GRUPO PLAZA

entrevista al director general para iberia y américa latina

Ralph Elder (BNY Mellon IM): "Seguir los criterios ASG es necesario para la supervivencia"

Foto: BNY Mellon
25/04/2022 - 

VALÈNCIA. Ralph Elder acaba de cumplir su primer año al frente de BNY Mellon Investment Management en España, Portugal y América Latina tras el ascenso de su compañero y amigo Sasha Evers como responsable de distribución retail para Europa. Juntos abrieron en Madrid en 2001 la oficina española de la gestora de instituciones de inversión colectiva del mayor banco custodio del mundo (BNY Mellon).

BNY Mellon IM reúne las capacidades, conocimientos y experiencia especializados de ocho gestoras de talla mundial: Alcentra, ARX Investimentos, Dreyfus, Insight Investment, Mellon, Newton, Siguler Guff y Walter Scott. Cada una de ellas con filosofía de inversión propia, procesos únicos establecidos y líderes reconocidos en su sector.

Elder estuvo hace unas fechas por València y este diario no dejó pasar la oportunidad de hablar con este reputado financiero, con más de dos décadas en la firma estadounidense. A continuación, la charla mantenida con el director general de BNY Mellon IM tras atender amablemente la llamada de este diario:

-En primer lugar, ¿a qué se debe su reciente paso por València?
-Venimos a València porque aquí arranca un roadshow con los profesionales del sector donde hablaremos de los factores de riesgo para los mercados, las clases de activo, áreas de mercado a tener en cuenta y de las soluciones de inversión que pueden ser interesantes en este contexto. 

-¿Qué balance hace de su primer año al frente de BNY Mellon IM en España?
-Bueno, yo creo que este primer año ha sido una evolución, no una revolución. Al final he estado más de 20 años trabajando con Sasha Evers, el antiguo director general, que promocionó a responsable de distribución retail en Europa. Los dos montamos la oficina de España y hemos pasado por mucho. Así que ha sido como continuar con su legado, sólo que me han tocado los tiempos del teletrabajo por la pandemia y con los consiguientes cambios en el equipo. Pero lo que funciona no merece la pena cambiarlo. Ahora tenemos un equipo renovado, con la energía que aportan los nuevos compañeros y la ilusión que hace volver a encontrarnos con clientes y organizar eventos como este en persona.


-Lleva más de dos décadas trabajando en esta prestigiosa gestora, ¿fue un 'amor a primera vista'?
-Más que amor a primera vista ha sido amor por España. Me crie con La Clave y Espinete en Mallorca en los años 80 y mi hispanofilia se mantuvo desde entonces. Cuando BNY Mellon Investment Management me ofreció venir a trabajar aquí no dude en aceptar. La verdad es que fue una suerte porque este sector me apasiona y esta entidad en particular me tiene enganchado. El hecho de que sea una gestora con múltiples gestoras especialistas hace que me mantenga interesado y despierto. Estoy aprendiendo constantemente.

-Ahora que no nos escucha Sasha Evers, ¿le ha dejado el listón muy alto?
-Como he comentado anteriormente, Sasha y yo abrimos la oficina juntos en 2001 por lo tanto podríamos decir que me ha moldeado a su imagen, aunque me gustaría pensar que he añadido un toque escocés. Por lo demás cuento con un equipo que hace todo posible y yo creo que el engranaje sigue funcionando.

"La hoja de ruta que me he marcado es evolución, no revolución. Si las cosas funcionan muy bien lo que hay que hacer es adaptar el éxito al modelo actual"

-¿Qué hoja de ruta se ha marcado?
-Evolución, no revolución. Si las cosas funcionan muy bien lo que hay que hacer es adaptar el éxito al modelo actual. Está claro que al entrar en un equipo de tanta experiencia no hacen falta cambios radicales sino poco a poco añadir mi propio toque. Aún así es cierto que estamos en un entorno diferente que nos obliga a innovar rápidamente y adaptarnos a los cambios con agilidad. Estamos convencidos que la forma de trabajar ha cambiado tras la covid-19. Por un lado, a nivel interno con una mayor flexibilidad para teletrabajar; y, por otro, por los propios eventos que también han cambiado. Las nuevas tecnologías nos han demostrado su utilidad y ahora hay que integrarlo en lo que conocemos de antes.

-¿En qué números se mueve BNY Mellon Investment Management a nivel mundial en general y en España en particular (oficinas, empleados, patrimonio bajo gestión, clientes…)?
-En España somos un equipo ágil de nueve personas: tres ventas, atención al cliente, dos de marketing y otra persona de comunicación, más la office manager. Desde aquí llevamos la comunicación de España, Portugal y apoyamos al equipo que tenemos en Latinoamérica. Los activos bajo gestión no los tenemos desglosados por países, pero sí puedo decir que BNY Mellon Investment Management cuenta con 1,8 billones de euros de activos bajo gestión. Cifra que alcanzamos sumando los fondos de nuestra gama que gestionan nuestras gestoras especialistas que, hoy por hoy, son ocho. En España los fondos más vendidos son gestionados por Newton, Insight y Walter Scott. Todas esas gestoras son al 100% de BNY Mellon Investment Management.

