X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista al presidente

Juan Carlos Ureta (Renta 4): "Hay que trabajar con la volatilidad porque es el amigo del inversor"

16/06/2019 - 

VALÈNCIA. Juan Carlos Ureta, fundador y presidente de Renta 4 Banco, volvió a dejarse ver por la 'city' valenciana, tal y como sucede por estas fechas todos los años, con motivo de su tradicional encuentro con clientes del cada vez más potente grupo financiero independiente y, de paso, ofrecerles una interesante conferencia. En esta ocasión llevó por título 'Crear valor en un mundo en transformación: Perspectivas de la economía y de los mercados financieros en 2019'.

El reputado financiero analizó los dos grandes procesos en la economía actual como son el  expansivo -impulsado por la nueva oleada tecnológica y las clases medias emergentes-, y el contractivo -por agotamiento del modelo de crecimiento basado en la acumulación y monetización de deuda-. Y es que los bancos centrales, que siguen marcando la pauta de los mercados financieros, han sido muy eficaces a la hora de estabilizar la economía y evitar una Gran Depresión; sin embargo son menos eficaces a la hora de generar crecimiento económico duradero y sostenible. 

Juan Carlos Ureta atendió amablemente a este diario horas antes de su conferencia en las instalaciones de Renta 4 Banco en València, que cumple el mes que viene 30 años en la plaza financiera local, dirigidas por Juan Espinós. A continuación la charla mantenida con el fundador y presidente del único banco especializado en la gestión patrimonial cotizando en la bolsa española.

-¿De qué salud goza Renta 4 Banco?
-Yo creo que buena. Desde que nacimos en 1986 hemos vivido muchos periodos, desde situaciones de bonanza hasta de crisis por no hablar de la transformación que sufre el sector. Los 33 años que llevamos operativos han coincidido con el periodo de mayor innovación financiera de la historia en el sector. Nacimos con el famoso 'Big Bang' de la bolsa londinense y actualmente estamos en una revolución digital sino que conecta con el estilo de vida y con el gran fenómeno como la popularización de la inversión. En los años ochenta invertir era cosa de pocos y hoy es cosa de todos porque no invertir cuesta dinero. A lo largo de los 30 últimos años Renta 4 ha pasado por tantas transformaciones que hemos demostrado que tenemos un buen ADN para soportarlas. 

-¿Y qué esperan para este 2019? 
Pues pensamos que no es el año de ganar dinero, que lo haremos, sino de prepararnos para los próximos 10/15 años porque si la actividad en el sector ha cambiado todavía lo va a hacer mucho más.


-¿Cómo va la oficina valenciana dirigida por Juan Espinós que en julio cumple 30 años?
-Para nosotros siempre ha sido una oficina líder no solo en la Comunitat Valenciana, dado que tiene responsabilidades sobre Baleares lo que indica que valoramos mucho lo que ha hecho Renta 4 València. Esta oficina no solo es líder en números sino también en transformación cualitativa, de adelantarse a las cosas. Queremos dirigirnos mucho a las empresas en general y a la empresa familiar en particular, ayudándoles no solo en la gestión de carteras sino en la estructuración de balances, sucesión, valoraciones, operaciones de crecimiento vía adquisiciones... Estamos ayudando a muchas empresas valencianas y queremos llegar a más.

-¿Sinceramente pensaba que iban a estar tanto tiempo en la ‘city’ valenciana y convertirse en una entidad de referencia?
-Era nuestra ilusión y nuestro objetivo. Somos una compañía a largo plazo y empezamos modesta y humildemente pero con grandes ambiciones de ser en València una entidad de referencia a nivel cualitativo, ayudando tanto al mundo empresarial como a los ahorradores. Esa era la ambición que teníamos con València -y con todas las oficinas que abrimos en España-. Estamos muy contentos y más después de implementar la digitalización pero pensamos que todavía tenemos mucho recorrido por hacer.

