X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

De los 3 millones, casi 500.000 euros de la campaña de rita barberá se destinaron a publicidad

El PP de Valencia gastó más en las municipales de 2007 que Podemos en las generales

Foto: EFE/JUAN CARLOS CÁRDENAS
21/12/2016 - 

VALENCIA. La campaña de Rita Barberá para las elecciones del año 2007 costó, según los papeles de la empresa Laterne Product Council (LPC) a los que ha tenido acceso Valencia Plaza, más de tres millones de euros que, presuntamente procederían de empresas que tenían o tuvieron contratos con el consistorio. El juez investiga un delito electoral continuado dentro de la pieza del blanqueo de capitales.

Tal como adelantó Valencia Plaza este martes, el magistrado del caso Taula investiga un posible delito electoral en la campaña de las locales de 2007, en la que el el PP de Valencia gastó 3 millones de euros, una cantidad veinte veces por encima de lo que contrató con Laterne y a años luz de lo que costó la campaña de los otros candidatos a la alcaldía de Valencia. Las cantidades habrían sido presuntamente donadas por empresas contratistas del Ayuntamiento de Valencia.

Pero, ¿cómo se repartió ese dinero? Según las facturas de LPC, en actos electorales el Grupo Municipal se gastó más de 665.000 euros, a los que hay que sumar otros 450.000 euros en medios de comunicación y cientos de miles de euros más en conceptos tan variados como grabar spots publicitarios, merchandising o comidas.

Como una campaña nacional

Uno de los datos más llamativos salta a la vista cuando se realiza una simple comparativa entre los presupuestos para las elecciones de los diferentes partidos. No ya con las campañas del PSPV a las municipales -17.000 y 18.000 euros en las dos últimas convocatorias, 2011 y 2015-, donde el PP de Rita Barberá arrasa tanto o más que en los comicios, sino con las de algunos partido que han concurrido a las Elecciones Generales de 2015.

El tercer partido más votado de España, Podemos, se gastó menos dinero en las dos últimas convocatorias de las Elecciones Generales de lo que presuntamente se gastó el Grupo Municipal Popular de Valencia para las locales hace nueve años. El partido de Pablo Iglesias afirma que sus gastos electorales fueron de 2,9 y 1,9 millones, respectivamente, en las campañas del 20D (2015) y el 26J (2016). Por su parte IU se gastó alrededor de dos millones en las del 20D, uno menos que el PP de Barberá. Ciudadanos, por su parte, destinó 4 millones a la campaña de Albert Rivera, uno más.

Publicidad a mansalva

La imagen de Rita Barberá y sus propuestas llegaron a todos los valencianos a través de radio, televisión, periódicos, internet, autobuses, marquesinas y vallas publicitarias. No quedó un barrio de Valencia sin su cartel. Los eslóganes Tu Valencia con Rita y Rita, que Valencia no pare llegaron hasta el último rincón de la ciudad.

Todo, gracias a una inversión de casi 450.000 euros en medios de comunicación y otros soportes publicitarios. Los medios que más dinero recibieron de la campaña de Rita Barberá fueron el grupo de Las Provincias, la cadena COPE y la empresa Clear Channel, de marquesinas publicitarias, que ingresó 45.473 euros de LPC. La media de los contratos firmados en publicidad está entre los 15.000 y los 23.000 euros.

Algunos proveedores rectificaron sus facturas a petición de Laterne para eliminar todo rastro de Rita Barberá o de la campaña del PP de la descripción del servicio realizado. Entre ellas destacan las de Trasgos, la empresa que sustituyó a Laterne, cuando la empresa quebró, como contratista del PP para las campañas de 2011 y 2015. Como se puede ver en la facturas adjuntas, con la misma numeración e importe, una con el concepto "Vídeo Candidatura Alcaldesa 2007", con el nombre de Mari Carmen García-Fuster -entonces secretaria del Grupo Municipal- escrito a mano, y la siguiente con el concepto "Realización Vídeo Valencia 2007".     

Los contratos por casi 450.000 euros se firmaron para inserciones y cuñas publicitarias en medios, presentar el folleto de campaña, hablar de la propia campaña o de los candidatos, falsas portadas, presentar el programa o hablar de las "bondades" del Ayuntamiento de Valencia.

Otros gastos

En cuanto a otros gastos realizados durante la campaña electoral, destacan, muy por encima de todas, las facturas emitidas por Manuel Oliver, de Oliver Diseño, una empresa especializada en el diseño y montaje de stands de feria, decoración e interiorismo.

El dueño de esta empresa facturó a LPC por la campaña un total de 247.000 euros, repartidos en cuatro facturas, por montar los escenarios de cuatro de los actos en los que la candidata a alcaldesa Rita Barberá y su séquito les contaban a los valencianos las bondades del PP de Valencia. Ver facturas en el carrusel de imágenes:

La Sexta, que también cuenta con las facturas que se están investigando en el Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia, se ha puesto en contacto con el Tribunal de Cuentas para averiguar cuál fue el coste de la campaña de 2007 según la documentación entregada por el PP. Sin embargo, el Tribunal de Cuentas se niega a entregar los datos pese a ser públicos.

Lo que sí se conoce es que el Partido Popular cifró en 9,5 millones de euros la cantidad que ese año se había gastado en todas las candidaturas en el ámbito nacional tanto para elecciones municipales como autonómicas. De ser así, solo el PP de Rita Barberá se habría gastado un tercio del dinero que el partido destinó para toda España en los comicios de mayo de 2007. Eso sí, con una financiación presuntamente ilegal que procedería en buena parte de empresas contratistas del consistorio dirigido por Barberá.

Actuaciones secretas

Durante la jornada de este martes y debido a que Valencia Plaza y La Sexta informaron sobre el conocido como caso #RitaGate, el magistrado instructor envió un auto notificando que la investigación referente a los papeles de LPC está bajo secreto de sumario.

Del auto del magistrado se desprende que los papeles aportados por este periódico son de suma importancia para la causa, ya que incluso llega a afirmar que "no cabe descartar la necesidad y procedencia de algún posible registro domiciliario".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email