GRUPO PLAZA

LA SUBIDA DE LAS TARIFAS SE INTENSIFICA TRAS LA TEMPORADA DE VERANO

Los precios de los hoteles firman su mayor alza desde 2002 y se afianzan en niveles prepandemia

2/11/2021 - 

VALÈNCIA. Mes a mes y paso a paso, el sector hotelero de la Comunitat avanza para revertir las cifras en negativo que acumulaba desde el inicio de la pandemia. Sus principales indicadores, como el volumen de turistas o la ocupación, todavía muestran margen de mejora respecto a los momentos anteriores a la covid-19, debido en gran parte a la lenta reactivación de las llegadas internacionales. No obstante, las diferencias ya no son tan abultadas y algunos índices empiezan a superar a los valores que se registraron en 2019. En este sentido, uno de los primeros datos en certificar ese cambio de tendencia es el de los precios de los establecimientos hoteleros.

Tras encarar la temporada estival con tarifas ya superiores a las observadas en el mismo periodo de hace dos años, el índice de precios de los hoteles valencianos se anotó este septiembre su mayor alza al menos desde 2002, cuando se inició la serie histórica del Instituto Nacional de Estadística (INE). Con ese incremento, de más del 18 % respecto a septiembre de 2020, los precios de los espacios hoteleros encadenan ya cinco meses en cotas similares a las de hace dos años, y confirman que la tendencia se prolonga más allá de los meses de verano.


De hecho, la Comunitat Valenciana fue la cuarta región donde más subieron los precios diarios de las habitaciones en septiembre, tras Cataluña, Madrid y País Vasco. Así pues, y de media, la facturación diaria por cada habitación ocupada fue de casi 86 euros, mientras que en el mismo mes de 2019 era de 84. Es un incremento que se evidenció sobre todo en las capitales provinciales de Valencia y Alicante, donde el alza de los precios alcanza registros muy altos. En el caso de València, el crecimiento superó el 40 % respecto a septiembre de 2020 y las tarifas se afianzaron hasta los 88,4 euros de media por habitación.

Todavía más elevados si cabe son los datos de la ciudad de Alicante, donde ya en agosto los precios de las habitaciones subieron un 71 % sobre el mismo mes del año anterior y en septiembre lo hicieron por encima del 52 %. En este momento, los beneficios de los hoteles por habitación ocupada se sitúan de media allí en 95 euros, el segundo dato más alto de las ciudades turísticas valencianas que analiza el INE tras Benidorm (96,7 euros). En otros puntos de interés turístico, como Dénia, Gandia o Peñíscola, el alza de los precios no es ahora tan pronunciada, pero sí lo fue a comienzos de año. Estos son destinos que no dependen tanto del turismo internacional, y han resistido mejor estos años gracias al viajero local.

En su conjunto, los precios en la Costa Blanca alicantina superan a los de Valencia y Castellón, si bien es en la costa valenciana donde más han crecido durante este año. De hecho, y aunque en una temporada normal no sería quizás tan habitual, las tarifas por habitación de los hoteles de la costa valenciana superaron puntualmente en julio a los de la Costa Blanca. Ahora, en el litoral valenciano los establecimientos hoteleros ingresan 80 euros por habitación ocupada, mientras que en la costa castellonense se rozan los 74 euros de media diaria.

Los hoteles, todavía lejos de la rentabilidad anterior a la pandemia

Pese a estos incrementos, que dejan los precios en niveles idénticos a los anteriores a la crisis, la rentabilidad final de los locales hoteleros está aún lejos de la registrada en 2019 sobre todo por un factor clave: la ocupación. Así se aprecia en el beneficio obtenido por habitación disponible, independientemente de si está o no ocupada. Aunque las tarifas actuales sí sean más altas a las de 2019, los hoteles ingresan menos en su conjunto por todas sus habitaciones disponibles porque el volumen de llegadas no es todavía comparable. Los hoteles, por tanto, aún tienen recorrido hasta alcanzar su recuperación plena, y aunque los precios ya se hayan incrementado hasta niveles anteriores a la pandemia, la posibilidad de que el alza sea todavía mayor si se aplica una tasa turística no agrada al sector, que considera que ello podría desincentivar la llegada de visitantes.


De este modo, en septiembre de 2021 los locales hoteleros de la Comunitat Valenciana rozaron los 54 euros de beneficio diario por habitación disponible, una cifra alejada de los 64,5 euros de 2019, el máximo histórico según el Instituto Nacional de Estadística. Aun así, el dato es positivo si se compara con los 24 euros de media que se registraron en 2020, y es superior al resultado que se obtuvo en 2014 y 2015, cuando el beneficio fue de 47 y 52 euros respectivamente.

Pernoctaciones y ocupación

Los dos grandes indicadores de la actividad hotelera, como son las pernoctaciones y el nivel de ocupación, todavía se sitúan, eso sí, muy por detrás de los registros anteriores a la pandemia. En septiembre, las pernoctaciones en locales hoteleros valencianos bajaron un 32 % respecto a 2019, debido exclusivamente a las llegadas de turistas extranjeros, que aún son un 47 % inferiores. Las de los residentes, en cambio, aumentaron un 2,4%, por lo que sí están ya en niveles prepandemia. En relación a 2020, las noches de hotel crecieron un 163%.


En la Comunitat, la estancia media se situó en tres pernoctaciones por viajero, mientras que el número de turistas que llegaron durante el pasado mes fue de 721.777, de los que 227.106 eran extranjeros y 494.671 españoles. De hecho, la Comunitat fue el destino preferido de los viajeros residentes en España. La ocupación hotelera, por su parte, se encuentra también en niveles bajos si se compara con 2019. Entonces, en septiembre se registró una ocupación del 68 %, mientras que ahora está en el 55 %. En 2020, en cambio, no llegaba al 30 % en el mismo mes.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email