GRUPO PLAZA

detectan un incremento de los delitos de odio

Las palizas y los insultos copan los procedimientos de la Fiscalía relacionados con la orientación sexual

29/06/2021 - 

VALÈNCIA. Las palizas y los insultos centran la mayoría de procedimientos abiertos actualmente por la Fiscalía de Delitos de Odio de Valencia relacionados con la identidad u orientación sexual. Las investigaciones de este tipo que lleva la sección especializada no han aumentado a lo largo de 2020 y el primer semestre de 2021, según los datos oficiales, debido especialmente a la pandemia –se ha reducido notablemente la actividad ciudadana y la interacción social–. Sin embargo, sí se ha detectado un incremento de los llamados incidentes de odio: es decir, aquellos que no son delito, pero sí suponen discriminación. Por ejemplo, determinados insultos o situaciones como no ofrecer alquiler de pisos a personas homosexuales.

La fiscal delegada de esta especialidad, Susana Gisbert, explica que la homofobia aparece de manera más clara en los delitos de acción y que el colectivo LGTBI es el que en mayor medida lo recibe. 

A lo largo de 2020 y 2021 ha habido tanto apertura de procedimientos como calificaciones de la Fiscalía y celebración de juicios. Uno de los que se encuentran pendientes está relacionado con amenazas a personas transexuales en València en noviembre de 2019. De acuerdo con el escrito de acusación, se produjeron dos incidentes por parte de dos hombres que circulaban en coche. Primero, le gritaron a otro que iban a "culear a un maricón". La víctima les contestó y ellos hicieron amago de ir a atropellarle con el vehículo, al tiempo que le asustaban mostrándole una cadena y haciendo gestos de que le agredirían con ella, por lo que se refugió en un establecimiento cercano.

Seguidamente, los mismos acusados continuaron a bordo del vehículo y se acercaron a dos personas transexuales para preguntarles con insistencia cuánto cobraban. Después comenzaron a gritarles "maricones, travestis de mierda", no teneis polla", "maricones, os vamos a cortar la polla, hay que matar a la gente como vosotros, ¿no os da vergüenza por vuestra familia?". Las víctimas se metieron entonces en su propio coche, con el que trataron de huir de la zona, pero fueron perseguidos por los acusados con su vehículo, con el que chirriaban ruedas con intención de amedrentarles. Al mismo tiempo, les decían que iban a matarles y a rociarles con gasolina y prenderles fuego. En todo momento fueron esgrimiendo la cadena que portaban de nuevo.

Las agresiones y delitos que se denuncian están alrededor de un 3 y un 5%

La Fiscalía reclama por estos hechos tres años y nueve meses de prisión, el pago de una multa de 2.400 euros y de una indemnización de 5.000 euros para cada víctima. También solicita el alejamiento a una distancia de 300 metros y la prohibición de comunicación de los acusados con las víctimas por un plazo de tiempo de cuatro años.

Varios juicios sobre delitos relacionados con la orientación sexual se han celebrado a lo largo de 2020 y 2021, la mayoría de ellos resueltos con conformidad. Entre las resoluciones más destacadas se encuentra la de la Audiencia de Valencia por la que condenó a seis meses de prisión a un hombre por llamar "maricones de mierda" y "comepollas" a una pareja homosexual con la que había coincidido en una boda. Cuando regresaban de la celebración, el acusado se dirigió al resto de los ocupantes del vehículo y les propuso "ir de putas", algo a lo que las víctimas se negaron y aludieron que eran pareja y gays. En ese momento, según el relato fiscal, el acusado dio un puñetazo a uno de ellos y obligó al conductor a detener el coche. Después sacó a las víctimas a empujones del turismo, les empezó a insultar y les golpeó en la cabeza y en todo el cuerpo. Los perjudicados huyeron y llamaron a una amiga suya. Entonces el acusado regresó al lugar de los hechos de nuevo y volvió a increparles por la llamada.

Más agresiones e insultos

Otras condenas recayeron igualmente en un hombre que increpó y golpeó a una pareja de lesbianas por besarse en la calle; y en otro que agredió, insultó y amenazó a un matrimonio homosexual que se encontraba en la terraza de un bar de València al grito de "maricones de mierda, os tengo que reventar".

En cuanto a los procedimientos abiertos a lo largo de estos dos últimos años, se encuentra una denuncia contra Vox por sus manifestaciones al no apoyar, en enero de 2020, una declaración institucional en el Ayuntamiento de València en la que se conmemoraba el 75 aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz al considerar que se incluía "contenido ideológio" por mencionar el racismo o la LGTBIfobia. Ésta fue archivada por no ser delito, pero se enmarca en incidente de odio. 

También acabó en archivo otro procedimiento por una paliza a una pareja de homosexuales a la salida de una discoteca de la ciudad. 

Manifestación del Orgullo celebrada ayer lunes. Foto: KIKE TABERNER   

La Fiscalía remitió igualmente a Alicante el vídeo grabado en pleno confinamiento de un policía local de Benidorm que humilló a una persona transexual con insultos y comentarios vejatorios. 

Para Susana Gisbert, resulta sorprendente que "a día de hoy todavía se pegue palizas a personas por su condición sexual y se sientan legitimadas para ello". "Me asusta que la gente reaccione de esa manera tan violenta cuando ve a una pareja homosexual en un bar o besándose por la calle y realice delitos evidentes a la vista", reflexiona. En este sentido, cree que "el hecho de que se hayan introducido en las instituciones movimientos que condenan la homosexualidad da alas a quienes eran homófobos para provocar odio". 

En su sección, remarca que resulta fundamental la coordinación con Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y con ONGs. "Hacemos muchísimas reuniones. Policía Nacional y Guardia Civil vienen con mucha frecuencia a dar cuenta de posibles delitos de odio y si tienen un hecho concreto que les llama la atención consultan y comunican. Las ONGs están atentas sobre todo a lo que ocurre por redes sociales. Nos avisan y envían pantallazos habitualmente", indica. 

Gisbert hace un llamamiento a interponer denuncias. "Si en violencia sobre la mujer es grave el problema de la infradenuncia, en delitos de odio relacionados con orientación sexual es peor. Las agresiones y delitos que se denuncian están alrededor de un 3 y un 5%, el resto permanecen totalmente ocultos. La gente siente dificultad, miedo y desconocimiento", apunta. Motivo por el que recuerda que no sólo se puede acudir al juzgado de guardia, sino que existe la sección especializada en la Fiscalía: "Hay medidas de protección que nos permite el Estatuto de la Víctima. La denuncia puede que no dé todas las soluciones, pero no denunciar desde luego no da ninguna". 

Noticias relacionadas

crónica por los otros

El mes de junio, el mes del orgullo

Hay meses especialmente marcados por la efeméride que les acontece.  Si el mes de marzo podemos decir que es el mes violeta, el mes del feminismo y el mes de la mujer; el mes de junio es el mes del arcoíris y el mes del orgullo LGTBI.  El próximo lunes vuelve la manifestación y la reivindicación de este colectivo a la calle

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email