GRUPO PLAZA

el proyecto ya está publicado en el boe

Un tendido eléctrico amenaza bodegas, fincas y cultivos de Terres dels Alforins

1/04/2021 - 

VALÈNCIA. En la batalla por preservar el paisaje de la denominada 'Toscana valenciana' frente a la instalación de campos de placas fotovoltaicas en Terres dels Alforins (La Font de la Figuera, Moixent y Fontanars), los viticultores se han encontrado con una nueva problemática: el proyecto de construcción de un tendido eléctrico de alta tensión que pasaría por los alrededores y, una vez más, rompería ese idílico paisaje de vides, huertas y cultivos. Dos proyectos que fomentan las energías renovables pero que interfieren con el bien común de los viticultores, agricultores y ciudadanos de la zona. 

Concretamente, el proyecto de construcción del tendido eléctrico de alta tensión se construiría para evacuar la energía de varios parques solares fotovoltaicos que se ubicarían en Almansa (Albacete) y tendrían un punto de conexión en Montesa. Según los planos del proyecto, esa línea pasaría por los términos de Montesa, la Font de la Figuera, Moixent y Vallada. El alcalde de Moixent, Guillermo Jorques, ha recordado que el ayuntamiento ha remitido como negativo el Certificado de Compatibilidad Urbanística para llevar a cabo del proyecto: “El informe del ayuntamiento es negativo pero podría llevarse a cabo si obtuviera una Declaración de Interés Público o una Declaración de Interés Comunitario desde instituciones superiores a la municipal”. Una tesitura en la que también se encuentran los dos proyectos de instalación de placas solares en el término municipal de Moixent. 

Aunque la preocupación por los planes fotovoltaicos en la zona es elevada, ahora urge más dar solución al anteproyecto del Parque Solar Fotovoltaico Almansa 1 al encontrarse en exposición pública para posibles alegaciones (está recogido en el BOE). En este sentido, Guillermo Jorques ha comentado que desde el ayuntamiento de Moixent ya se están barajando alternativas, como el soterramiento de la línea, para que no impacte en paisaje. “Para nosotros no es compatible el proyecto pero es el Ministerio quien deberá tomar una decisión ya que el proyecto afecta a varias Comunidades Autónomas”, ha detallado el alcalde.  

Por su parte, los viticultores se están uniendo para realizar alegaciones al proyecto por considerar que está mal detallado y, además del soterramiento de la línea, apuestan por desviar el tendido hacia la montaña para interferir menos en el paisaje. “El soterramiento sería la solución más sensata para proteger el paisaje”, resaltan en más de una ocasión. Lo expresan detallando que en la zona de Moixent y La Font de la Figuera habrían más de doscientos postes de tendido eléctrico con unas dimensiones de entre 45 y 60 metros. Por hacer una comparativa, comentan que el campanario de Moixent ni se vería a su lado y que una torre es incluso más larga que una bodega. 

Nadie les ha informado del proyecto

Concretamente, las infraestructuras de evacuación afectarían a zonas que ya están protegidas por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Moixent y supondrían la expropiación de terrenos que están siendo trabajados por los agricultores y viticultores de la zona. La relación de los terrenos figura en el BOE pero, según explican los afectados a Valencia Plaza, en ningún caso se han puesto en contacto con ellos para advertirles de la situación. “El tendido eléctrico pasa por encima de mi bodega y tengo dos postes de más de sesenta metros al lado y lo he sabido porque un compañero de Fontars dels Alforins me lo ha comentado”, lamenta Toni Arráez (Bodegas Arráez). 

Tiene hasta el 19 de abril para presentar alegaciones y lamenta que nadie le haya puesto al corriente de la situación: “las personas afectadas por este tendido eléctrico no tienen ni idea. Hoy precisamente se lo he comentado a mi vecino y tampoco sabía nada. Y así muchos más”. Por ello, la asociación Terres dels Alforins, formada por los viticultores de la zona, va a informar a todos los afectados para que puedan presentar sus alegaciones.  “Es una vergüenza que no se comuniquen este tipo de cuestiones porque, en pocas palabras, están destruyendo lo que desde hace años estamos construyendo”, lamentan. 

Todos insisten en el trabajo que han hecho por posicionar a Terres dels Alforins en el mapa del enoturismo y labrar unas tierras cuyos vinos están entre los mejores de la Comunitat Valenciana. Y aceites, como apunta Nacho Gil (finca el Ramblar): “en los últimos años estamos elaborando Aceites Virgen Extra de gran calidad e incluso la cooperativa ha logrado el segundo premio de aceite de oliva de cooperativa”. 

Según relata, el proyecto contempla la instalación de una torre en la entrada de su finca, lo que haría peligrar la arboleda de alrededor y la carrasca centenaria que ya es un emblema de Moixent. También el muro de roca seca que hay en su terreno y que está protegido por la Unesco desde 2018: “Hace unos años, con las vías del tren, ya quisieron cortar esta carrasca y me opuse, ahora haré lo mismo con este proyecto que quiere destruir nuestro territorio”. Lo expresa apelando al emblemático Guerrer de Moixent pero también a la unidad y el sentir de todos: “estamos luchando para salvaguardar una tierra que amamos”.  

En Bodegas Arráez, no solo se instalarían dos torres de tensión en el terreno sino que le expropiarían el espacio aéreo —por el cable de alta tensión que pasaría por ahí—. “Es como decirme: bodegas Arráez va a morir porque ese paisaje idílico en medio de la naturaleza lo van a destrozar con esas dos torres y, encima, con un tendido eléctrico que pasa por encima y emite unos sonidos que irrumpen la paz del entorno”, insiste molesto por la situación. 

Todo ello unido a la problemática de los proyectos contemplados para instalar campos de placas fotovoltaicas —en Moixent hay dos proyectos y en La Font de la Figuera una decena—. “Se habla de la importancia del medio rural, se pone en valor Terres dels Alforins por ser una zona paradisíaca en la que nacen los mejores aceites y vinos de la Comunitat Valenciana y, ahora, quieren destrozarla con huertos solares y tendidos eléctricos”, lamenta Nacho. Toni va más allá y expresa que “no podemos solucionar la despoblación si otros destrozan el paisaje porque con el paisaje va la agricultura y el turismo”. 

Sin embargo, todos vuelven a insistir en que no están en contra de las energías renovables pero sí que lo hagan sin una pauta clara y preservando las tierras fértiles. “El objetivo más inmediato es proteger el paisaje y en eso estamos trabajando todos juntos”, manifiestan.  

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email