GRUPO PLAZA

CINCO SOCIEDADES MUSICALES EXPLICAN LAS MEDIDAS ADAPTADAS EN LA ESCUELA Y EN LA BANDA SINFÓNICA

La música tras el silencio: así recuperan el ritmo las sociedades musicales valencianas ante la covid

4/04/2021 - 

VALÈNCIA. La música está volviendo a sonar con fuerza. A un ritmo constante y acorde a las exigencias de un pentagrama marcado por la crisis sanitaria, las sociedades musicales de la Comunitat Valenciana están retomando, poco a poco, los ensayos presenciales de las bandas sinfónicas tras el silencio que dictó la covid. Una recuperación de la actividad que se ha tenido que adaptar a las directrices sanitarias, del mismo modo que ya se hizo en las escuelas de música para poder continuar con la formación de forma segura.

Es por esta razón que Valencia Plaza se ha puesto en contacto con cinco sociedades musicales de Valencia a fin de conocer las diferentes medidas que han tenido que implementar -tanto en la banda sinfónica como en la escuela de música- para continuar preservando e impulsando la tradición musical popular valenciana. Todo ello, tan solo cinco días después de que las 550 que conforman la Federación de Sociedades Musicales de la Comunitat (FSMCV) hayan sido declaradas como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial en España por el Ministerio de Cultura y Deporte.

En concreto, estas son la Unión de Quart de Poblet, la Unión Musical de Paiporta, la Unión Musical de la Pobla de Farnals, La Primitiva de Rafelbunyol y la Unión Musical de Picanya. Ante esto, cabe destacar que cada una de ellas ha ido adaptando las medidas comunes en función de aspectos como el espacio disponible o el número de músicos, de forma que no todas presentan las mismas características.

Escuela de música Vicent Prats de la Unión Musical de Paiporta. Foto: KIKE TABERNER

De esta manera, cuatro de las cinco retomaron en marzo los ensayos presenciales de la banda sinfónica de forma diferente, pero respetando siempre las medidas de seguridad como la distancia, la desinfección o el uso de la mascarilla que solo puede ser quitada al momento de tocar un instrumento de viento. Así pues, la única que los realiza a día de hoy con todos los músicos al completo es la de la Unión Musical de la Pobla de Farnals, donde su director, Juan José Catalá, explica que estos se llevan a cabo los fines de semana por la mañana en el patio exterior de un colegio que ha sido facilitado por el Ayuntamiento del municipio. Es por este motivo que resalta la colaboración de la concejala de cultura, a la vez que informa de que el 25 de abril se celebrará el primer concierto en la plaza del Ayuntamiento.

Por otro lado, tanto en la Unión Musical de Paiporta como en la de La Primitiva de Rafelbunyol los ensayos han comenzado a recuperarse por secciones de familias instrumentales. Jesús Orón, director de la escuela de música de este último municipio, expresa que en su caso estos se hacen con mamparas y de forma alterna los sábados por la tarde y los domingos por la mañana en una sala de ensayos de 200 metros cuadrados y 10 metros de altura que tienen en la Casa de la Música. 

En cuanto a la de Paiporta, Jaume Iborra, director de la banda y escuela de la Unión, detalla que esta presencialidad se recuperó el mes pasado tras realizar los ensayos en modalidad online a causa de la pandemia. De esta forma, estos se están realizando actualmente con la mitad de la plantilla y de manera alterna en el auditorio del municipio, el cual ha sido cedido para ello. No obstante, remarca que se ha optado por comenzar a mezclar a los músicos de distintas familias instrumentales por exigencias de partitura.

Después, en la Unión Musical de Picanya, por ejemplo, emplean la aplicación móvil Glissandoo para gestionar los ensayos y que los músicos puedan confirmar si van a asistir o no, ya que el aforo se cierra a veinte personas por seguridad y son una banda conformada por alrededor de sesenta. Así lo expone Luis Miguel Moncayo, jefe de estudios de la Escuela de Música José María Roig de Picanya, quien además comenta que estos se llevan a cabo en el patio exterior a las ocho de la tarde los viernes y los domingos por la mañana.

Escuela de música Vicent Prats de la Unión Musical de Paiporta. Foto: KIKE TABERNER

De este modo, la banda sinfónica solo continúa parada en la Unión Musical de Quart de Poblet a fin de reducir el riesgo de contagio, puesto que solo cuentan con un edificio tanto para los ensayos como para la escuela. Es por esta razón que Jaime Rovira, presidente de la sociedad, explica que decidieron priorizar esta última al ser "un entorno fundamental en el que se imparte cultura". Sin embargo, confirma que posiblemente después de las vacaciones de Semana Santa se comiencen a retomar los ensayos.

Asimismo, el presidente comenta que se dieron cuenta de la importancia y eficacia de las medidas de seguridad el pasado mes de diciembre, cuando dos personas dieron positivo al día siguiente de grabar un vídeo con la banda juvenil para que se pudiera mostrar en una residencia de ancianos. "Hicimos las pruebas al resto del grupo y ninguno dio positivo, lo que demuestra que todas las medidas tomadas fueron efectivas y que la música es una forma de arte segura", remarca Rovira.

Medidas adaptadas en las escuelas de música

Unas medidas acordes a las ordenanzas establecidas por Sanidad y Educación y que son fundamentales para el buen funcionamiento de las escuelas de las sociedades musicales dentro de la situación pandémica actual. Es por ello que en todas se ha implementado la distancia de seguridad, el uso de la mascarilla, la ventilación de las aulas mediante la apertura de puertas y ventanas, la toma de temperatura antes de entrar al edificio, la reducción de aforo y el escalonamiento tanto de las entradas como de las salidas, además de que en algunas también se cuenta con purificadores de aire.

Escuela de música Vicent Prats de la Unión Musical de Paiporta. Foto: KIKE TABERNER

A su vez, las cinco sociedades musicales comentan a este periódico que las clases instrumentales se realizan de forma individual con una mampara que separa al maestro del estudiante, quienes se encuentran manteniendo la distancia de seguridad estipulada. Del mismo modo, a la hora de tocar instrumentos de viento especifican que se busca emplear las aulas más espaciosas, donde tanto el profesorado como el alumnado únicamente se han de quitar la mascarilla en el momento de tocar.

Así pues, a excepción de la escuela de música Vicent Prats de la Unión Musical de Paiporta que presenta una modalidad híbrida en las asignaturas teóricas, las cuatro escuelas restantes cuentan con presencialidad completa, aunque dan también la opción online a los matriculados y matriculadas que no puedan asistir.

De esta forma, Iborra explica que en la de Paiporta se ha invertido tanto en controladores de CO2 como en pizarras interactivas y en una red de cámaras para que todo el mundo pueda ir a clase. Además, por ejemplo, en la escuela La Primitiva de Rafelbunyol se han celebrado esta semana las audiciones del segundo trimestre en directo vía streaming sin público y solo con la presencia de los profesores y alumnos, tal y como detalla Orón.

Audiciones en la escuela La Primitiva de Rafelbunyol. Foto: KIKE TABERNER

Por lo que respecta al uso de dispositivos electrónicos, la escuela de la Unión Musical de la Pobla de Farnals tampoco es una excepción. En este caso, Catalá expone que se emplean ordenadores o tablets en las clases colectivas a fin de que el profesorado pueda seguir la partitura del estudiantado a causa de la distancia que se ha de mantener.

Por su parte, Moncayo explica que en la escuela de música José María Roig de Picanya se han tenido que tirar algunos tabiques a fin de hacer las aulas más grandes, al igual que se han empleado espacios como los pasillos o los despachos para impartir materias a causa de la reducción de aforo. "Incluso usamos el mismo salón de ensayos de la banda, donde hemos puesto unas mesas de plástico, para así entre semana poder seguir dando clases de forma segura y con todas las medidas de seguridad", subraya el jefe de estudios.

Escuela de música Vicent Prats de la Unión Musical de Paiporta. Foto: KIKE TABERNER

Con todo, las cinco escuelas remarcan el gran esfuerzo que se ha ido realizando durante los últimos meses ya no solo parte del personal, sino también por parte del alumnado y sus familias, quienes han seguido confiando en ellas sin miedo a la pandemia gracias a estas medidas implementadas. "Padres y madres se están portando muy bien y nos alegramos mucho de tener a la gente que tenemos", matiza el presidente de la Unión Musical de Quart de Poblet.

Solicitan entrar dentro del plan de vacunación

Esta confianza ha hecho que las sociedades musicales puedan continuar con su actividad, a pesar de la pérdida de ingresos que se ha producido desde el año pasado a causa de la cancelación de actos por la covid. Un hecho que, además, también implica un esfuerzo a la hora de mantener la motivación de los músicos que ven con incertidumbre el calendario de conciertos al no saber si se podrá realizar alguno a lo largo de los próximos meses.

No obstante, otro aspecto que destacan las cinco sociedades dentro de esta situación sanitaria es el tema de la vacuna, puesto que los docentes de sus escuelas no se encuentran dentro del plan de vacunación al tratarse de asociaciones sin ánimo de lucro y no de enseñanza reglada. Ante esto, comentan que no entienden cómo no se reconoce a su profesorado cuando están en contacto con alumnos y alumnas todos los días.

"Entiendo que piensen que no somos esenciales, pero a nosotros se nos considera como docentes y, en ocasiones, para dar clase nos quitamos la mascarilla al estar enseñando a tocar un instrumento de viento. Vernos en algún grupo de vacunación nos haría estar más tranquilos", subraya el jefe de estudios de la Escuela de Música José María Roig de Picanya.

Escuela de música Vicent Prats de la Unión Musical de Paiporta. Foto: KIKE TABERNER

Frente a esta situación, la presidenta de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunitat (FSMCV), Daniela González, explica a Valencia Plaza que solicitan que se vacune a los profesores de sus escuelas de música porque no entiende "como a los de un conservatorio sí les vacunan", mientras que a ellos no.

Una solicitud que detalla que llevan pidiendo desde el mes de marzo, primero a la Conselleria de Sanidad y luego a la de Educación, para que se pueda llevar a cabo esta vacunación que afectaría a un poco menos de 5.000 docentes.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email