GRUPO PLAZA

La vista por esta pieza arrancó el pasado 2 de noviembre 

Una 'masterclass de arte', 14 sesiones, "efusividad" e indignación: así ha sido el juicio del caso IVAM

Foto: ROBER SOLSONA/EP
28/11/2021 - 

VALÈNCIA (EP). El juicio por la pieza 2 del caso IVAM, relativa a un presunto fraude millonario en la adquisición de obras del artista Gerardo Rueda por parte del museo cuando estaba dirigido por Consuelo Ciscar, ha quedado visto para sentencia esta semana tras 14 sesiones, un susto, apuntes y mucha euforia e indignación.

La vista por esta pieza arrancó el pasado 2 de noviembre en la sección quinta de la Audiencia de Valencia y durante 14 sesiones han compartido banquillo Consuelo Ciscar; el ex director económico administrativo del museo Juan Carlos Lledó; y el hijo y heredero del artista, José Luis Rueda.

Los tres acusados han mantenido su inocencia durante el juicio mientras que las acusaciones insisten en su culpabilidad. Por este motivo, la Fiscalía pide para Ciscar la pena de seis años de prisión y multa de 144.000 euros por un delito continuado de prevaricación administrativa, de falsedad en documento oficial cometido por funcionario público y malversación de caudales públicos en su modalidad agravada. Para Lledó solicita cinco años y seis meses de cárcel y multa de 63.000 euros; y para Rueda, cinco años por un delito continuado de malversación.

Ciscar, de 76 años y ya condenada a un año y medio de cárcel por la pieza 1 del caso IVAM -reconoció haber cometido irregularidades para promocionar la carrera artística de su hijo, Rafael Blasco, conocido como 'Rablaci'-, se ha pasado la mayoría de las sesiones del juicio tomando apuntes en una libreta y consultando algunos documentos.

Foto: ROBER SOLSONA/EP

Desde el inicio del procedimiento hasta el final ha mantenido que es inocente y ha reiterado una misma frase: "Las obras adquiridas de Gerardo Rueda por el IVAM son auténticas, legales y válidas".

En el turno de la última palabra, aprovechó para poner de manifiesto, visiblemente emocionada, que se sentía "muy orgullosa" de haber contribuido a uno de los periodos "más brillantes" del IVAM en sus 10 años de dirección. Y, entre lágrimas, dijo confiar en la justicia y en que el veredicto sirviera para restituir la memoria y el crédito artístico de artista y del museo.

Además, no dejó pasar la oportunidad de aludir a un "linchamiento mediático": "He permanecido estoicamente ante un linchamiento mediático de una polémica creada artificialmente y, lo que es peor, incomprensible y superada en el mundo del arte".

Pero sin duda alguna ha sido José Luis Rueda quien más tiempo ha permanecido declarando ante el tribunal, acompañado en todo momento de las obras de su padre, bocetos y catálogos. Y su "efusividad", tal y como describió, le obligó a tener que pedir disculpas en alguna ocasión.

Foto: ROBER SOLSONA/EP

El acusado comenzó su intervención y tuvo que ser interrumpida ante una disposición del abogado de Consuelo Ciscar, Juan Molpeceres. El letrado alertó al tribunal de que no se encontraba bien y tuvo que ser guiado hasta los forenses de la Ciudad de la Justicia, que le derivaron en ambulancia al hospital. Finalmente todo se quedó en un pequeño susto y el juicio se reanudó a los tres días. Unos meses antes, en el juicio del caso Cooperación, uno de los acusados sufrió un infarto en esa misma Sala y también se tuvo que suspender el procedimiento durante varias sesiones.

Experto y se aburría

José Luis Rueda defendió ante el tribunal que se consideraba un "experto" en arte aunque reconoció que no había llegado a acabar la carrera de historia del arte que cursaba porque se "aburría". "Tengo una colección de 3.000 obras, ¿qué me iba a enseñar un profesor de universidad?", llegó a preguntar.

Subrayó en varias ocasiones que había sido "extremadamente generoso" con el IVAM y aseguró que no necesitaba el museo en su vida porque su padre había hecho 600 exposiciones en el mundo. También se mostró "indignado" por haberse cuestionado la autorización de su padre para reproducir obra. "Han destrozado a mi padre, a mí, a su obra y a la memoria de un genio, y a eso no hay derecho", llegó a decir durante la vista.

El hijo de Gerardo Rueda, durante el juicio del IVAM. Foto: EFE

Por otro lado, se mostró muy crítico contra el actual responsable de la Agencia Valenciana Antifraude y extrabajador del IVAM, Joan Llinares, y el exdirector artístico del museo en la etapa de Carmen Alborch, Vicente Todolí. Sobre el primero llegó a decir que era el fundador de la acusación particular en este proceso; y en relación con el segundo, indicó que había "pegado" al crítico Tomás Llorens: "Era un señor muy agresivo, profesionalmente le echaban de todos sitios", aseveró.

Su abogado, Santiago Milans del Bosch, también fue crítico con las acusaciones y, respecto de la fiscal, lamentó que "no le había importado saber la verdad" y había "puesto en duda" todo lo practicado. Se refirió al juicio como una "masterclass" y bromeó diciendo: "En la calle ya no veo estatuas. Veo esculturas".

"Pervertir" la ley

El letrado de Lledó, Francisco de Antonio, por su parte, observó "malicia" en las acusaciones e insistió en la lectura de su informe en que su representado estaba sentado en el banquillo solo por haber sido director financiero del museo, no por su participación. "Se está pervirtiendo la ley", aseveró.

Durante el juicio, la Ciudad de la Justicia de València llegó a convertirse en una especie de museo puesto que la Sala encargada de la vista se llenaba cada día de obras y catálogos de Gerardo Rueda, fallecido en mayo de 1996.

El tribunal advirtió a José Luis Rueda de que ellos no se podían hacer responsables del cuidado de las obras del artista, así que, para mayor seguridad, el acusado contrató a un hombre que todos los días de juicio se encargaba de llevar los originales de algunas de las piezas de su padre a los juzgados. Una vez concluida la vista, las obras no han vuelto a la Ciudad de la Justicia. Igual que tampoco han regresado 'Las tres gracias' que presidían el acceso principal de estas instalaciones y que estaban atribuidas a Gerardo Rueda. Se desmontaron semanas antes de que comenzara el juicio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme