GRUPO PLAZA

Los críticos de Més se revuelven ante la supresión de primarias en Compromís

Foto: EVA MÁÑEZ
1/09/2022 - 

VALÈNCIA. La posibilidad de que Compromís acabe no realizando primarias para confeccionar su lista en la ciudad de València de cara a las próximas elecciones municipales ha agitado las aguas en Més, el partido mayoritario de la coalición. Y más en concreto a su pequeña base crítica, Bloc i País. 

La probabilidad lleva tiempo barruntándose en el seno de la UTE electoral, cuyas ejecutivas negocian desde el pasado mes de abril el reglamento de primarias con total secretismo. Pero conforme avanza el calendario hacia 2023, esta hipótesis toma forma y diferentes fuentes de las tres patas de la coalición dan por hecho que la normativa contemplará una excepción en la capital del Turia. 

Una circunstancia que dará rienda a que su candidato a la Alcaldía -nadie duda de que será Joan Ribó de nuevo- pueda elaborar la lista de aspirantes a concejales que le acompañarán en el Cap i Casal. Nombres que, por tanto, no se votarán pero sí serían pactados entre las tres patas Més, Iniciativa y VerdsEquo a puerta cerrada. 

Un volantazo en la idiosincrasia de Compromís con la que una pequeña parte de sus integrantes no están dispuestos a tragar. Al menos, no sin pelearlo. El sector crítico de Més cuestiona la supresión de primarias abiertas para las elecciones locales en València cuando sus estatutos las establecen como obligatorias ante cualquier convocatoria en las urnas. 

"El resto de partidos, no lo sé. Pero Més lo tiene en sus estatutos, aprobados hace un año en el congreso", se quejan fuentes del sector crítico. "En Vila-real celebramos el lunes unas primarias para elegir a la candidata. Me gustaría saber porqué en unas ciudades sí se deben superar procesos de participación y en otros no; ¿por qué esas prebendas para unos sí y para otros no?", se preguntan las mismas fuentes. 

Un rechazo que, de hecho, tienen previsto exponer en el Consell Nacional que el partido mayoritario de Compromís celebrará el próximo sábado 10 de septiembre. "Si se pretenden suprimir las primarias o hacer excepciones en el reglamento, eso deberá someterse a votación", advierten las citadas fuentes. Una ofensiva ante la que, no obstante, no peligraría que la pretensión que ahora hay sobre la mesa pudiera salir adelante y el reglamento sea ratificado la próxima semana.  

Ribó como factor determinante

Una de las razones de peso para dar un giro de 180 grados en la forma de confeccionar las listas municipales -al menos las de València ciudad, a la espera de que puedan establecerse más excepciones para otras grandes urbes-, habría sido la posición contraria del actual alcalde, Ribó, al sistema actual de primarias. 

"Uno de los problemas que tenemos en Compromís es cómo encajar esas primarias con la incorporación de personas que no están vinculadas a la política pero pueden tener un papel fundamental. No tenemos resuelto eso y debemos hacerlo porque es importante. Las primarias son positivas pero tienen este problema: a veces es difícil tejer un equipo ganador y equilibrado con el sistema que tenemos", afirmó Ribó en una entrevista con Valencia Plaza en marzo.

No ha sido nunca el único. La apuesta de Compromís por las primarias abiertas fue, en opinión de muchos ahora, en exceso aperturista. Con el anterior reglamento, los afiliados y simpatizantes de las tres patas de la coalición podían votar no sólo a los cabezas de lista, sino también al resto de las candidaturas tanto autonómicas y locales en el caso de los grandes municipios. Una fórmula que ha generado problemas. Por ejemplo, que personas cuyo perfil encajaba en un puesto determinado no conseguían los suficientes apoyos o que aquellos con mayores recursos podían realizar mejores campañas. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme