GRUPO PLAZA

el problema de Argelia ha provocado un aumento de horas extra que no "les pagan"

Los amarradores del Puerto de Sagunto denuncian que les obligan a trabajar 680 horas más al año del límite legal

10/11/2021 - 

VALÈNCIA. (EP) Los trabajadores de la empresa Amarradores Del Puerto De Sagunto CEMESA-P&REYSER se han reunido este miércoles con el alcalde del Ayuntamiento de Sagunto, Darío Moreno, para denunciar que la compañía está obligando a la plantilla a aumentar su jornada laboral más de 680 horas al año por encima del límite legal, un exceso de trabajo que "está provocando accidentes de trabajo, incapacidades temporales por estrés y carga de trabajo, y está poniendo en riesgo la salud y la seguridad de los trabajadores", aseguran.

Así se lo han trasladado en el marco de una reunión en la que han asegurado que la empresa les está haciendo trabajar más de 2.500 horas anuales, cuando el límite legal es de 1.820 horas, ha informado CCOO PV en un comunicado.

Además, los trabajadores han asegurado se han incrementado considerablemente el número de maniobras de los buques gaseros por el problema del gasoducto de Argelia, lo que ha provocado que "prácticamente la totalidad de la plantilla de amarradores tenga que estar trabajando, incluidos los que están en jornada de descanso, sin que les paguen ni compensen las horas realizadas, ni contraten a más plantilla".

En este sentido lamentan que "la empresa, a pesar de estar facturando cantidades económicas muy importantes por este tipo de barcos, que suponen un 80% de incremento en sus tarifas comparándolo con un buque normal, no les está pagando ni una sola hora extra a los amarradores".

Ante estas situaciones, está preparando la denuncia por el "incumplimiento grave" de la empresa CEMESA de los pliegos de prescripciones particulares para prestar el servicio de amarre y desamarre en el puerto de Sagunto, en materia laboral y en los recursos humanos necesarios utilizados para las maniobras de buques.

También han criticado que durante la huelga realizada en octubre, la Delegación de Gobierno estableció unos servicios mínimos que consideran "abusivos y que van en contra del derecho constitucional a la huelga, teniendo que atender dos maniobras de buques que ni son urgentes ni esenciales ni ponen en riesgo el funcionamiento del puerto de Sagunto".

Darío Moreno ha mostrado interés por la situación, y ha reconocido su "preocupación" por la seguridad laboral de los trabajadores, por lo que abordará el tema en el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria "para intentar darle una solución al conflicto lo antes posible", explica el comunicado de CCOO.

Mientras tanto, la empresa CEMESA ha accedido a la petición del Sindicato CCOO, para iniciar este viernes la negociación de un convenio colectivo, que regule las condiciones laborales de los trabajadores, aunque los amarradores han mostrado "cierta desconfianza por la falta de predisposición de la empresa hasta el momento".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme