GRUPO PLAZA

El 'efecto coronavirus' tuvo mucho que ver en el nuevo récord histórico

Las familias españolas cerraron 2020 con 990.000 millones de euros en depósitos y efectivo

23/04/2021 - 

VALÈNCIA. 'Las familias españolas rozan el billón de euros en depósitos y efectivo por el 'efecto coronavirus'. Ese era el titular de este diario el pasado 22 de octubre sobre los activos de las familias españolas durante el primer semestre de 2020. La Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco), con datos del Banco de España, cifraba en 964.945 millones de euros lo que tenían en efectivo, depósitos bancarios, cuentas corrientes, cuentas de ahorro y depósitos a la vista en lo que era una nueva plusmarca. 

La tendencia ha ido al alza ante el aumento de la capacidad del ahorro por el confinamiento -la tasa de ahorro está en máximos históricos- y, cómo no, también por la histórica falta de cultura financiera que acusa parte de la población. Así, al cierre del pasado año la cifra ascendía a 989.878 millones de euros, un 2,6% más que la del primer semestre de 2020. O lo que es lo mismo a poco más de 10.000 millones del billón de euros.

Los nuevos flujos financieros se concentraron casi exclusivamente en los depósitos/efectivo, que totalizaron 73.190 millones de euros. A continuación se situaron las instituciones de inversión colectiva (IICs), principalmente fondos, con flujos de entrada positivos de 10.467 millones.

Histórico carácter conservador

Ni que decir tiene -y por el histórico carácter conservador español-, depósitos y efectivo concentraron la mayor exposición con un 42,2% sobre el total. El porcentaje más alto desde el año 2014, siempre según el informe de la patronal de instituciones de inversión colectiva con datos del Banco de España. 

Sin embargo, el conjunto total de los activos financieros de las familias españolas se redujo un 1,68% el pasado año hasta los 2,347 billones de euros frente a los 2,387 billones de 2019, cifra jamás alcanzada. Cierto es que en el último trimestre de 2020 mejoraron un 1,9% gracias a los flujos positivos por operaciones como en las revalorizaciones de los activos. El motivo no fue otro que la apreciable mejora de los mercados financieros tras la aparición de las primeras vacunas contra la covid-19.


Dicha recuperación provocó que el crecimiento de las IICs -fondos y sociedades de inversión como las sicavs- entre los pasados meses de octubre y diciembre se intensificara hasta el 5,9% para despedir el ejercicio con 347.728 millones de euros, un 2,7% más y estableciendo otra plusmarca histórica.

La renta variable cotizada también aprovechó el tirón trimestral de las bolsas para incrementar en dicho periodo el valor de los activos familiares en un 10,7% en los últimos tres meses de 2021. Sin embargo, la nefasta marcha hasta entonces provocó un descenso anual del 11,5% hasta los 116.231 millones de euros. 

Nuevas operaciones

El importante volumen de ahorro generado por las familias durante 2020 se puso de manifiesto en las nuevas operaciones de adquisición de activos financieros, que en términos acumulados anuales alcanzaron casi el 7% de Producto Interior Bruto (PIB). O lo que es lo mismo: 77.575 millones de euros, máximos desde el año 2006. 

El repunte en el volumen de activos unido a un ligero descenso del endeudamiento, permitió a las familias españolas situar su riqueza financiera neta en los 1,59 billones de euros, que en términos de PIB supone un nuevo máximo histórico del 141,8%. Asimismo, la notable reducción experimentada por el PIB en 2020 permite que en términos porcentuales la ratio activos financieros/PIB se sitúe por encima del 209%, consiguiendo un nuevo máximo histórico.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email