GRUPO PLAZA

el presidente de la generalitat se reunirá con juanma moreno (PP) una semana antes 

Puig ajusta un debate de inicio de curso a su medida a la espera de las alianzas por la financiación

Foto: KIKE TABERNER
7/09/2021 - 

VALÈNCIA. La agenda institucional de Ximo Puig tras la vuelta de las vacaciones tiene una clara prioridad: la escenificación de un frente común por la financiación entre los territorios del arco mediterráneo y de diferente signo político. Entre las citas clave, sendas reuniones previstas este mes con el presidente del Gobierno catalán, Pere Aragonés (ERC), y el de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP). Ambos encuentros se celebrarán con anterioridad al debate de política general, aquel que marca el inicio de curso en Les Corts Valencianes y que ha pasado a ocupar un papel secundario para el jefe del Consell este año. Una nueva demostración de que lo que ocurre en el Parlamento autonómico se encuentra subordinado al resto de tareas.

El calendario tiene su importancia. La reunión entre Puig y Aragonés tendrá lugar este miércoles en el Palau. Desde la Generalitat comunicaron que la finalidad era "abordar ámbitos de colaboración conjunta y fortalecer la relación entre los dos gobiernos", además de "poner en común las políticas que están desplegando en materia social y económica, especialmente dirigidas a la recuperación de la crisis generada por la covid". "En concreto, tratarán sobre la gestión de los fondos europeos; actuaciones en materia de infraestructuras que afectan la comunicación entre los dos territorios, reactivación económica o financiación, además de otros asuntos de interés para los dos gobiernos vecinos que comparten conexiones sociales, económicas y culturales", señalaron. Más allá del mensaje de normalidad con el que se quiere enmarcar este encuentro tras las tensiones derivadas del 'procés', la financiación figura entre los asuntos que se abordarán. 

Lo mismo que ocurrirá, y de manera mucho más evidente –por el significado–, el próximo 21 de septiembre, cuando está fijada la cita con Juanma Moreno. Con ella culminará el acercamiento en el que se lleva trabajando desde el pasado julio, cuando el consejero de Hacienda andaluz, Juan Bravo, visitó a su homólogo valenciano, Vicent Soler, para comenzar a trazar la curiosa alianza. A ello se le une la cumbre de Mallorca entre Puig y Francina Armengol que ya tuvo lugar también en julio.

 Ximo Puig y Juanma Moreno. Foto: DAVID ZORRAKINO/EP    

Ya la última semana de septiembre llegará el debate de política general en Les Corts. Con toda probabilidad, la Junta de Síndics lo aprobará este martes para los días 28 y 30 después de que el jefe de Consell haya solicitado oficialmente comparecer. La fecha concreta no trascendió hasta ayer lunes, dado que estaba a expensas del encuentro con Moreno. Y el hecho de que se celebre una semana después resulta relevante. 

La reforma del sistema de financiación, cuya propuesta por parte del Ejecutivo central ha sufrido numerosos retrasos, supone una debilitación del discurso de Puig conforme pasa el tiempo al ser su partido el que gobierna. Algo que, lógicamente, aprovecha la oposición cada vez que tiene oportunidad en el Parlamento valenciano. Sin embargo, el hecho de que el jefe del Consell llegue al debate de política general con una alianza con otros territorios, incluyendo a Andalucía (con un presidente autonómico de signo contrario), rebaja la dureza con la que el PP puede actuar durante sus intervenciones. 

Convención nacional

Fuentes populares remarcan que Carlos Mazón tiene previsto mantener conversaciones previas con Moreno porque "ambos se encuentran en permanente coordinación". Pero lo cierto es que la celebración de la reunión antes del debate no beneficia en demasía al PPCV. Y tampoco es que ésta sea recibida con mucha alegría en Génova cuando, por ejemplo, a la famosa alianza mediterránea no se ha unido por el momento el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, mucho más cercano a la dirección nacional. 

A todo ello se suma que, escasos días después –el 2 y 3 de octubre– está fijada la convención nacional del partido en València, donde intervendrán numerosos dirigentes territoriales y en la cual la financiación también puede ser uno de los ejes. De hecho, el propio Pablo Casado se comprometió a reformar el sistema si llegaba al Gobierno en el congreso que proclamó a Mazón líder y en lo que pretendía ser un espaldarazo al discurso que lleva en la Comunitat Valenciana. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email