GRUPO PLAZA

el cudolet / OPINIÓN

Me gustaba mucho el viejo Parador Nacional Luis Vives

11/06/2022 - 

Le arrebataron el nombre no hace mucho tiempo. El centralismo ha hecho de él un Parador más. Y no lo es. No hace mucho, en la mediana frente a Magisterio, a la salida de la ciudad, una vetusta señalización indicaba con el nombre de Parador Nacional Luis Vives la distancia entre el Cap i Casal y El Saler. Al acogedor complejo hotelero llegué de las manos del Valencia C.F. Allí se hospedaba cada verano el primer equipo para preparar el curso deportivo. Siendo un fan más me concentraba al lado de mis ídolos. Aún disfruto de las fotos junto a Leonardo o Belodedici entre otros, a pie de campo, terreno que fue construido para recibir al Mundial del Naranjito.

Sin ir más lejos, en el verano del 96, agosto para ser más exactos cursé el servicio militar. Pasaba las vacaciones junto a mis viejos en un apartamento cercano al complejo. Toni Gómez-Pastrana residía allí. A Toni, siendo tres años mayor que yo, lo había conocido en la calle Salamanca 45. Estudiamos juntos en los Hermanos Maristas. Cada mañana, no estaban las aceras puestas, no había aceras, circulaba unos kilómetros en mi vespa Zip, para irnos en su coche desde El Parador a Bétera a pegar barrigazos durante la instrucción. Después nuestros caminos se separaron.

Anclado en la vida analógica, desconectado de la farándula social capitalina, conocí el fallecimiento de Antonio Gómez-Pastrana (padre) de los pulgares de mi gran amiga Merchina Peris. Ella sabe que tenemos un artículo pendiente por escribir de la relación del Valencia C,F con el Parador. Al ser conocedor de la triste noticia, he pasado por ello, he perdido a ambos, me puse en contacto con Toni. Le expresé mis condolencias, y le comenté que quería honrar la memoria de su padre escribiendo una columna, pidiendo permiso a la familia, siendo concedido y así ha sido.

Antonio Gómez Pastrana fue director del Parador 23 años. Nacido ten 1936, este señor llegó siendo casi un chaval a El Saler en el año del Mundial de Kempes. Junto a su esposa, María Dolores Barbero Herrero, formaron una gran familia. Gema, Míriam (gracias por las instantáneas), Toni, sus hijos, estuvieron a su lado mientras dirigió este oasis hotelero de propiedad estatal. No he querido molestar mucho a la familia para recabar información sobre la gestión profesional por estar en un periodo jodido, el luto. Me ha sido fácil, recurrir a compañeros que estuvieron a su costado durante una gestión que se hizo popular.

Siempre recordaré mis devaneos en el Parador en tiempo de bicicletas, gracias a un Pastrana que consolidó el turismo deportivo en nuestra ciudad. Amante de los animales, allí donde iba le acompañaban sus dos pastores alemanes, Man y Zana (manzana) Los palos de golf eran su tarjeta de visita. De su prodigioso don de gentes sirvió para que los veteranos del Valencia C.F le invitaran cada año a la cena de Navidad. Le unía gran amistad con Juan Cruz Sol.

O los propios jugadores de la selección española, que al llegar al hotel pedían dar una vuelta con el buggy por el campo de golf. O la invitación a comer de cierto seleccionador nacional durante el hospedaje con el cuerpo técnico. Han sido muchas las anécdotas que este gran gestor del turismo deportivo se lleva a la tumba. Algún secreto de Estado también. Un hombre que consolidó la buena gestión comercial de un hotel que estaba en el ojo de huracán.

Por ello hay despedidas que no pueden dejar de ser públicas. Notorias. Hay que avivarlas. Recordarlas. Honrarlas. Gómez Pastrana fue un personaje relevante en la vida social valenciana. De aquel Parador ya no queda ni el nombre. Ídem de lo mismo ha sucedido con el Balneario de Las Arenas. De aquel viejo Parador me unía un sentimiento enorme de poder ver de cerca a mis ídolos. Por aquel viejo y humano Parador desfilaron personajes relevantes de talla mundial. Gracias Pastrana por cumplir mis sueños ya no de la niñez, sino de mi adolescencia… Me gustaba mucho el viejo Parador (Nacional) Luis Vives. El mío y el de muchos de ustedes.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme