Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

desconfianza en la coalición valencianista hacia el pspv

Saltan las alarmas en Compromís por el pacto global de Puig y su coqueteo con Ciudadanos

28/04/2020 - 

VALÈNCIA. Días atrás, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, comparecía en Les Corts en la primera sesión de la diputación permanente de la cámara desde que estallara el coronavirus con una propuesta de "pacto valenciano" con el resto de formaciones para hacer frente de la crisis.

Una iniciativa que ha causado desconfianza e incluso cierto malestar en Compromís, su socio principal en el Pacto del Botánico. "Ya tenemos un acuerdo, el que firmamos en 2019", comentaban fuentes de la coalición valencianista a este diario cuando se les preguntó por esta propuesta.

Un comentario que esconde otras cábalas en la formación compuesta por Bloc, Iniciativa y VerdsEquo cuya cabeza visible es Mónica Oltra. El problema no es que Puig busque la aprobación y el consenso de la oposición en las medidas para salir de la pandemia, sino de qué se está hablando exactamente cuando el presidente de la Generalitat lanza al aire ese tipo de proclama.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, durante la diputación permanente de Les Corts la pasada semana. Foto: INMA CABALLER

La propia secretaria general del Bloc y coportavoz de Compromís, Àgueda Micó, dejó algunas claves sobre esta cuestión el pasado fin de semana en un artículo de opinión publicado en eldiario.es. Un texto repleto de mensajes -algunos encriptados y otros más bien directos- hacia el PSPV de Puig de los que se desprende que la coalición valencianista no tiene en mente permitir que el presidente de la Generalitat, si sale de la 'línea botánica', domine la escena a su libre albedrío tal y como viene haciendo durante estos momentos de lucha contra la pandemia.

"Lo realmente importante es dónde queremos llegar y cómo queremos hacerlo, no los kilos de titulares de prensa que llenemos lo las fotos que nos podamos hacer hablando de pactos", escribía Micó, quien recordaba en su artículo cómo en la última gran crisis económica PP y PSOE pactaron en 2011 la reforma del artículo 135 de la Constitución para "pagar la deuda a los bancos".

Un dardo, especialmente a la formación socialista -Pedro Sánchez también ha estado esgrimiendo recuperar los Pactos de la Moncloa en las últimas semanas-, que la coportavoz de Compromís complementaba con sus recetas para salir de la crisis y con otro recado a Puig: "Hemos de estar alerta a las manos tendidas que escondan cartas en la manga. Y la mejor manera de hacerlo es dejar hacer apelaciones genéricas -o tramposas- al acuerdo y comenzar a hablar de objetivos y hojas de ruta para conseguirlo".

La secretaria general del Bloc y coportavoz de Compromís, Àgueda Micó. Foto: KIKE TABERNER

Pero el mensaje de Micó no ha sido el único desde Compromís. El pasado viernes, Mónica Oltra, preguntada por la posibilidad de mantener las concesiones sanitarias debido al coronavirus, admitió que muchas cuestiones podrían estar en duda por la pandemia, aunque se preocupó de recalcar: "No hay una decisión tomada más allá de un pacto de gobierno, el del Botànic, que dice claramente cuáles son las líneas de actuación. Esa es la hoja de ruta, sigue estando ahí y no hay cambios", zanjó.

Unas posiciones en la coalición valencianistas que parecen dirigidas a advertir al PSPV de Puig que no está dispuesto a que con la excusa de la crisis sanitaria comiencen a tomarse medidas que vayan contra, ya no solo el propio Pacto del Botánico, sino también de los principios políticos de Compromís. En este sentido, desde la coalición observan con atención los acercamientos de Puig con la patronal y, en el ámbito político, sus coqueteos con Ciudadanos.

El síndic de Ciudadanos en Les Corts, Toni Cantó, la pasada semana. Foto: INMA CABALLER/CORTS

Y es que el pacto, en plena crisis sanitarias, alumbrado para que el PSPV integre en el gobierno local de Torrent a la formación naranja -dejando de lado a Compromís- también ha escocido y mucho en el partido valencianista. Más aún, cuando esta parece una primera aproximación a otra posibilidad de todavía mayor calado en la provincia de Alicante, donde el PP ostenta la Diputación de Alicante y la Alcaldía pero sólo gracias al apoyo de Ciudadanos. Un escenario que, si prospera un acercamiento entre PSPV y Cs podría cambiar.

Una opción, la de sacar al PP de estas instituciones que Compromís, en sí, no rechaza, pero que le preocupa respecto a las políticas que Ciudadanos trate de condicionar por estas alianzas y que termine por resquebrajar los lazos del Botànic II.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email