GRUPO PLAZA

DESNUDARSE ESTÁ DE MODA

Vestirse para ir desnuda es tendencia 

De la cosificación de la mujer a la liberación del cuerpo femenino

1/03/2016 - 

VALENCIA. Las transparencias y las prendas que muestran más piel de la que visten, no son ninguna novedad en el mundo de la moda. Los pechos que se rebelan sin tapujos bajo una blusa, los vestidos que dejan  ver como una radiografía piernas e incluso ropa interior están siempre presentes en más de una  colección temporada tras temporada. Y, si sobre la pasarela, una modelo deja ver más de lo que  habitualmente estamos acostumbrados, esa será la fotografía que abrirá la sección de moda en la prensa y telediarios. La desnudez es una constante en la moda cuya presencia y manera de exhibirla ha variado según la tendencia del momento.

De las fotografías de Helmut Newton a las de Peter Lindbergh, de los atrevidos modelos de Versace en los 90s a los actuales diseños de Valentino o Gucci o la irreverencia de las editoriales de moda de Carine Roitfeld. Desnudar el cuerpo de la mujer, paradojicamente, sirve -y mucho- para vender ropa. Sin embargo, en las últimas temporadas los diseñadores desnudan con sus prendas a las mujeres de una manera distinta a cómo se hacía hasta el momento. Se enseña más pero de una manera más romántica, más sutil -todo lo sutil que puede ser un desnudo, claro-, alejada de los grandes escotes o las minifaldas, ahora la silueta femenina se muestra sin tapujos velada tras transparencias de gasa o tul que enseñan directamente sin insinuar. Los pechos han dejado de ser un tabú y muestran su anatomía completa en las colecciones de muchos diseñadores. Las mujeres muestran su cuerpo sin pudor, orgullosas de su condición femenina y sin necesidad de que sea la imaginación de otra persona la que las acabe de desnudar en sus cabezas.

En las últimas colecciones presentadas en las Semanas de la Moda internacionales, podemos encontrar más de un ejemplo de esta tendencia que es la desnudez sin complejos. Los vestidos mezcla de ingenuidad y poder de Gucci, las elegantes transparencias de Simone Rocha o Rodarte y la delicada manera de mostrar la anatomía femenina de Valentino, son algunos de los ejemplos más destacables. También en la moda española podem
os encontrar alguna colección que sigue esta tendencia. La más reciente es la del diseñador Juan Vidal, que en su último desfile en Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, sorprendió con una colección “Inside Linda” que celebra el cuerpo femenino con vestidos que “desnudan” a una mujer fuerte y decidida. La alfombra roja de los premios Oscar y sus correspondientes fiestas son el mejor banco de pruebas de las tendencias que vemos sobre las pasarelas. Siguiendo con la moda de vestirse para ir lo más desnuda posible, pudimos ver a Diane Kruger en la fiesta organizada por Vanity Fair con un diseño de Reem Acra transparente en tono burdeos, la top model Lily Aldridge lo hizo en negro escotada y con líneas asimétricas, mientras que la cantante Gwen Stefani (en la foto de portada) vistió un diseño en rojo de Yanina Couture con pétalos estratégicamente situados.

De la cosificación de la mujer a la liberación del cuerpo femenino

Aunque parezca increíble, la manera en la que la moda muestra el cuerpo femenino ha cambiado sustancialmente a lo largo de los años. La desnudez es la misma pero el concepto ha cambiado, los diseñadores no desnudan a las mujeres en sus colecciones para convertirlas en objetos de deseo -aunque el erotismo de la piel es inevitable-, ya no buscan “cosificarlas” ni convertirlas en la fantasía de nadie. La moda, en la actualidad, desnuda a las mujeres como parte de su liberación y para hacer saltar por los aires cualquier prejuicio. La moda desviste a la mujer como un acto de libertad que roza la reivindicación. Algunos diseños gritan que las mujeres son dueñas de su cuerpo y de cómo quieren mostrarlo, sin complejos ni prejuicios. Mujeres fuertes y decididas que demuestran así su control sobre su propio cuerpo. Es una desnudez menos erótica y más reivindicativa, más libre.

Último desfile de Valentino.

Desnudez, feminismo y moda

Las activistas feministas de FEMEN utilizan su desnudez como denuncia en sus protestas y #Freethenipple es una campaña surgida en Instagram como respuesta a las normas de uso de esta red social que no permite que en sus fotos se muestren pezones. Puntualizo, pezones femeninos, los masculinos están permitidos. Utilizar el propio cuerpo para denunciar su cosificación parece paradójico pero cuando esos discursos se hacen presentes de la mano de un cuerpo desnudo, quedan al desnudo -valga la redundancia-, todos aquellos ropajes cuestionadores de la libertad femenina. Hay muchas formas de reivindicar el cuerpo de la mujer. Pero antes que nada, para liberarlo hay que aceptarlo. La moda puede ser una de esas formas y pone en manos de las mujeres la posiblidad de liberar nuestro cuerpo, quererlo y aceptarlo. Las tendencias se posicionan ésta vez del lado de las mujeres, vestirnos con la desnudez de algunos diseños es una manera de reivindicar el cuerpo femenino y su libertad.



Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email