X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

desayunos vp

PhotoCityTex, el tejido valenciano que mejora la calidad del aire con el impulso de fondos europeos

7/06/2017 - 

VALÈNCIA. Tú no lo sabes -hasta dentro de unas líneas-, pero es posible que caminando por determinadas calles de Quart de Poblet (València) el aire que respiras sea mucho más puro que en el resto del municipio. No, no es que se haya limitado el paso de vehículo, es que existen unos textiles que, aunque nadie lo perciba, están descontaminando su entorno más próximo. Este es el proyecto que desarrolla PhotoCityTex, investigación que ha implantado a modo de prueba textiles depuradores en el colegio público Ramón Laporta y el paso inferior de la avenida 9 d’Octubre.

Así lo explicaron investigadoras este martes en un desayuno organizado por Valencia Plaza en el Hotel Alameda Palace al que asistieron Myriam Fernández, directora general de Financiación y Fondos Europeos, Daría Terrádez, directora general de Relaciones con Unión Europea, Txema Pelaez, presidente de la Mancomunidad de la Ribera Alta y alcalde de Sumacarcer, María Ángeles Bonet Aracil, profesora titular en la Universidad Politécnica de Valencia y representante de AEQCT  y de la EPSA de la UPV y  José Vicente Miró, subdirector General de Cambio Climático y Calidad Ambiental. 

También Vicent Yusa, subdirector general de Seguridad Alimentaria y Laboratorios de Salud Pública,  Adoración Carratala, profesora Titular del Departamento de Ingeniería Química, en el área de conocimiento de Tecnología del Medio Ambiente de la UA, Eduardo Fages, responsable G.I. de Materiales y Sostenibilidad del Instituto Tecnológico Textil  Aitex, Amalia Muñoz, investigadora senior de la fundación CEAM y coordinadora del proyecto Photocitytex, Mila Ródenas, investigadora del proyecto, Mónica Vázquez, project Manager de Proyectos Internacionales en el Área de Investigación en Vacunas de Fisabio y Bartolomé Nofuentes, concejal de Hacienda, Sostenibilidad, Recursos Humanos y Seguridad Ciudadana.

Este proyecto, que coordina y lidera el Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM), se enmarca dentro del programa de la Unión Europea LIFE + y ha convertido a Quart en el primer municipio de toda Europa en instalar toldos anticontaminación. Amalia Muñoz, coordinadora del proyecto,señaló que la investigación ha contado con más de un millón de euros de presupuesto cofinanciado por la UE. “Alrededor de un 54% de las personas viven en núcleos urbanos, que es donde más contaminación hay”, explicaba. Aunque lo principal sería ir directamente a eliminar los focos de emisión, ¿qué hacemos una vez se ha producido? 

Este proceso, que se realiza con tecnología catalítica, permite transformar los compuestos contaminantes en compuestos inocuos. Se elige el textil al ser un elemento poco invasivo para la ciudad, estar ya integrado y permitir una aplicación competitiva. Desde pancartas a toldos de establecimientos, existen decenas de opciones para implementar esta fórmula de una forma competitiva. 

En el proyecto también participan la Asociación de Investigación de la Industria Textil (Aitex) y dos instituciones italianas, Legambiente y Next Technology Tecnotessile (NTT). “Nosotros no teníamos conocimientos sobre catálisis, nos pusimos en contacto con otro instituto tecnológico italiano que tenía una patente en el tema y conocimiento en tecnología textil. Como necesitábamos hacer una demostración en entorno real elegimos Quart para hacer la medición antes y después”. 

En el rango corto, es decir, alrededor del toldo o tela, la contaminación puede llegar a reducirse hasta un 50% en los mejores casos. “Se aplica en formato polvo y la escalabilidad queda asegurada. Estamos en contacto con dos empresas, un fabricante de toldos y otra de tejidos. Cuando terminemos el proyecto haremos transferencia tecnológica”, señalaba Fages de Aitex, quien explicaba que la tela se limpia con agua para eliminar la contaminación - incluso lluvia- y luego se vuelve a aplicar el producto. 

“Lo bueno de esta tecnología es que el producto es desarrollado para que cualquier empresa lo pueda utilizar y no se contamina en el proceso de fabricación, ya que los textiles son productos convencionales que cualquier empresa del sector está utilizando”, destacaba MªÁngeles Bonet, de la UPV. De hecho, incluso una diseñadora se ha interesado por realizar ropa laboral con este tipo de tejidos. José Vicente Miró, subdirector General de Cambio Climático, señalaba que la contaminación mata y provoca 300.000 muertes prematuras. “Los tubos de escape matan a más gente que los accidentes de tráfico”, aseguraba. 

Los fondos europeos, un recurso para innovar

Bartolomé Nofuentes, concejal de Hacienda, Sostenibilidad, Recursos Humanos y Seguridad Ciudadana, ponía en valor los fondos europeos tanto para los municipios como para las empresas. “Es una oportunidad y comunicar los proyectos europeos es vital para dar a conocer que es una opción inteligente para los partners tecnológicos”, destacaba. “En este año y medio hemos conseguido despertar el gusanillo en la administración más local pero debemos tener más agentes formados para aprovechar estas oportunidades.”.

Vázquez, de Fisabio, destacó que España ya ha agotado las ayudas de Life gracias a ser una convocatoria muy apropiada para resolver problemas que se dan en el país. “La Unión Europea analiza los proyectos, extrae conclusiones e incorpora recomendaciones nacionales y aportará unas prioridades de inversión con tecnologías que reduzcan los indicadores”, apuntaba Myriam Fernández, directora general de Financiación y Fondos Europeos. “España e Italia hemos consumido la cuota pero podemos ir de la mano de socios franceses y portugueses. Esto nos demuestra que en estos países no hay un sector innovador en este ámbito”.

Txema Pelaez, presidente de la Mancomunidad de la Ribera Alta y alcalde de Sumacarcer, destacaba que todos los departamentos de la mancomunidad están colaborando con proyectos europeos, con cifras de más de 40 proyectos desde hace 17 años. "Es muy importante que el territorio vea el interés que hay en este tipo de fondos. Son desconocidos para los municipios y el tema quedaba abstracto pero hay dinámicas que son fáciles si se saben para qué son estos proyectos”, reconocía. “Europa ayuda a dinamizar territorios y a afrontar problemas comunes”.

Nofuentes destacaba las posibilidades que ofrecen los tejidos de PhotoCityTex, desde pedirle a las cerveceras que lo incluyan en sus sombrillas hasta hacer exenciones a quienes lo utilicen. “Hay que incorporar a todos los agentes". 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email