GRUPO PLAZA

La presidenta de la FSMCV admite que tocar con separación "va a ser más difícil"

Los músicos valencianos regresan a las calles con distancia y con mascarilla

Foto: EVA MÁÑEZ
31/08/2021 - 

VALÈNCIA (EFE/Loli Benlloch). Las Fallas de septiembre van a permitir a las bandas de música valencianas retomar los pasacalles por primera vez este año y lo viven con ilusión: han limpiado los instrumentos, han desempolvado las partituras festivas y se preparan para tocar más fuerte debido a la distancia que tienen que guardar.

"Tenemos muchísimas ganas de estar otra vez ahí, y parece que cuando pasa la banda por la calle, es un ratito de felicidad y nos saca la sonrisa a todos", explica a EFE Daniela González, presidenta de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunitat Valenciana, tierra que cuenta con 550 sociedades musicales, 1.100 bandas y más de 43.000 músicos.

Distancia de dos metros

La Conselleria de Sanidad, que desde el sábado pasado permite de nuevo los pasacalles y desfiles, ha establecido la condición de que los músicos estén separados dos metros entre ellos, y guarden al menos esa misma distancia con los falleros.

Además, la Federación ha recordado a las sociedades musicales que, al igual que en los conciertos, los músicos deben llevar mascarilla en todo momento -solo se la pueden bajar para tocar instrumentos de viento- y ha recomendado un mínimo de 15 músicos y un máximo de 40 para las bandas que acompañen a los actos falleros.

También ha hecho hincapié en que "se eviten al máximo posible" las concentraciones de los músicos antes y después de los actos, pues según destaca González, "hay que ser muy precavidos y no olvidar que son fiestas pero la covid sigue ahí, de forma que no puede prevalecer la fiesta sobre la seguridad y la salud".

Tocar más fuerte

La presidenta de la FSMCV admite que tocar con una separación de dos metros "va a ser más difícil", si bien desde más de un año están acostumbrados en los conciertos a hacerlo con una distancia de un metro y medio, por lo que "habrá que tocar más fuerte y ya está, seguro que las bandas se van a adaptar perfectamente".

Foto: EDUARDO MANZANA

González recuerda que entre junio y diciembre del año pasado celebraron pasacalles, pero ante la tercera ola de la pandemia de coronavirus se suspendieron y, aunque llevaban reivindicando desde marzo, cuando mejoró la situación epidemiológica, que se retomaran, no se han autorizado hasta ahora.

"Para nosotros eso ha supuesto muchas pérdidas económicas, no hemos podido acompañar a procesiones ni comuniones este año", lamenta la presidenta de la FSMCV, quien explica que, para no perder subvenciones de los ayuntamientos, han llegado a celebrar "pasacalles estáticos, plantados en la calle" sin moverse.

Caída de las contrataciones

En estas Fallas especiales, muchísimas comisiones solo han contratado a las bandas de música para la Ofrenda de flores, cuando en unas "Fallas normales" se las solía contratar para varios actos de toda la semana grande, como la despertà, la recogida de premios o los pasacalles por los barrios.

"Cada comisión ha actuado en función de su presupuesto: todas han contratado la Ofrenda, y luego las hay que han contratado tres o siete actos, es muy variado", explica González, quien recuerda que en esta ocasión la despertà es estática o a la recogida de premios solo van a ir las falleras mayores y los presidentes en muchos casos, por lo que prescinden de las bandas.

Foto: EDUARDO MANZANA

Según explica, en unas Fallas como las de antes de la pandemia las contrataciones de las bandas de música podían suponer "cinco millones de euros en una semana", importe que ahora, dice, se ha reducido a "un millón de euros como mucho, y a lo mejor me estoy pasando", pues se han reducido los actos y hay muchas localidades que han pospuesto la fiesta.

'El fallero' no fallará

Lo que sí será como siempre es el repertorio musical de estos días, una banda sonora formada por los típicos pasodobles falleros y festivos en los que, si bien cada banda utiliza los suyos, 'El Fallero' "no fallará", ni tampoco 'Paquito el Chocolatero', asegura González.

Reivindica que el de la Comunitat Valenciana fue el primer colectivo en contar, en junio del año pasado, con un protocolo para la celebración de conciertos y pasacalles, de manera que fue "un espejo en el que mirarse" para otras autonomías, pero lamenta que este año no hayan podido desfilar por la calle, algo que sí se hace "en Andalucía y poco más".

Por ello, estas Fallas de septiembre, en las que no están permitidas verbenas ni discomóviles, suponen la "puesta de largo" para los pasacalles de 2021 en la Comunitat Valenciana y los músicos "están contentos" de volver a las calles y dar "alegría" a la gente, con la confianza de que después de quemar los monumentos se pueda "volver a la normalidad cuanto antes". 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email