GRUPO PLAZA

informe 'situación comunitat valenciana'

BBVA Research ve con "optimismo prudente" la marcha de la economía de la Comunitat Valenciana

Foto: BBVA
18/02/2022 - 

VALÈNCIA. "Optimismo prudente". Esa fue la expresión que se escuchó varias veces durante la presentación ayer del informe 'Situación Comunitat Valenciana' del primer semestre de 2022 de BBVA Research. El departamento de Estudios de la entidad -uno de los más prestigiosos del sector- trajo buenas noticias a estas tierras de la mano de Rafael Doménech, director de Análisis de dicha división, que estuvo acompañado por David Conde, director de la Territorial Este de BBVA; y Carlos Rodríguez, director Regional Este de Banca de Empresas y Corporaciones.

Un informe que recogió que los vientos de cola vuelven a soplar a favor de la economía autonómica. "A la vista de los datos que vamos a presentar podríamos hablar de un optimismo prudente", manifestó David Conde antes de dar paso a la presentación de Rafael Domenech. "Según nuestros estudios, la Comunitat Valenciana cerrará el trienio 2021-2023 por encima del 5%, con unos 168.000 nuevos puestos de trabajo y una tasa de paro reducida hasta el 12%. Detrás de esas noticias también está el hecho de la posibilidad de que la región se adelante con la llegada de los fondos europeos Next Generation", añadió.

A continuación tomó la palabra el responsable de Análisis Económico del departamento de estudios de BBVA, que fue desgranando el informe, que recoge que las previsiones podrían batirse si se confirma un menor impacto de la pandemia en la actividad económica. "A medio plazo, el sesgo dependerá de las reformas que se adopten en los próximos meses", manifestó Doménech. Y sobre reformas, la laboral cobra una especial relevancia en estas tierras porque es "una de las comunidades que más tiene que ganar en términos de la evolución de la temporalidad y de la tasa de paro". 

Su valoración es que la actual reforma crea "certidumbre"; mientras manifestó que el mercado laboral valenciano sigue mostrando una recuperación "más dinámica frente al resto de comunidades españolas". De ahí que la afiliación a la Seguridad Social en València, Alicante y Castellón haya superado ya los niveles que tenían antes del estallido de la crisis pandémica.

De izquierda a derecha: David Conde, Rafael Doménech y Carlos Rodríguez
A lo largo del pasado año, más concretamente en la segunda parte del mismo, la economía regional se benefició del consumo, del turismo y del empleo, lo que apoyó una recuperación "robusta" en la Comunitat. El fin del estado de alarma y el levantamiento de las restricciones impulsaron el gasto en ocio, restauración, transporte y alojamiento. En este sentido favorecieron el turismo nacional, mientras que desde el verano pasado "se percibió una mayor recuperación del turismo extranjero" en tierras levantinas.

La aparición de la sexta ola a finales del año pasado frenó el avance económico. Como también lo están haciendo las tensiones inflacionistas provocadas por normalización de las políticas monetarias de los bancos mundiales -"la FED subirá tipos varias veces este año pero el BCE creo que no lo haga hasta la primavera de 2023"-; así como los riesgos geopolíticos -"no hay que perder de vista el conflicto entre Rusia y Ucrania"- o también económicos -"veremos cómo se desacelera la economía china"-. 

Cuellos de botella

Pero pese a todos esos factores exógenos, la Comunitat Valenciana sigue presentando un dinamismo económico, que se refleja en un consumo privado y un gasto turístico al alza "en ambos casos por encima de la media nacional". Sin ir más lejos, el gasto presencial con tarjeta de residentes superó en un 24% el nivel de 2019, mientras que en España fue un 20% mayor. Además, espera que la utilización del ahorro embalsado de los hogares, no solo valenciano o españoles sino también a nivel europeo- será "determinante" para la recuperación del turismo en este 2022.

Desgranando los números de la actividad económica regional, Doménech apuntó que tanto la inversión en equipo como las exportaciones en bienes aumentaron, pero eso sí por debajo de la media de España. Pese a ello, las ventas al exterior de bienes valencianos habrían recuperado los niveles precrisis en todos los sectores, con la única excepción de una de las patas principales del PIB autonómico: el automóvil, cuyas ventas al exterior siguen bajo la senda descendente con Ford en el punto de mira. En este sentido Doménech habló de los cuellos de botella en las cadenas de producción a nivel mundial ante el encarecimiento de los precios de la energía y las materias primas.

Tras la exposición del informe ante los periodistas asistentes llegó el turno de preguntas donde este diario quiso conocer su opinión sobre tres aspectos: exclusión financiera de los mayores, el decalaje entre las exportaciones valencianas y las españolas -y el impacto supondría la marcha de Ford de España- y lo que aconsejaría a todo aquel que quiera -o tenga- contratar una hipoteca con los tipos de interés apuntando al alza.

"Está muy bien identificar las demandas latentes que hay en el sector financiero y en cualquier otro, fundamentalmente por el proceso de disrupción digital, pero se tiene que hacer sin dejar a nadie atrás y que todos sean los ganadores. No me cabe ninguna dura que el sector bancario tiene un mayor grado de competencia entre las empresas, que rápidamente se han puesto a dar soluciones; pero como ciudadano me preocupa más lo que pueda pasar con que esa disrupción digital tenga una respuesta más tardía en los servicios públicos, que tienen que estar a la altura. Hay que buscar fórmulas de colaboración público-privadas para dar respuesta a la disrupción digital, que no tiene que dejar ni a mayores ni a nadie atrás". Así respondía a la pregunta de Valencia Plaza sobre los planes que contempla la entidad -más allá de ampliar el horario de caja como anunció hace unos días- para los clientes de mayor edad para paliar la exclusión financiera.

El automóvil, un lastre para el PIB autonómico

Sobre las ventas de productos valencianos al exterior recordó el peso que tiene el automóvil -camino de la cuarta parte del total- donde dicho sector "es el principal problema, lo que nos lleva a estar por debajo de la media europea -una hora antes de presentar el informe se conocían los datos de 2021 donde la Comunitat creció ocho puntos menos que el conjunto nacional-; mientras que sobre Ford se mostró políticamente correcto: "Nunca hablamos de empresas concretas y por eso no puedo responder"; y sobre las hipotecas recomendó "ponerse en manos de un buen profesional", mientras que David Conde añadió que "el asesoramiento es fundamental y no hay una repuesta general sino que es particular a cada cliente. Hoy por hoy acceder a una hipoteca sigue siendo algo muy atractivo. ¿Variable o fija? Eso depende de cada uno, pero los tipos de interés no van a subir a corto plazo como para sobrerreaccionar".

Finalmente, el responsable de Análisis Económico de BBVA Research también respondió a otras cuestiones planteadas por la prensa como la implantación de una tasa turística en la región -"podría tener un efecto incluso positivo, siempre que se maximice el beneficio que tiene el coste y los turistas se encuentre con mejoras en los servicios-; los bonos turísticos -"cada euro que se gastara en ello tendría proporcionar un euro o más de actividad económica en el sector porque de lo contrario se favorece turismo pero con un coste oportunidad por su efecto reducido"; y sobre los fondos europeos Next Generation -"lo importante es que sean para buenos proyectos por parte de buenas empresas para conseguir un mayor efecto multiplicador fiscal y una mayor capacidad de transformación"-.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme