el ejercicio de la venta en el mercado periódico festivo del Rastro y de la Plaza Redonda. Es la letra pequeña. Y a ella se aferran los vendedores de la Plaza Redonda, porque es quizás la única herramienta que tienen para evitar que les echen de su mercado.

En ella se señala que las autorizaciones municipales para ejercitar la venta que no se ajusten a la nueva ordenanza de venta ambulante, si están amparadas por la anterior ordenanza continuarán vigentes. Añade que en el caso de que el titular desee transmitir la autorización, “necesariamente deberá indicarse un nuevo artículo de venta de entre los recogidos en el artículo”. En caso contrario, se denegará la transmisión.

El problema que tienen los vendedores, 70 familias, se halla precisamente en el artículo 8 de la nueva ordenanza. En él se especifica que en el mercado de la Plaza Redonda “queda expresamente prohibida la venta de ropa y complementos de vestir, artículos de bisutería o marroquinería, calzado, plantas, comestibles, gafas de sol, complementos para móviles, dispositivos electrónicos y bicicletas”.

La medida es una de las grandes novedades de la nueva ordenanza, aprobada el pasado 28 de febrero por el Ayuntamiento de València en el pleno. El objetivo de ella, explican fuentes municipales, es fomentar en estos mercados que se pongan a la venta “artículos originales de colección tales como libros de lance, sellos, monedas, cromos, álbumes, música de ediciones descatalogadas o en formatos en desuso, partituras, carteles, estampas y similares, grabados, pinturas y artículos de pajarería”. Pájaros vs. gafas de sol.

Es por este motivo que a la nueva ordenanza, impulsada por el regidor Carlos Galiana, se le llama irónicamente la ordenanza chic. Según explica un vendedor, la mayor parte de los titulares tienen a la venta objetos de regalo de todo tipo, entre los que se encuentran ropa interior, zapatillas… Con la nueva disposición se hallarán fuera de la ley y perderán sus licencias. No son modernos. No son turísticos.

Ni calcetines, ni sujetadores

El objetivo, como apunta irónicamente uno de estos titulares, es que no se puedan comprar “ni calcetines ni sujetadores, pero sí cerámica y adornos”. Vivan los mercados medievales. Abajo los puestos de ‘reina, mira qué oferta’. En definitiva, el Govern de la Nau quiere echarles de sus actuales puestos para que en su lugar se instalen otros más acordes a la imagen de una ciudad coqueta y urbanita.

Desde el Ayuntamiento de València aseguran que todo se ha pactado con los vendedores y que no habrá ningún problema, pero desde que se aprobó la ordenanza hasta la fecha, nadie se ha reunido con ellos para tranquilizarles.

Es más. Una circular informativa remitida por el Ayuntamiento da una fecha de caducidad a estos puestos. En concreto se establecen cuatro meses “para liquidar la mercancía”. Es decir, que tienen hasta el 5 de agosto para pedir expresamente que se les autorice la venta de algunos de los artículos que Galiana sí que quiere que se vendan en el centro, los objetos chic. En caso contrario, amenaza el consistorio, “se procederá a incoar expediente para extinguir la autorización de venta”.

A la espera de que, aunque sea como concejal de Mercados en funciones, Galiana les reciba, los vendedores critican el silencio y la displicencia que han percibido por parte del consistorio. Nadie les dice nada y el 5 de agosto está ahí, a la vuelta de esquina. Si no se remedia, les echarán quienes les tenían que proteger. Es por eso que están planeando movilizaciones. Si no obtienen una respuesta, a Galiana o a su sucesor les espera un largo y áspero verano.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email