Hoy es 9 de marzo y se habla de 8m coronavirus uci MININOT FALLAS EMPRENDEDORES vacuna covid-19
GRUPO PLAZA

Cantó seguirá negociando las cuentas a pesar de la subida de impuestos y la "traición" del PSPV

13/11/2020 - 

VALÈNCIA. Los grupos parlamentarios que integran el Botànic II -PSPV, Compromís y Unides Podem- registraron este jueves sus enmiendas a la ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2021. Unas modificaciones que incorporan una subida del IRPF a las rentas más altas, un incremento del Impuesto de Patrimonio y una serie de nuevos tributos que el tripartito pondrá en marcha a lo largo del próximo ejercicio. 

El acuerdo alcanzado entre las tres fuerzas no ha sentado bien en Ciudadanos. Su síndic en Les Corts, Toni Cantó, advirtió el pasado martes que el president de la Generalitat, Ximo Puig, se había comprometido con su grupo a que el año que viene no habría una subida de impuestos. Sin embargo en el grupo parlamentario naranja se sienten engañados y consideran que las enmiendas pactadas entre los socios del Consell "traicionan" el pacto por la reconstrucción que firmaron los grupos del Botànic, PPCV y Cs.

En particular, los naranjas se sienten "engañados" por el PSPV, con quien han mantenido numerosos contactos durante las últimas semanas para lograr acercar posturas y favorecer el apoyo de Ciudadanos a las cuentas autonómicas de la misma manera que su grupo en el Congreso de los Diputados pretende apoyar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del Gobierno central. 

Con todo, no obstante, el líder de Cs evitó pronunciarse sobre si la subida de impuestos traerá aparejado el rechazo de los naranjas a los sextos presupuestos del Botànic. En su lugar, Cantó explicó que su grupo seguirá "trabajando hasta el último segundo y peleando para que en los presupuestos haya medidas que favorezcan la situación del ocio nocturno, la hostelería, los profesionales sanitarios, los mayores... toda la gente que lo está pasando mal en la pandemia". 

Puig y Cantó. Foto: GVA

Una postura proclive a seguir negociando a pesar de que la intención del tripartito, ya plasmada sobre el papel, es subir los impuestos. La coyuntura del grupo que dirige Toni Cantó ahora, por tanto, se antoja compleja, ya que siempre han marcado que esta sería una línea roja para respaldar las cuentas autonómicas. 

En los últimos días, no obstante, los naranjas han comenzado a matizar su discurso advirtiendo que se oponen especialmente a la subida de impuestos a las rentas medias. Una circunstancia por la que los socialistas entienden que Cs no tendría que tener problemas en apoyar los presupuestos llegado el momento, ya que las enmiendas de los grupos que integran el Consell "no conllevan una subida generalizada de impuestos". 

Habrá que esperar a ver qué posición adopta el grupo que dirige Cantó, pero por el momento mantienen su intención de seguir negociando para introducir partidas en las cuentas. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email