Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

Los retos de la India y su economía pujante en el concierto mundial

El analista de XTB analiza a la economía hindú, cuyo uno de los grandes retos es la fragilidad de su sistema bancario, fraccionado y poco concentrado

14/10/2019 - 

MADRID (EP). La India se sigue consolidando como la segunda mayor economía del mundo en lo que a crecimiento se refiere. La estrategia que ha seguido su banco central es la misma a las que nos vienen teniendo acostumbrados los bancos centrales de las grandes economías mundiales. 

En lo que va de año el Banco Central de la India ha rebajado los tipos de interés cinco veces. Estas decisiones se han tomado en un contexto de menor crecimiento, el resurgir de los riesgos que perturban la estabilidad financiera y estimulando fiscalmente la economía con un recorte sustancial de impuesto de sociedades.

Las medidas de política monetaria podrían ser mucho más agresivas en un futuro y seguir con la reducción de tipos de interés. Lo hará si las previsiones de crecimiento siguen siendo revisadas a la baja y las previsiones de inflación no se sitúan en los niveles óptimos que favorezcan una normalización de la economía, los mismos se sitúan actualmente el objetivo perseguido es 4% y el nivel actual es el 3,2%.


Un indicativo de esta situación es el nivel que marca el índice de sentimiento económico que se encuentra por debajo de la media, esta circunstancia viene dada por una reducción del objetivo de crecimiento del PIB para el 2020, que pasa del 6,9% al 6,1%. Esta circunstancia ha tenido un claro reflejo en el mercado y hemos visto como el índice bursátil de referencia en India, el Nifty 50, se resiente y se aleja de los máximos que marcó en el mes pasado de mayo.

El plan económico de la India en la actualidad es incentivar las políticas que aborden los problemas de crecimiento, a través de una reactivación de la demanda interna. Con esta medida, la economía hindú pretende cumplir con el déficit fiscal para el 2020 y no salirse de las estimaciones.

Mucha deuda incobrable

Uno de los grandes retos para India es la fragilidad de su sistema bancario, fraccionado y poco concentrado. La tasa de ahorro de la población sigue siendo baja y la financiación del sector público obliga a los bancos a asumir unos costes mucho más elevados. A ello hay que sumarle el gran número de deuda incobrable que poseen los bancos en sus balances. Siendo la transparencia de los bancos una asignatura pendiente sobre la cual están trabajando las instituciones correspondientes.

La reducción del crédito suma un freno importante a la posible reactivación económica -esta última sumada a lo anteriormente comentado- no hace más que afirmar la tesitura hostil a la que se enfrentan las económicas globales en un entorno de ralentización económica.

Jorge López es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email