-‘Crear valor en un mundo en transformación’ reza la ponencia que va a impartir en València, ¿cómo se puede crear valor en esta tesitura?
-Me gusta vender el actual entorno económico como el de una economía de alta transformación y bajo crecimiento porque es lo que mejor lo describe. ¿Cómo se crea valor? Invirtiendo y para eso estamos yendo mucho al mundo de la empresa bajo un concepto bastante novedoso y es que cuando uno contempla la inversión lo venía haciendo a través del 'asset allocation' (asignación de activos) tanto en renta variable como en renta fija; pero hoy en día es riesgo y liquidez y en este nuevo 'asset allocation' nos volcamos a través de la innovación y la utilidad, es decir, que se invierta en algo que sea útil y tenga capacidad de innovación y eso lo tienen las empresas. 

-¿Y cómo desarrollan ese nuevo modelo de 'asset allocation'?
-Para ello seleccionamos una serie de compañías que tengan en cuenta la longevidad, las clases medias emergentes y la transformación digital. Cuando acontecieron las fuertes caídas de finales del pasado año, muchos se lanzaron a vender pese a que empresas como Fresenius, Airbus, Volkswagen e Iberdrola, por poner cuatro ejemplos, estaban tiradas de precio. Hay que trabajar con la volatilidad porque es el amigo del inversor y no el enemigo. Nuestro modelo 'asset allocation' pasa por mirar la liquidez y el riesgo.


-Desde su dilatada experiencia en los mercados, ¿cómo los está viendo en pleno cambio de política monetaria donde de subir tipos hemos pasado a ver como países como Australia, India y Nueva Zelanda ya los han subido?
-Eso denota que la política monetaria de los bancos centrales se ha metido bucle y les va a resultar difícil salir como dijimos el año pasado. La política monetaria es algo muy complicado, pero no es bueno que los bancos centrales no puedan salir de ese bucle porque nos conduce a una 'japonización' global.

-¿Tan mal está la economía mundial para este drástico cambio?
-Yo creo que no. Los políticos y los gobernantes se han acostumbrado a que no haya ciclos, a que no haya recesiones y eso va contra la naturaleza de las cosas. A Donald Trump le da pánico que haya una recesión en Estados Unidos y por eso está forzando a la FED a que tome medidas. ¿Es tan mala una recesión? Yo creo que no. La economía mundial no está tan mal porque crecer al 3% está muy bien y si viene un parón de dos trimestres no pasa nada grave.

-¿Cómo ve el fenómeno fintech y el open banking?
-El open banking es un tema que viene de lejos. En nuestra industria sabemos que estamos en una banca abierta donde las entidades financieras somos competidoras pero también colaboramos. De hecho en Renta 4 tenemos una arquitectura abierta y de lo que se trata es competir con la calidad de servicios como hacemos en beneficio de los usuarios.


-¿Y las fintech?
-Se trata de una innovación positiva, lo que sucede es que el modelo no busca llegar a ser un player sino de innovación a través de rondas y luego venderlas. En el fondo es sacudir el entorno competitivo. Las fintech están muy bien a la hora de los pagos y crobros, los servicios robotizables... pero otra cosa bien distinta es la gestión de patrimonios que siempre va a tener un componente humano. Al final las fintech son creadoras de dinámicas positivas pero la industria establecida acaba reaccionando.

-La ‘batalla’ que mantienen Estados Unidos y China es ¿una guerra comercial, una guerra de divisas o una guerra hegemónica?
-Una 'guerra' por el liderazgo global que viene de atrás y que no es nada bueno. Trump ha optado por una política de aranceles que no tiene mucho recorrido, así como por una 'guerra tecnológica' que aunque puede tener toda la razón la forma de cómo lo está llevando no es francamente muy tranquilizadora.

-Por último, el año pasado por estas fechas me decía que "El Brexit es un tema que no va a traer buenas consecuencias ni para los británicos ni para los europeos". Doce meses después Reino Unido todavía no se ha ‘desenchufado’ de la UE y como mínimo no lo hará hasta octubre de este año, mientras se ha llevado por delante a la premier May, ¿cómo lo ve?
-No me sorprendería que lo volvieran a prorrogar porque es muy difícil llegar a un acuerdo entre las dos partes en tan poco tiempo. Si hubiera un 'Brexit duro' generaría malas consecuencias para todos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email