GRUPO PLAZA

"A veces nos decía: '¿os importa acercaros e ingresáis esto a mi cuenta'"?, explicó un agente

Vídeo: Los escoltas de Fabra relatan que ingresaban en su cuenta dinero en "sobres cerrados" 

2/07/2021 - 

VALÈNCIA. La nueva causa por la que el expresidente de la Diputación de Castellón Carlos Fabra se sentará en el banquillo dibuja un presunto entramado elaborado por él para ocultar de la acción de la Justicia su patrimonio y determinadas fuentes de ingresos opacos, posiblemente procedentes de su actividad pública, con el objetivo de dificultar la ejecución de la sentencia en la que fue condenado en 2013 por cuatro delitos fiscales. De acuerdo con los investigadores, para ello contó con la ayuda directa de familiares y de terceras personas (testaferros), además de usar sociedades pantalla. A ello se unen lo que sospechan que eran donaciones de dinero por su influencia política. 

Entre las personas de su entorno de las que supuestamente se valió el expolítico se encontraban sus escoltas y conductores, a quienes en algunas ocasiones pedía que le efectuaran ingresos en efectivo en el banco. Varios de los que ejercían servicios de seguridad declararon como imputados ante el juez a principios de año para explicar estos hechos. Finalmente, la causa fue archivada para todos ellos a la espera de si se abre una nueva sobre una posible prevaricación al usar a escoltas pagados por empresas cuando ya dejó de ser presidente de la Diputación. 

Los escoltas declararon que entre sus labores habituales estaban las de hacer determinados recados para no desplazar a toda la comitiva. "Yo no sé si en 18 años lo hice 3 ó 4 veces. Para que no fuera él, que a lo mejor él tenía visitas en presidencia o la agenda completa, entonces te indicaba: '¿Oye, os importa acercaros uno de los dos, porque éramos dos, al BBVA e ingresáis esto en ventanilla a la cuenta… a mi cuenta?'", relató uno de ellos. "Nos lo daba en un sobre, había dinero, evidentemente. Llegabas al banco, aquel chico lo contaba, a lo mejor te hacía firmar, te daba un ticket y eso se lo dabas a él (Fabra) y ya está", comentó. Todo lo hacían, añadió, por orden del expolítico y no recibieron nada a cambio.

Otro de los escoltas ofreció detalles similares. "A veces, dentro de los servicios, hacíamos encargos por temas de seguridad como era ir a recoger unas gafas para no desplazar a toda la comitiva. Entre ellos estaban los ingresos", indicó. Las cantidades se las daba en "sobres cerrados". Todo era por instrucción del expresidente de la Diputación de Castellón. "Él nos decía: 'oye, ¿si vas al centro me puedes ingresar esto?'. Ibas con el DNI, en ventanilla y lo hacías. Soy Policía, no pensaba que estuviera haciendo nada malo. Después el recibo se lo daba cuando podía a Carlos", destacó. 

Parecida narración ofreció otro responsable de la seguridad de Fabra, el cual opinó que veía "bastante normal" el tipo de recados que hacían porque era "para evitar mover a toda la comitiva al banco". Las órdenes de realizar los ingresos eran, admitió, relativamente habituales y, en su caso, trataba normalmente con el director de la sucursal. 

Este mismo escolta también ofreció una llamativa declaración sobre su trabajo con el exdirigente del PP. A preguntas del juez Jacobo Pin, explicó que, cuando él dejó de ser presidente de la Diputación, se cogió una excedencia y siguió dos años más realizando este servicio junto a un compañero. Su nómina, señaló, la pagaba una empresa de seguridad. "¿Recuerda el nombre?", preguntó el juez. "Sí, Marina d'Or", respondió

Unas palabras que para los investigadores levantaron la sospecha de que podía existir una prevaricación porque una empresa estaba abonando la nómina de un escolta de Fabra. De hecho, el juez se mostró partidario de abrir una nueva investigación para dilucidar la contratación de estos agentes.

Por último, otro de los escoltas también sostuvo que el hecho de acudir al banco a realizar ingresos entraba "dentro de la seguridad". "A veces nos decía: 'os está esperando Fulanito'. Le entregáis el sobre, le firmáis lo que le tengáis que firmar y ya está", narró. A Fabra le daban posteriormente el extracto o el recibo que les facilitaban en la oficina. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email