Foto: BNY Mellon
-¿En qué clase de activos financieros encuentra recorrido al alza en estos tiempos tan volátiles?
-Si me llegas a preguntar esto hace tres meses igual la respuesta habría sido diferente, pero el mundo en el que vivimos hoy es muy diferente al de 2021. Ahora mismo seguimos viendo interés en nuestros buques insignia, como es el caso del BNY Mellon Global Real Return (EUR) pero también tienen mucho tirón los temáticos. En particular ha llamado la atención el único UCITS de gestión activa centrado en la tecnología blockchain. Es un fondo de nuestra gestora Newton, el BNY Mellon Blockchain Innovation Fund. Por otro lado, lo que hemos visto últimamente es mucho más interés en ideas de dividendos para defender las carteras de la volatilidad actual. Aquí hablamos del BNY Mellon Global Equity Income Fund.

-Invertir siguiendo criterios ambientales, sostenibles y de gobierno corporativo (ASG/ESG), ¿Es una moda pasajera o algo más?
-Está claro que con todo el tiempo de análisis y el dinero invertido en cambiar modelos de gestión no va a ser una moda pasajera. Además, no es nuevo. Los criterios ASG llevan dentro del análisis de empresas desde hace mucho tiempo, aunque quizás se ha vinculado últimamente a la protección del planeta a través de ideas más sostenibles y relacionadas con el clima. Seguir dichos criterios son necesarios para la supervivencia y, por lo tanto, cada vez será más normal que formen una parte importante de la gestión.

"La clave es la flexibilidad, la diversificación y preparar en la medida que sea posible las carteras para sorpresas inesperadas"

-¿Por qué de un tiempo a esta parte en España están cobrando protagonismo los fondos de impacto?
-No sólo en España, la evolución de la gestión sostenible está llevando a las empresas a dar un paso más allá. Cada vez priorizan más este tipo de variables en el análisis y la inversión. Nosotros hemos visto en España ese interés a través de nuestros nuevos lanzamientos de producto; el último ha sido el Responsible Horizons Euro Corporate Bond Fund, que ha salido este año.

-¿Cómo ve un patio financiero condicionado por la invasión rusa sobre territorio ucraniano?
-Hay que reconocer que no somos expertos geopolíticos, no hay una bola de cristal. Nos concentramos en intentar preparar las carteras con la información que tenemos, aún sin tener claro si el conflicto se extenderá más o menos en el tiempo y que impacto va a tener sobre la economía mundial. La clave es la flexibilidad, la diversificación y preparar en la medida que sea posible las carteras para sorpresas inesperadas.


-La FED ya ha iniciado empezado a endurecer su política monetaria, ¿cuándo seguirá los pasos el BCE y subirá los tipos de interés?
-Hay una diferencia entre Estados Unidos y Europa porque el Viejo Continente está más expuesto a las sanciones por la guerra en Ucrania. El efecto en el consumo y en las empresas se nota igual un poco más. La inflación sigue estando ahí. El caso de Estados Unidos es otro: están más enfocados en controlar la inflación. Les preocupa menos una bajada de crecimiento en el corto plazo mientras que Europa está más expuesta a los efectos secundarios del conflicto y, sinceramente, es más difícil predecir la hoja de ruta de Europa. También están diciendo todos que lo que ha incrementado con la situación actual es el potencial de un error de política monetaria, cosa que estamos vigilando muy de cerca. Si ya era una situación difícil de gestionar para los bancos centrales, ahora es mucho más.

-¿Dónde se va a frenar la escalada inflacionista? ¿Lo ve como un problema coyuntural o estructural?
-Puedes hablar de las dos cosas. De nuevo, no hay una bola de cristal. El paso de la inflación tiene factores coyunturales que parecía que ya se estaban arreglando, como la cadena de suministros, pero hay otros costes más permanentes como la necesidad de las empresas de ir a 'carbón cero'. Es bueno para el planeta pero tiene un coste añadido para las empresas. Dependerá mucho de los siguientes meses. 

"Nuestra mejor apuesta es que vamos a terminar en una situación de inflación más baja de los picos habituales, pero más altas de lo anterior"

-Y claro sin olvidar la crisis pandémica y otros factores...
-Tendremos que ver qué pasa con la covid-19, si está ya controlada o no, que China está viéndose afectada de nuevo... No sabemos si aún quedan sustos, y la geopolítica también nos tiene que dar más pistas. En este entorno tan impredecible que incluye cambios importantes en el trasfondo económico a largo plazo es muy difícil desgranar como se va a expresar la inflación. Sólo podemos vigilar el entorno para estar preparado. Nuestra mejor apuesta es que vamos a terminar en una situación de inflación más baja de los picos habituales, pero más altas de lo anterior.

-¿Qué opina de la inversión en criptomonedas?
-Nosotros preferimos pensar en la tecnología subyacente que garantiza la autenticidad a través de un registro digital que es la tecnología blockchain. No nos limitamos sólo a las criptodivisas -un fondo UCITS no puede invertir en criptomonedas- sino a lo que muchos analistas piensan que va a ser tan revolucionario como fue internet en su momento. Enfocamos esto a través del BNY Mellon Blockchain Innovation Fund donde el ecosistema de criptomonedas es sólo una parte de la gestión del fondo porque hay muchas más ideas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme