Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

directora de banca privada de la entidad

Mónica Blesa (Caixa Popular): "Es importante establecer horarios y rutinas durante el confinamiento"

9/04/2020 - 

VALÈNCIA. Siguiendo con las entrevistas a financieros valencianos en estos tiempos de confinamiento obligado por el coronavirus, la protagonista en esta ocasión es Mónica Blesa, directora de Banca Privada de Caixa Popular, que atendió amablemente la llamada de este diario.

-¿Qué tal está llevando estas semanas de confinamiento y las que nos esperan?
-A nivel personal te diría que -dentro de lo que cabe- lo llevo mejor de lo que esperaba. En situación normal, estoy poco tiempo en casa y la situación actual supone un cambio en este sentido al que he tenido que adaptarme. Agradezco -eso sí- poder estar más tiempo con mi familia, aunque me imagino que como muchos, preferiría poder estar con ellos al aire libre y haciendo ejercicio que encerrados en casa. A nivel profesional, afortunadamente, las tecnologías existentes me permiten prácticamente desarrollar mi trabajo con normalidad. Me gusta más el contacto presencial con los clientes y los compañeros, que he tenido que sustituir por videoconferencias, correo electrónico y teléfono, pero que sigo manteniendo en cualquier caso.

-¿Cómo se organiza para seguir al pie del cañón?
-En general, estableciendo horarios y rutinas porque es importante durante el confinamiento. Inicio la jornada a la misma hora de siempre y me conecto a primera hora por videoconferencia con mis compañeros del departamento para organizar el día, comentar los últimos acontecimientos, medidas a emprender y decisiones a tomar. A partir de ahí, el día transcurre con normalidad: mantenemos las reuniones previstas en la agenda de cada uno, contactos con los clientes, reuniones con las oficinas, cursos de formación a distancia... La diferencia es que las reuniones y contactos son por videoconferencia, correo electrónico y teléfono en lugar de ser presenciales. Lo único que hemos tenido que suspender son los eventos informativos, formativos y de tipo lúdico que organizamos habitualmente para los clientes porque la situación no lo permite, pero que retomaremos conforme esto acabe.

-¿Cómo está respondiendo Caixa Popular ante la crisis sanitaria?
-En Caixa Popular todas nuestras oficinas permanecen abiertas y estamos trabajando para poner a disposición de los clientes todas las ayudas que el gobierno y demás organismos han puesto en marcha y en las que podemos intervenir, como son por ejemplo, las líneas de ayudas del ICO. También hemos puesto en marcha otras medidas que pensamos pueden ayudar a nuestros clientes en la situación actual ante la falta de liquidez o la reducción de ingresos. En concreto, hemos destinado 330 millones de euros a préstamos pre-concedidos a particulares, 98,8 millones de euros a préstamos pre-concedidos a empresas y 12 millones de euros a préstamos pre-concedidos a autónomos y comercios. Además, hemos bonificado las comisiones de mantenimiento y otras, a todos los clientes particulares, comercios y autónomos. Y les ofrecemos a los clientes la posibilidad de aplazar gratuitamente los recibos de seguros a 12 meses sin intereses, ampliar los límites de sus tarjetas en un 25% o aplazar las compras realizadas con tarjetas.

Todo ello reforzando los canales alternativos...
-Así es. Hemos reforzado los canales de banca a distancia y ampliado las operativas para que los clientes puedan realizar desde su casa la mayor parte de sus operaciones, y seguimos trabajando para incorporar las que actualmente puedan requerir firma presencial. Asimismo, estamos preparando pequeñas guías que ayuden a los clientes, que habitualmente utilizan menos los canales a distancia, a manejarse fácilmente con ellos. Y, por último, hemos incrementado la información que reciben periódicamente nuestros clientes de fondos de inversión, planes de ahorro, planes de pensiones y los que invierten en valores de renta variable, renta fija... con informes complementarios sobre la situación actual de los mercados, realizados por especialistas de los equipos de gestión.


-¿Recibe muchas llamadas estos días de clientes ante las sacudidas en los mercados y qué les trasladan?
-Aunque desde el servicio de banca privada mantenemos contacto periódico con los clientes, desde que empezaron las caídas del mercado motivadas por la situación actual, las llamadas por su parte o por la nuestra se han incrementado bastante. La preocupación por la situación hace que algunos clientes se pongan nerviosos, especialmente los más conservadores, y que requieran de más información para su tranquilidad y la nuestra. Otros clientes, sin embargo, quieren aprovechar las caídas para tomar nuevas posiciones o para modificar las que tienen. Sea un caso u otro, nuestra prioridad en estos momentos es dar respuesta a sus necesidades, resolviendo todas sus consultas, atendiendo sus temores y escuchando sus necesidades para adaptar sus inversiones a la situación que nos trasladan o llevar a cabo las nuevas que nos solicitan.

-¿Qué recomendaciones les da?
-Las recomendaciones dependen de la situación de cada cliente. En estos momentos de mercado es importante mantener la calma y no tomar decisiones precipitadas, si se trata de inversiones a medio y largo plazo, que son la mayoría, nuestro mensaje es de tranquilidad. Los mercados han sufrido en general caídas muy fuertes, que en nuestra opinión descuentan un escenario de recesión a nivel mundial. El parón de la actividad económica motivado por la crisis sanitaria y las medidas de confinamiento van a tener un efecto importante en la economía real, lo que todavía se desconoce es la magnitud del efecto tanto a nivel macroeconómico como en las empresas. Es pronto para hacer una valoración, pues aunque están empezando a estimarse cifras, el resultado dependerá mucho de lo que se prolonguen las medidas adoptadas y de cómo se retiren éstas una vez superada la crisis sanitaria. Si no se alarga mucho en el tiempo, pensamos que lo peor ya ha pasado, en lo que a los mercados se refiere. De hecho, aunque la volatilidad es elevada y seguirá siéndolo, se puede observar ya que, desde los mínimos que alcanzaron las bolsas a nivel mundial en la tercera semana de marzo, la mayor parte de ellas están recuperado parte de la caída.

-Toca esperar a que se recuperen los mercados pues...
-Es cuestión de tiempo y de tener el patrimonio diversificado adecuadamente. Las caídas del mercado han arrastrado a casi todos los sectores y empresas, asumiendo que van a verse afectados por igual, cuando la realidad es distinta, hay sectores que incluso se están viendo beneficiados, lo que ofrece oportunidades para, con prudencia, recomponer las carteras y tomar posiciones en algunas empresas a precios más razonables. Además, tenemos contacto permanente con los equipos de gestión de los fondos de inversión (Gescooperativo), de las carteras gestionadas (Banco Cooperativo Español) y de los planes de pensiones (RGA), que nos trasladan las medidas que están adoptando para adecuar las inversiones a la situación actual, lo que nos transmite tranquilidad y refuerza la confianza que nuestros clientes depositan en nosotros.

-¿Dónde se van a frenar los descensos en bolsa tras las medidas adoptadas por los grandes bancos centrales?
-si la situación no se prolonga mucho, pensamos que lo peor ya ha pasado. Estados Unidos lleva un pequeño desfase respecto a Europa porque la crisis sanitaria allí empezó un poco más tarde, pero tanto en Europa como en EE UU los mercados han empezado ya a recuperar parte de las caídas. Los mínimos alcanzados en marzo pueden ser una referencia, aunque todo dependerá de lo que duren las medidas de confinamiento y el parón de la economía. En China los datos muestran que se está volviendo a una cierta normalidad, lo que da cabida a cierto optimismo en este sentido. Donde se han notado más las medidas anunciadas por los bancos centrales es en el mercado de renta fija, que hasta el anuncio del BCE y de la FED estaba roto, sin liquidez y sin cruzar operaciones, y a raíz del anuncio de las medidas de recompra de activos ha empezado a funcionar de nuevo.


-¿Atisba una fuerte recuperación económica una vez pase el 'efecto coronavirus'?
-La recuperación económica va a depender fundamentalmente del daño ocasionado a la economía y éste será mayor cuanto mayor sea la duración de las medidas de confinamiento y parón de la actividad económica. Si la situación no se prolonga demasiado y se toman suficientes medidas de ayuda a las familias y a las empresas, que generen un paro temporal y permitan a las empresas y comercios mantenerse, la recuperación será rápida. Por el contrario, si las medidas se alargan demasiado o son insuficientes, convirtiendo el paro en permanente y destruyéndose el tejido empresarial y comercial, la recuperación será más lenta. Lo importante es que las consecuencias económicas del 'efecto coronavirus' se puedan revertir. Simplificando mucho, y por poner un ejemplo fácilmente comprensible, si una empresa tiene que dejar de producir temporalmente y tiene suficiente solvencia y liquidez para aguantar, cuando la situación se normalice, que lo hará, estará en condiciones de volver a producir. Si esa empresa ya no existe, difícilmente recuperará su actividad.

-¿Nos queda mucho para seguir en esta situación?
-Se trata de una situación nueva, ya que las crisis sanitarias precedentes más recientes, por diferentes motivos, tuvieron una expansión menor o no son comparables. Las únicas referencias que tenemos para poder valorarlo son las de los distintos países que estamos inmersos en ella con sus desfases temporales y las diferentes medidas que están adoptando. Hasta ahora, podemos observar lo que está ocurriendo en China, el primer país que está saliendo de la situación. Allí se detectaron los primeros casos en diciembre de 2019, adoptaron en enero las primeras medidas de confinamiento, tres meses después lograron contener la propagación del virus y ahora en abril, ya se están retirando las medidas adoptadas de manera gradual, volviendo poco a poco a la normalidad.

-¿Y en el caso español?
-En España el primer caso se detectó el 31 de enero y las primeras medidas de confinamiento se adoptaron a mediados de marzo. Si la situación discurriera de forma similar, que no tiene por qué ser así -ya que las medidas emprendidas por ambos países son diferentes-, y en tres meses se consiguiera controlar la propagación del virus -que ojalá sea antes-, en junio podrían empezar a retirarse las medidas. No obstante, según la OMS, el confinamiento de la población hay que acompañarlo de otras medidas, es necesario frenar la propagación pero también detectar los contagios existentes y en esto, en España todavía queda mucho por hacer. 

-¿Y respecto a los mercados?
-La volatilidad seguirá, pero dado que se basan en expectativas tratando de anticipar lo que va a ocurrir, previsiblemente reaccionarán positivamente conforme los datos mejoren a nivel sanitario.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email