GRUPO PLAZA

propietarios también de la firma emuca

Los dueños de la farmacia valenciana Boix montan una sociedad de capital riesgo: Hyle Invest

16/01/2022 - 

VALÈNCIA. Los dueños de la conocida farmacia valenciana Boix han montado una sociedad de capital riesgo bautizada con el nombre de Hyle Invest, que está a punto de recibir el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). De momento, según ha podido saber este diario, ya cuenta con el pertinente código ISIN (ES0146646007), otorgado por la de la Agencia Nacional de Codificación de Valores (ANCV), integrada dentro del organismo supervisor. O lo que es lo mismo: una referencia internacional imprescindible para ser utilizado en los mercados de capitales de todo el mundo y, de este modo, poder acceder a ellos.

El pasado 10 de diciembre, la familia Boix cambió la denominación de Hyle Invest SA -mercantil constituida el pasado 30 de abril- a Hyle Invest SCR, que está domiciliada en la valenciana avenida Blasco Ibáñez y cuyo capital social resultante suscrito es el mínimo de 1,2 millones de euros para este tipo de vehículos financieros tan de moda de un tiempo a esta parte.

Al frente de esta sociedad figura María del Carmen Boix Ruiz y la consejera delegada es María Palop Boix. Por su parte, la gestora de esta sociedad de capital riesgo corresponde a Arcano Capital, mientras que la depositaría la ejerce Bankinter. Asimismo el auditor es PriceWaterhouseCoopers (PWC). Conviene recordar que la familia Boix también son los dueños de Emuca -a través de PalBox Holding-, fabricante de herrajes para mobiliarios.

Alternativa a las sicavs

El objeto social de esta Hyle Invest -como la de todas estas sociedades- no es otro que la toma de participaciones temporales en el capital de empresas de naturaleza no inmobiliaria ni financiera que, en el momento de la toma de participación, no coticen en el primer mercado de las bolsas de valores o en cualquier otro mercado regulado equivalente de la Unión Europea o del resto de países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) .

Las sociedades de capital riesgo se han convertido en una alternativa a las sicavs, tal y como viene publicando este diario y dieron cuenta los diez financieros en el panel publicado por Valencia Plaza el pasado 3 de enero. Y más tras los nuevos requisitos que entraron en vigor el dos días antes, que han endurecido las sociedades de inversión de capital variable como, por ejemplo, una inversión mínima de 2.500 euros -o 12.500 euros en el caso de una sicav por compartimentos- para contabilizarlas dentro del mínimo de cien participantes necesario para tributar al 1% en el Impuesto sobre Sociedades.

De ahí que en los últimos meses familias de la Comunitat Valenciana como los Martinavarro Ferrer (Tagowind), los Lladró Roig (Cuarzo Investments) y los Soliveres (Cerbero Capital) o fuera de la autonomía como los Cantarero (Alambique Inversiones), por citar algunos nombres, estén optando por esta figura financiera para canalizar sus inversiones, tal y como ha venido contando Valencia Plaza.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email