Top doce

La Salita

Begoña Rodrigo

En la nueva Salita las plantas caen del techo y el cielo se posa lento sobre los huéspedes en esa terraza que es, desde ya, uno de los patios más bonitos de España. Qué bonita es la nueva casa de Begoña Rodrigo

Quince años (¡quince años!) ha cumplido La Salita este año y se dice pronto; quince años de compromiso absoluto con un cliente fiel como pocos. Precisamente, esta es una de las claves de la historia de Begoña Rodrigo pues, pese a todas sus aventuras, proyectos y viajes, siempre ha construido desde una premisa fundamental: hacer feliz al feligrés y priorizar su bienestar sobre cualquier otra coartada.

Quince años y, sin duda, en su mejor momento tras el traslado a pleno centro de Ruzafa, en concreto a ese casoplón que todos hemos visto alguna vez en nuestra vida porque forma parte del ecosistema visual valenciano, esa casa colonial del s. XVIII en Pere III el Gran con la que inaugura una etapa que, no me cabe duda, será gloriosa. Y es que estamos cansados de insistir en la importancia que tiene el contexto (el espacio, la luz, las vistas…) pero es verdad: un espacio a la altura de la propuesta gastronómica (y este sin duda lo es, obra de la interiorista Silvia Bellot) lo cambia todo porque mejora cada detalle y llega hasta transformar las percepciones —es como el amor, todo sabe mejor—.

Las horas pasan sin prisa bajo los cipreses y pedimos otro cóctel (porque La Salita es desde ya uno de los restaurantes de València donde mejor se bebe) y recordamos aquel poema de Antonio Lucas: «donde alguien piensa en ti / y da tregua a tu destino sin saberlo». Y es alucinante ver caer la tarde al son de una cocina magistral, elegante y profundamente arraigada en su entorno. Seis menús —ojo, también hay uno vegetariano— de diferentes longitudes, pero todos ellos instalados en los mimbres del territorio, el sabor y la huerta de proximidad: algas y sepia valenciana, gamba roja de Dénia a la sal, lenteja de aceite y all i pebre, o ese suquet de bogavante inolvidable.

Qué más decir, que es momento de volver a La Salita, de disfrutar de una propuesta única, una mujer de verdad y la hospitalidad de un equipo que ya es una familia: Sergio, Miguel, Jesús, Nerea, Pedro, César, Alessio, Denys, Reyes, Ismael, David, Carlos, Miriam, Hernán, Javier, Marta, Lorena, Raúl y Tamara. Y Begoña Rodrigo. 



¿Qué puedo encontrar?

  • Creativa

  • Vinos

  • Menú

¿Qué pido?

Rendirse al menú Espolín, en el que Begoña lo da todo